Leer es sexy según @jorgeletralia



Una encuesta realizada en Gran Bretaña e Irlanda para la marca World Book Day (que impulsa actividades para el Día del Libro en aquellos bretones lares) determinó que al menos dos tercios de los lectores mienten sobre los libros que han leído. Dicho de otro modo: la gente alardea de haber leído libros que en su vida han ojeado siquiera. El libro preferido por estos embusteros culturales es 1984, de George Orwell. Le siguen La guerra y la paz, de León Tolstoi; Ulises, de James Joyce, y Una breve historia del tiempo, de Stephen Hawking, entre otros.
Pero lo interesante no es que se mienta sobre lo que se lee, sino las razones por las cuales la gente lo hace:

Los resultados dan una idea de hasta dónde pueden llegar las personas para lucir inteligentes y cultos, según acota Jonathan Douglas, director del National Literacy Trust, quien concluyó que todo se reduce al sexo.
“Nuestro estudio sugiere que la razón por la que la gente miente sobre esto es para lucir sexualmente más atractivo”, dijo. “A las personas les gusta ser vistos como lectores. Esto los hace lucir bien”.
“Dicen estar preparados para mentir sobre sus lecturas con el objetivo de impresionar a otras personas, especialmente cuando éstas son potenciales parejas”. Quienes mienten sobre sus lecturas lo hacen bajo la presunción de que el objeto de sus desvelos tampoco ha leído el libro, agregó.
Douglas previene, sin embargo, sobre el alto riesgo que conlleva esta estrategia: “Si la persona con la que sales aparece de pronto con alguna oscura cita de Proust, estarás en un problema”.
Bien, ya lo dijo House: People lies. Así que nada nuevo bajo el sol. Me pregunto qué será peor: que le mientan a uno sobre supuestas lecturas o que se vayan en plan sinceridad y estropeen la velada mencionando a Coelho.
Por cierto, ¿quiénes de ustedes admitirían haber mentido sobre los libros que supuestamente han leído, como estrategia de flirteo?

1 comentario

Entradas populares