Día Internacional del Libro se celebra en Venezuela con pocas novedades

 
La situación en torno al libro importado en Venezuela no parece mejorar: mientras el mundo celebrará el viernes 23 el Día Internacional del Libro, en el país el festejo se ciñe a cómo se traen estos insumos culturales, para los que se dispuso un tipo de cambio a 2,60 bolívares por dólar, pero con las trabas que implican obtener el dinero por parte de Cadivi. 
Para Yolanda de Fernández y José Farrés, presidenta y directivo respectivos de la Cámara Venezolana del Libro (Cavelibro), lo peor de la situación radica en que el libro no ha sido regresado al rubro uno, de los bienes prioritarios. 
"Seguimos con la misma problemática -resalta Fernández- desde marzo de 2008, con la obligación de presentar el certificado de no producción para poder tener los dólares". 
Antes de la fecha señalada se solicitaban directamente las divisas a Cadivi, pero, rememora Fernández, "se hicieron importaciones con el código asignado al libro y que no correspondían a ese bien; pero no nos pueden castigar a los libreros ni a los editores por una mala praxis de otros". 
Ambos directivos comentan que para la entrega de los dólares deben tramitar primero el certificado de no producción, que tarda mes y medio. Después se lleva a Cadivi, que son unos veinte días más y luego hay que esperar 60 días más para introducir un nuevo certificado de no producción. Luego, cada empresario del libro solo hace dos importaciones al año: "¿Te imaginas la cantidad de novedades, tanto en literatura, libros técnicos, ensayos que no podemos tener en Venezuela?", se pregunta Yolanda de Fernández. 
Farrés rememora por su parte la comisión, que incluyó al entonces presidente de la estatal Librerías del Sur, Pedro Pérez, y que se formó el 5 de marzo de 2009, para tratar de que los procesos de tramitación de divisas fuesen más expeditos, incluso tratar de regresar al rubro prioritario, pero "hasta ahora con pocos resultados. La verdad es que ninguno", confiesa el directivo. 
Consecuencia directa de la poca receptividad a la comisión es que "varias empresas de Cavelibro están en graves problemas porque han perdido los créditos en el exterior", asegura.


Publicar un comentario

Entradas populares