jueves, abril 30, 2009

Un precio reducido es un requisito indispensable para que los lectores de libros electrónicos consigan mayor cuota de mercado


by Sacha Fuentes
Un precio reducido es un requisito indispensable para que los lectores de libros electrónicos consigan mayor cuota de mercado. Y es que no mucha gente está dispuesta a gastarse casi 300 euros en un dispositivo así. Para conseguirlo, el BeBook Mini apuesta por una pantalla de menor tamaño de lo habitual.
Recordemos que el BeBook original es el mismo modelo que en España se distribuye como Papyre, por lo que las probabilidades de que este producto acabe llegando aquí son altas.
Su fabricante no ha ofrecido muchos detalles, apenas una foto del BeBook Mini en blanco y en negro, además de la confirmación de un procesador más veloz y de que su pantalla es de 5 pulgadas. Es pequeña, pero creo que más que suficiente para leer la gran mayoría de libros, haciéndolo más fácil de transportar.
El contenido se podrá cargar a través de tarjetas de memoria SD o bien directamente desde el ordenador mediante su puerto USB. Su precio, no confirmado oficialmente, sería de unos 200 euros. Todavía no es un coste óptimo, pero se va acercando bastante. Lo seguiremos con interés.
Vía Electronista.

miércoles, abril 29, 2009

INTERNET PRIORITARIA

Responde a la encuesta: ¿Y tú que gastos recortarías? http://twtpoll.com/r/rsq5mj
Lee las mejores notas sobre el tema publicadas en los blogs y entérate de que se debate en Aporrea sobre el decreto que califica el uso de Internet como gasto suntuario o superfluo:http://www.facebook.com/topic.php?topic=7526&uid=75726110138#/posted.php?id=75726110138
Y participa en la discusión sobre buenas prácticas en el uso de internet para el desarrollo, la investigación, la docencia y la extensión universitaria.http://www.facebook.com/topic.php?topic=7526&uid=75726110138#/topic.php?uid=75726110138&topic=7526
Posted by Picasa

martes, abril 28, 2009

Amazon compra la competencia en iTunes del Kindle para el iPhone

Por pablo

En una jugada que podríamos catalogar de estratégica, Amazon se compra a la empresa detrás del ereader Stanza, Lexcycle, o la que sería por defecto la principal competencia del Kindle para el iPhoneentre los lectores de ebooks dentro de la tienda iTunes.

kindle iphone stanza Amazon compra la competencia en iTunes del Kindle para el iPhone

Stanza tiene la gran virtud de contar con muchos acuerdos con editoriales y de haber publicado más de 100.000 libros y publicaciones periódicas en el formato Epub, un estándar ampliamente aceptado para los ebooks, cosa que el Kindle de Amazon todavía no tiene.

Vía Business Insider y Blog NYT

Web de Internet Prioritaria



Ya está online el pronunciamiento contra el decreto 6.649. En el site también está disponible una planilla para suscribir este pronunciamiento.


Internet Prioritaria reúne a personas de distintos países, áreas de conocimiento y tendencias políticas que coinciden en que el buen uso de Internet, junto a estrategias de apropiación social, contribuye al desarrollo de Venezuela y al óptimo uso de los recursos en las Instituciones Públicas.

Promovemos acciones que procuran la revisión en el Instructivo Presidencial para la Eliminación del Gasto Suntuario o Superfluo en el Sector Público Nacional, del 22 de marzo de 2009 decreto (6.649)en lo referente al uso de Internet y las plataformas tecnológicas que lo sustentan; así como la plena vigencia del decreto (825) , del 22 de mayo del año 2000, mediante el cual se declara el uso de Internet como política prioritaria para el desarrollo cultural, económico, social y político de la República Bolivariana de Venezuela.

Deseamos aportar ideas y experiencias para optimizar el uso de Internet en instituciones públicas, el ahorro y mejor aprovechamiento de recursos y el desarrollo de proyectos y actividades que contribuyan a la soberanía tecnológica de Venezuela.


 lee la documentación incluida en la página y, si estás de acuerdo, suscribe tu respaldo a esta causa, que se propone solicitar al Ejecutivo Nacional la descalificación del uso Internet en el sector público venezolano como servicio de gasto “suntuario o superfluo”, tal como aparece en el artículo 2 del decreto gubernamental # 6.649 del 24 de marzo de 2009.

Más info:

http://www.cca.ula.ve/internetprioritaria/

lunes, abril 27, 2009

Internet Prioritaria ...

Descripción:“Internet prioritaria” es un grupo integrado por ciudadanos venezolanos de diversas tendencias y posiciones políticas que coinciden en la creencia de que el uso con sentido y la apropiación social de la Internet constituye un instrumento de desarrollo social y que, por ello, promueve acciones que procuran la eliminación del término "suntuario o superfluo" que se le adjudica en el Instructivo Presidencial para la Eliminación del Gasto Suntuario o Superfluo en el Sector Público Nacional, publicado el miércoles 22 de marzo de 2009 (Decreto 6649)

http://www.tsj.gov.ve/gaceta/marzo/250309/250309-39146-7.html

El grupo aboga por la plena vigencia e impulso de Decreto 825 , promulgado el 22 de mayo del año 2000, mediante el cual se declara el uso de Internet como política prioritaria para el desarrollo cultural, económico, social y político de la República Bolivariana de Venezuela el cual reconoce el principio constitucional del artículo 110 que considera de interés público la ciencia, la tecnología, el conocimiento y los servicios de las tecnologías de la información, e impone a los organismos de la administración pública el uso de Internet con el fin de facilitar los trámites y el intercambio de información.

http://www.tsj.gov.ve/gaceta/mayo/220500/220500-36955-01.html


sábado, abril 25, 2009

Un Best-Seller desde un Windows Mobile

Por pablo
Algo que es exactamente en lo que piensan los fabricantes de celulares, cuando deciden ponerle un teclado QWERTY a un smartphone, es lo que ha hecho un escritor en Inglaterra: escribió una novela entera en su iPaq con teclado QWERTY mientras iba y volvía del trabajo a casa en el subterraneo.
En cada viaje de subterraneo, de 45 minutos, el escritor logró tipear unas 400 palabras en su teclado QWERTY, por lo que le llevó dos años completos terminar la novela de unas 500 páginas, unas 100.000 palabras, y que se ha convertido en un best-seller, por su contenido y por la gran atención que le brindan los medios por este simpático motivo.
Además lo cómico es el amor que le tiene el autor a su celular, en las dos notas periodísticas que vi el actor se esmeraba en remarcar que su “iPAQ no es una Blackberry“.
Vía Windows Mobile Power User

En un lugar muy "cool" llamado la Mancha...

viernes, abril 24, 2009

SoopBook, crea libros de manera colaborativa


SoopBook es una nueva comunidad de usuarios enfocada en la creación colectiva de libros de diferentes géneros a través de Internet. La idea como tal no es nueva, otras redes sociales con el mismo fin, como por ejemplo Mozkui, Protagonize o Literativa, entre otros.
En este caso, SoopBook se nos presenta en un entorno visual cómodo y fácil de usar, disponible en la actualidad en castellano y en catalán, aunque más adelante añadirán soporte a otros idiomas.
La idea, como siempre, es que los usuarios podamos colaborar en la creación de libros a través de Internet, de manera que el libro que haya comenzado cualquiera de nosotros, pueda tener diferentes bifurcaciones en función de la imaginación del resto de usuarios que hayamos decidido participar. Además, los usuarios podemos añadir los libros como favoritos, y también podemos participar comentando y valorando tanto el libro a nivel general como en cada capítulo en concreto.
Cuando cualquiera de nosotros decida crear un nuevo libro, tiene tres tipos a elegir:
Libro normal: cada capítulo constará desde 200 hasta 5000 caracteres.
Libro rápido: cada capítulo constará desde 10 hasta 140 caracteres.
Libre: aquí no tenemos limitación de caracteres en los capítulos
Seguro que la segunda opción nos habrá recordado a Quillpill.
Además, definirá el ámbito, donde bien es el usuario que ha creado el libro el único que podrá añadir nuevos capítulos, o bien podrá contar con el resto de la comunidad. Además indicará el género, su idioma, la introducción, y añadirá una imagen para la portada.
Una opción más para aquellos usuarios que decidan no sólo leer las creaciones de los demás, sino además, participar en las mismas.
Enlace Soopbook

VIA: GENBETA

EN EL DIA DEL LIBRO



viernes, abril 17, 2009

Bridgestone...II



Javier Penalva
El futuro de los libros electrónicos lo tengo muy claro: color, pantalla táctil, conectividad total e interactividad. Casi nada. Estas funcionalidades está llegando poco a poco y no juntas. Así que cualquier pequeño paso nos entusiasma.
Hoy tenemos que hablar del nuevo papel electrónico que ha mostrado Bridgestone en Display 2009. Es el de la imagen, y destaca sobre todo el que sea a color y su buen tamaño.

El libro electrónico de Bridgestone tiene un considerable tamaño de 13 pulgadas, para mi gusto un poco grande. Dado que la pantalla es táctil, podemos (de momento con limitaciones) escribir y modificar las imágenes que se muestran. Su tasa de refresco es de menos de 1 segundo y su vida útil se sitúa entre 200.000 y 1 millón de páginas servidas.
Vía Akihabaranews.

Presentación eForo Publidisa 2009


LIBROS & TECNOLOGÍA

Bridgestone muestra una pantalla e-paper a color de 13" compatible con stylus

¿Para cuándo las pantallas e-paper a color? Bien, ¿qué tal para ya? Bridgestone esta mostrando su nueva tecnología de papel electrónico a color sobre un panel de 13", que aunque obviamente no exhibe un contraste como para dejarte ciego (esperamos que puedan resolver este punto), parece tener una profundidad más que notable, por no mencionar sus 8 ms de tiempo de respuesta. Una buena cifra considerando el tamaño de la pantalla. Ah, y hasta soporta lapiceros Wacom, que nunca está de más en determinados ambientes.






Si quieres echarle un vistazo sólo tienes que dar el salto, el vídeo te espera a continuación.




por Alberto Ballestin

miércoles, abril 15, 2009

Wattpad, otra aplicación para leer eBooks en tu BlackBerry

El eReader, una aplicación gratuita que podiamos instalar en nuestra BlackBerry para luego usarla como lector de eBooks,  lo maloes que en su tienda online no había libros en español, al menos, yo no encontré ninguno.Stefano de BbWorld publica hoy una entrada donde habla de Wattpad, otra aplicación con la que podemos leer eBooks y que cuenta con una extensa gama de libros en muchísimos idiomas, entre ellos el español.




dejo unas imágenes publicadas en BbWorld.

Para descargaros esta aplicación gratuita podeis dirigiros desde el navegador de vuestro dispositivo a m.wattpad.com para su descarga vía OTA.




Para la descarga vía Desktop Manager sólo hay que haced click en el siguiente enlace.

Descarga ZIP (BlackBerry Storm)

Descarga ZIP (resto modelos)

martes, abril 14, 2009

Libreros y bibliotecarios presos en Cuba. Edgar Cherubini Lecuna



“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Artículo No 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)

Este artículo fundamental de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se encuentra en desuso en Cuba desde hace 50 años. En el año 2005, el régimen cubano encarceló a 10 bibliotecarios y libreros independientes, sentenciándolos a más de 20 años de prisión. Recordemos que en marzo de 2003, el G-2, la Policía secreta de Castro, detuvo a 75 disidentes, lo que en el mundo se conocería como el caso de los "prisioneros de conciencia": periodistas, activistas de derechos humanos y de otras organizaciones civiles, incluyendo a 10 bibliotecarios y libreros independientes, a estos últimos bajo el cargo de haber proporcionado acceso a libros censurados por el gobierno y excluidos del sistema de bibliotecas públicas. A los libreros y bibliotecarios, tildados de "subversivos", les aplicaron un juicio sumarísimo al igual que a los otros disidentes donde la mayoría fueron condenados a 20 años de prisión por el delito de "actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado", infracciones penales de la “Ley 88” que data de 1999 (más conocida en Cuba como Ley Mordaza). Durante las incursiones que se sucedieron en éstas y otras bibliotecas los libros fueron confiscados y muchos de ellos quemados.

Como dato curioso, luego de este incidente, una pequeña biblioteca pública fundada en 1902 en Vermillon, un pequeño pueblo de Dakota del Sur, envió una remesa de libros como donación a la biblioteca Dulce María Loynaz de La Habana, que había sido despojada de sus libros y en solidaridad con sus colegas cubanos. Los dos primeros envíos incluyeron las ediciones en Lengua española de “1984”, la utopía totalitaria de George Orwell (1948), que habían sido quemados y una colección de las obras completas de Mark Twain. “Esta señal de solidaridad proveniente de esta pequeña ciudad y su biblioteca, no sólo ha desafiado a Castro, sino que también ha desenmascarado la hipocresía de la Asociación Americana de Bibliotecas Nacionales (The American Library Association), la organización más grande de bibliotecarios del mundo, cuyo consejo directivo no quiso pronunciarse para exigir la liberación de sus colegas cubanos. Amnistía Internacional criticó a la ALA por la cobardía y el haberse dejado manipular por políticos de la izquierda norteamericana que no querían ofender al dictador cubano” (Nat Hentoff, A U.S. Library vs. Fidel. Liberty Beat, 04.02.05).

Las ciudades de París y Estrasburgo adoptaron formalmente a algunas bibliotecas independientes de Cuba dotándolas de nuevos ejemplares. El 15 de diciembre de ese año, la Asociación de Bibliotecarios de Polonia, cuyos miembros habían experimentado la censura soviética en el pasado, exigieron la liberación de los bibliotecarios cubanos independientes y el cese las persecuciones del G-2 a los usuarios de bibliotecas: "Las medidas del gobierno cubano apuntan no sólo contra los bibliotecarios, sino también contra usuarios que habían tenido acceso a esos libros, a medios de comunicación alternativos y a otras publicaciones”, rezaba parte de su remitido. Igualmente se pronunció la Asociación de Bibliotecas de Letonia, alarmados por la quema de libros. Los bibliotecarios y la Asociación de Profesionales de Información de República Checa, instaron a Fidel Castro a respetar el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos humanos, argumentando "el derecho que tiene la gente en cualquier país a buscar, recibir e impartir información e ideas por cualquier medios de comunicación, independientemente de las fronteras". Para los checos significaba un déjà-vu lo sucedido en Cuba, luego de lo vivido en ese país tras la invasión soviética en 1968.

Ante la progresiva ocupación de Venezuela por Cuba propiciada por Chávez, tomando en cuenta lo alarmante de las noticias que circulan últimamente sobre la destrucción y quema de libros en bibliotecas públicas y debido a que la Constitución venezolana es letra muerta, los ciudadanos tenemos el derecho y el deber de exigir el cumplimiento del artículo No 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, aunque éste sea considerado subversivo por el gobierno y sus agentes cubanos.

Edgar Cherubini Lecuna

domingo, abril 12, 2009

Shortcovers, aplicación de compra y lectura de libros desde BB

Para quienes sean amantes de la lectura, Shortcovers ha lanzado una aplicación que trabaja para comprar y leer libros en los dispositivos BlackBerry. No tiene cargos por navegación ya que trabaja sobre BIS (no deberá agregarse APN para no generar cargos extras en la navegación). Primero es necesario registrarse en el sitio para recibir un correo con el link de descarga desde el navegador del BB.








Aquí el link a la página de Shortcovers y un video de presentación del servicio:
Link a Shortcovers.com
Link a más información sobre Shortcovers/Mobile

BLACKBERRY

martes, abril 07, 2009

LEER SIN PERMISO, Juan González Febles


Desde su surgimiento, las bibliotecas No son pocos los bibliotecarios independientes que se convirtieron en blanco primado de la policía de Seguridad del Estado. Es muy fácil comprender por qué. No son pocos los bibliotecarios independientes que sufren largas condenas de cárcel a partir de su necesario servicio. Iván Hernández Carrillo, José Miguel Martínez y José Luís García Paneque dan fe de esta afirmación con su sufrimiento.

Sucede que los libros son muy importantes; son enemigos terminales de las dictaduras. Una de las primeras gabelas que los regímenes autoritarios imponen a los pueblos que caen bajo sus garras, es la que representan sus censores.

‘Lectura sin censura’, es el lema escogido por el Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba. Para exponer la importante labor de esta organización de la sociedad civil, dejaremos que sean los bibliotecarios en la base los que expongan el trabajo que en silencio, sin pausa y con modestia realizan a lo largo de todo el país.

La Biblioteca Independiente Susan Browner Anthony, está ubicada en una barriada de ensueño. En pleno Miramar del privilegio. En la calle 110 entre calles 3ra y 3ra A. Toma su nombre de una importante feminista norteamericana del siglo XIX. La biblioteca se integra en la mecánica social cubana, atenida a su aprensión y al riesgo que esto representa.

La Biblioteca Susan Browner Anthony se especializa en temas sobre la mujer. Su directora, Caridad Montaña es una conocida activista del Frente Femenino. Me explica que se vinculó al Proyecto Nacional de Bibliotecas Independientes que dirige la Sra. Gisela Delgado Sablón, porque vio una vía para servir a la sociedad civil. La biblioteca patrocinada por el Frente Femenino cuenta con unos 700 ejemplares. Como sucede con la mayoría de estas instalaciones, carece de salas de lectura. El préstamo de libros, revistas y otros materiales como videos y CD constituyen su oferta y su razón de ser.

Hasta el momento, no ha sido acosada por la actividad que lleva adelante. Atiende entre 30 y 35 lectores mensualmente. De forma ocasional, 40. Entre sus usuarios se cuentan personas conocidas, gente de confianza o los que llegan recomendados. También llegan niños necesitados de un diccionario y de la novedad que sólo tienen allí o van sus madres por ellos, que es igual.

Casi en el otro extremo de la ciudad y de la cuerda social, visito la Biblioteca Independiente Juan Gualberto Gómez. Integrante del Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba, está patrocinada por el Movimiento de Integración Racial (MIR). La biblioteca está dirigida por la Sra. Esperanza Almería. Se ubica en el municipio Arroyo Naranjo, uno de los más humildes y proletarizados de la capital y el país. Aunque administrativamente se encuentra en el Reparto Ampliación del Sevillano, esto es sólo impresión epidérmica o a lo sumo burocrática. Emocional, sentimental y geográficamente, estamos en Santa Amalia. El reparto de los negros.

De acuerdo con su directora, la biblioteca atiende un promedio de 30 o quizás 35 usuarios por mes y dispone de unos 350 o 400 ejemplares. Los mecanismos para acceder al préstamo están basados en la confianza y el contacto personal. La ‘Juan Gualberto Gómez’ tampoco reporta incidencias recientes de acoso policial contra su actividad.

De acuerdo con informaciones recibidas de directivos del Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba, existen en el país 160 bibliotecas independientes que anualmente atienden una media de 67 mil a 76 mil lectores. Como cada lector que se lleva a su casa un libro lo comparte con uno o dos familiares o amigos. El servicio de esta rama de la sociedad civil lleva libros a un aproximado de 134 a 152 mil lectores a lo largo de la Isla.

Lo que esto representa es de fácil deducción: Cada una de las personas que acuden a beneficiarse de la actividad de las bibliotecas independientes se enriquece con el conocimiento de autores censurados y de libros de muy difícil adquisición a través de los canales oficiales.

Anualmente más de 100 mil personas entran en contacto con la obra de Zoe Valdés, Pedro Juan Gutiérrez, Milan Kundera y Mario Vargas Llosa. Sólo algunos, entre los autores más censurados o no divulgados en Cuba, puestos al alcance de quien lo desea por la labor silenciosa y necesaria de las bibliotecas independientes.

A esta labor de promoción y circulación de obras se unen 2000 círculos de lectores en escuelas, centros de trabajo, logias, etc. La ventaja que prestan los círculos resulta obvia. Son muchos los que se benefician de este servicio de extensión. Pero además existen los certámenes y concursos literarios, de diseño etc., patrocinados por el Proyecto Nacional de Bibliotecas Independientes. Los concursos ‘El Heraldo’ y ‘Voces de Cambio’, han alcanzado amplia difusión nacional e internacional. No son pocos los talentos descubiertos por este esfuerzo.

El circuito cerrado de la censura, se ha visto rebasado por estos actores civiles. Pero también es justo reconocer el aporte hecho en esta dirección por los Bancos de Video clandestinos y por los osados empresarios por cuenta propia, que asumieron a su cuenta y riesgo el muy perseguido servicio de TV satelital por cable.

La labor de estos actores civiles ha sido determinante para la polarización de la sociedad cubana en contra de la dictadura militar. La dictadura ya no tiene como ocultar que la democracia es una respuesta y una solución a los males sociales y económicos de la Isla. La combativa sociedad civil cubana y sus bibliotecas independientes han contribuido de forma decisiva a que esto sea posible.
jgonzafeb@yahoo.com




Asociación Pro Libertad de Prensa

Los Bibliotecarios Independientes no cometen otro delito que el de prestar libros sin autorización del gobierno. En la primavera del 2003 media docena de estos bibliotecarios fueron condenados a largas penas de cárcel junto a periodistas y activistas de derechos humanos en lo que se conoce como “el crimen contra los 75”. Como este atropello cae dentro de la zona de la cultura, estos actos de repudio previamente deben ser aprobados por el ministro Abel Prieto.

domingo, abril 05, 2009

Papel electrónico de Delta Electronics de 24 pulgadas

epaper-taiwan-24-inch-wow-rm-eng
Y gigantes son los papeles electrónicos que se vieron en la Feria de Libros de Taiwan. Del 30 de enero al 4 de febrero la isla acogió la presentación de dos pantallas de tinta electrónica, fabricadas por la firma Delta Electronics. Las dos pantallas de papel electrónico, miden hasta 24 pulgadas cada una.
El papel electrónico que se ha presentado tiene su versión en color y otra en blanco en negro. Por cierto que el contraste de la monocromo es superior a la versión multicromática. Esto quiere decir que la mayor parte de las mejoras todavía están por llegar. De momento, hará falta conseguir que los papeles electrónicos sean más delgados y flexibles.

En la Feria del Libro de Taiwan, las pantallas de Delta Electronics mostraron al visitante la impresión de varias portadas de periódicos locales, así como otras obras en papel. La idea era que los espectadores pudieran apreciar con el máximo realismo, el potencial de esta nueva versión de papel electrónico.

Foto de: mtlin / Vía: Engadget




Los libros electrónicos eReader llegan a BlackBerry


El iPhone ya no es el único terminal táctil en el que se pueden pasar como Dios manda las páginas de un libro electrónico: ya está disponible una versión preliminar de eReader, nuestro lector favorito de e-libros, para los terminales BlackBerry, incluido el Storm.

Como en tantas otras cosas, Palm fue pionera en un sector que luego no supo aprovechar en su negocio: el de los libros electrónicos. El formato PalmReader fue uno de los primeros para dispositivos de bolsillo, aunque más tarde cambiase su nombre por el de eReader para desvincularse del sistema operativo Palm OS y abrirse a otras plataformas, como Windows Mobile y Symbian. Posteriormente la empresa se desprendió de la actividad, vendiéndosela a Motricity, cuando ésta explotaba tiendas de software como PalmGear y PocketGear. El nuevo propietario tampoco supo sacarles partido a los e-libros y vendió el software y la biblioteca de títulos de eReader a un competidor independiente, FictionWise, que ha estado un tiempo integrándolos con sus demás actividades. Lo que se nos había escapado es que FictionWise ha sido adquirida a su vez por Barnes & Noble, la cadena de mega-librerías que ha descubierto que, ahora sí, el futuro está en los e-libros.

Sirva esta introducción histórica para reseñar la llegada de eReader a una de las pocas plataformas móviles en las que aún no se podían leer títulos de este formato: los BlackBerry de Research In Motion. Ya se puede descargar en la dirección http://www.ereader.com/bb-beta.xjad, directamente desde el terminal, una versión preliminar del programa visor que permite acceder a los más de 50.000 títulos disponibles en la tienda eReader.com (así como a los publicados por CanalPDA).



El nuevo eReader para BlackBerry aporta dos funciones, si no inéditas, al menos interesantes. La primera es que se pueden comprar e-libros directamente desde el dispositivo móvil, como ya ocurre en eReader para Windows Mobile. Para ello hay que tener abierta cuenta en la tienda de eReader o en la de FictionWise. La segunda es que la operación de pasar página se puede llevar a cabo en el BlackBerry Storm al estilo iPhone, es decir, deslizando el dedo de un lado a otro de la pantalla táctil. También se puede pulsar en el lado derecho (o izquierdo) de la pantalla, además de usar el procedimiento estándar de eReader: pulsar en la mitad inferior de la pantalla para avanzar, y en la mitad superior para retroceder.

Según FictionWise (o Barnes & Noble, para ser exactos), los modelos de BlackBerry compatibles con el nuevo eReader son los siguientes: Curve, Storm, Pearl, Bold, 7130, 8110, 8120, 8130, 8220, 8300, 8310, 8320, 8330, 8350i, 8703e, 8707, 8800, 8820, 8830, 8900, 9000, 9500 y 9530. No obstante, el mejor resultado se obtiene con el Storm, que proporciona una experiencia parecida a la que ofrece el iPhone.

CanalPDA.com

¿Cómo afecta el modelo de ventas virtuales al de ventas físicas? ¿Qué sucederá con la figura del librero?



Ubicada en Lexington, estado de Kentucky, Joseph Beth es una de las librerías más grandes en todo el mundo. Su inauguración se remonta a 1986 cuando se construía un mall en el sector. De los seis mil metros del edificio, 400 estaban destinados a la tienda de libros. Y pese a que todo auguraba que el centro comercial tendría éxito en la venta de los locales a distintos concesionarios, no fue así. Como consecuencia, la opción era frenar su construcción y cerrar.

Advertidos de que el mall no prosperaría, los futuros dueños de Joseph Beth hicieron una propuesta riesgosa: tomar los seis mil metros y hacer de todo eso una librería gigante. Pero, eso sí, pensaron en ampliarse más allá de los libros. Por ejemplo, en la zona de literatura de viajes situaron una agencia de turismo; en la parte de jardinería, artículos para jardinear; en la sección de deportes, agregaron un muestrario de poleras, balones e ítems deportivos. También decoraron el lugar con sofás y una chimenea; habilitaron una cafetería y un pequeño local con platos a la carta; y como si fuera poco, agregaron terrazas -con vista al lago- para que los clientes puedieran ir a hojear los libros por horas sin ser molestados.

Hoy Joseph Beth tiene sucursales en Cincinnati, Cleveland, Charlotte y Pittsburgh. Y la casa matriz en Kentucky se ha convertido no sólo en un referente del circuito literario estadounidense, en la actualidad es uno de los puntos turísticos más importantes del sector.

Al igual que con la industria del cine, muchos creen que la compra de un libro se tiene que convertir en una experiencia. O sea -tal como en el caso de Joseph Beth-, en algo más que simplemente ir y adquirir un producto, sino que haya un momento de relajo o que incluso la librería se convierta en un punto de encuentro tal como un bar o café. Para muchos, este modelo es necesario especialmente hoy, cuando las tiendas de libros tienen que hacerles el peso a las compras por internet y al parecer cuesta más que nunca sacar a los clientes de sus casas.

Más allá del libro

Actualmente, las librerías se debaten entre el modelo tradicional y las grandes cadenas o mega stores. Estas últimas, muchas veces amplían la oferta y ofrecen discos, películas, videojuegos, instrumentos y hasta ropa. "Ya hay, y va a seguir habiendo, una diversificación en lo que ofrecen las librerías. Siempre existirán las que vendan sólo libros, pero cada vez hay tiendas que involucran otras categorías de productos", dice Miguel Sal, publicista y diseñador de la cadena La Feltrinelli en Italia.

Lo cierto es que hoy existen dos visiones al respecto: los más arraigados, que perciben las librerías como un territorio donde sólo los libros tienen cabida, y los otros, que no ven nada de raro en agregar distintos productos o servicios. "Pensemos en una librería especializada en cine donde nos podrían ofrecer una buena selección de películas y bandas musicales", comenta José María Barandiarán, consultor español en el sector del libro, sobre la ventaja de ampliar la oferta de productos pero a partir de la misma temática literaria.


En Chile, el proceso ha sido a la inversa, ya que en otros rubros se han puesto a vender literatura: hace un par de años la Feria del Disco amplió la gama de productos ofreciendo libros. Aunque alguna vez se rumoreó que la cadena de librerías El Ateneo quería instalarse en Chile, el hecho sólo quedó en eso: rumor.

Y pese a que las mega stores han funcionado en Europa y Estados Unidos, en América del Sur el formato aún no se multiplica. El único caso es el de FNAC, línea de librerías francesas -con varias sedes en España-, la cual hizo su aterrizaje en Brasil hace un par de años con buenos resultados. "Un mega store te da cosas que una librería chica no. El mega store se convierte en una especie de agregado social. Se va a buscar algo más que un libro y termina siendo como ir a la plaza. Uno entra a Barnes and Nobles, en Estados Unidos, y ve gente sentada en sillones, tomando café e incluso muchos van para conocer personas", apunta Sal.

Nueva tradición online

Ciertamente que las ventas por internet han aumentado considerablemente en los últimos años. Y con esto, han disminuido las ventas físicas. "Internet no es un enemigo de la librería, sino que bien utilizado, un aliado", dice Alejandro Katz, quien dirigió durante 15 años el Fondo de Cultura en México y actualmente lleva el sello editorial Katz. Y agrega: "No sólo para que el librero pueda vender libros tradicionales a través de la web, también para que pueda comunicar las novedades a sus clientes y para armar grupos y blogs y comunidades con el fin de fidelizar al público".

Y si hablamos de la gran librería, ahí está Amazon.com. El famoso sitio de ventas por internet ha sido uno de los pioneros en la comercialización de libros online desde mediados de los 90. "Lo mejor que puede hacer un librero es conectarse a esa página y ver cómo proponen la oferta de libros del día. Ahí hay un montón de ideas y de evolución que el resto de las librerías normales miran con recelo", asegura Sal.

Katz, a su vez, cree que el principal defecto que podrían tener las librerías tradicionales es "considerarse a sí mismas tradicionales, portadoras de un valor superior a otras alternativas, víctimas de las maldades de la tecnología". Un aspecto importante hoy, ya que tienen que adaptarse con las nuevas generaciones de lectores. "En vez de satanizar a Amazon o a las mega stores", dice Sal, "hay que darse cuenta de que si funcionan, es por algo".

Libreros

"Es un sector amenazado, pero el lector siempre buscará la librería y el librero". Esa fue una de las tantas frases oídas en el XXI Congreso Nacional de Libreros españoles. El ambiente que había en el encuentro -realizado a comienzos de marzo- era de bastante escepticismo por el futuro. Y nada de raro, ya que para muchos el librero es uno de los anillos más débiles dentro de la cadena literaria. Con las ventas virtuales en aumento, surge la duda sobre el papel de ellos en la era del e-book y cómo se deben adaptar a los nuevos tiempos.

"Lo que no tiene que hacer el librero es acompañarte de la manito hasta el libro de Dan Brown, porque eso cualquier cliente lo puede realizar. El librero tiene que darse cuenta de que si se murió un escritor famoso, hay que poner una mesita con libros de ese autor porque va a tener notoriedad por un buen tiempo", dice Sal.

Según Katz, pese a que necesitan adaptarse, tanto las librerías como los libreros seguirán existiendo: "su valor básico en términos sociales y económicos consiste en ordenar una oferta que tiende al infinito, para adecuarla a una demanda atomizada, compleja y diversa", comenta. "Y esa demanda atomizada se mantendrá, aún más en el entorno electrónico".

Internet en

En tierras nacionales, la convergencia entre las librerías e internet aún está en pañales. Sólo es cosa de googlear las tiendas emblemáticas para constatarlo, ya que son pocas las que ofrecen ventas online y algunas ni siquiera tienen una página web para revisar el catálogo. Extrañamente la librería Qué Leo tiene su página con la señalética "en construcción" hace un buen tiempo. El mismo caso se repite en la tienda Ulises. A su vez, Metales Pesados posee una web donde se puede ver parte del catálogo, pero para tener el precio de un libro hay que pedirlo a través de un mail.



Entre las que sí se han adaptado, está Antártica, que tiene un sitio donde se puede comprar en línea y la información es actualizada con frecuencia: registra cerca de un millón de visitas mensuales, según Carlos Anabalón, gerente de Internet de Antártica Libros. Las transacciones a través de su sitio representan hoy un 5% del total de ventas de la cadena, con un crecimiento del orden del 20% cada año, señala Anabalón. Pese a la crisis, este primer trimestre de 2009 las ventas han crecido un 22% respecto a igual período en el 2008.

La Feria Chilena del Libro, en tanto, abrió hace poco su tienda virtual y renovó la estética de su página. "Retomamos la publicación web a contar del año 2008 con una página de prueba, la que ha ido prendiendo sin ninguna publicidad y que mostrará novedades próximamente. Por el momento la proporción de ventas ha ido creciendo paulatinamente, sin ser aun gravitante", explica Juan Aldea Pérez.

Catalonia y Universitaria también dan la oportunidad de comprar por internet. Y en regiones, la Librería de Valdivia posee un sistema en red.

Antonio Díaz Oliva
EL MERCURIO

sábado, abril 04, 2009

Preguntas ante la destrucción de libros en Bibliotecas Venezolanas . Maritza Turupial




Se ha descubierto y denunciado la destrucción de más de 60 mil libros que fueron desincorporados de las bibliotecas públicas del Estado Miranda y vendidos como pulpa de papel durante la administración del anterior gobernador de esa entidad. También nos enteramos por la prensa que en la Biblioteca Publica “Riera Aguinagalde” de Carora en el Estado Lara fueron desincorporados y quemados (!) alrededor de 5 mil libros.

Masacres como estas además de causar escalofrío y desconsuelo por lo que de sintomático tienen, refuerza en las personas que nos hemos desempeñado en el campo de las bibliotecas y los libros, la convicción de que nuestro país se ha rezagado ya casi hasta sus raíces en materia de bibliotecas publicas, luego de haber ejercido por muchos años un liderazgo que fue ejemplo y modelo para los países de la región latinoamericana. Experiencias venezolanas tales como los servicios de información a la comunidad desde las bibliotecas públicas se han adaptado y desarrollado con enorme éxito en comunidades de Colombia, y otros países como Ecuador, Costa Rica, Nicaragua y la misma Colombia se inspiraron en el modelo venezolano para desarrollar sus bibliotecas públicas bajo el concepto de redes.

En la materia que hoy nos preocupa más, es decir la conservación y restauración de libros, la Biblioteca Nacional de Venezuela llegó a convertirse, con apoyo técnico y financiero de organismos internacionales especializados, en el Centro de Conservación y Preservación para la región Latinoamericana y del Caribe con un programa de capacitación y de producción de normas y orientaciones en materia de conservación y restauración de libros y en general de materiales soportados en papel, que obviamente se irradiaban también a las redes estadales de bibliotecas publicas venezolanas

Nos preguntamos entonces: se justifica en la ignorancia lo que está pasando hoy en día en Venezuela con la destrucción de libros si en el país se ha logrado acumular conocimiento, experticia y experiencia en la materia? Que es lo que ha estado ocurriendo entonces? Cada uno puede generar su propia respuesta. Particularmente pensamos que sucede lo que en muchos otros sectores. El fanatismo, la ceguera y la intransigencia prevalecen en muchas de las políticas o las anti-políticas de algunos organismos públicos venezolanos. Bajo ese estilo los gobernadores designan para dirigir las redes de bibliotecas a personas que no tienen idea, ni desean averiguarlo, de que existen normas técnicas y administrativas, que son universales, cuya observancia es imprescindible para que estos servicios estén organizados y puedan cumplir su verdadera misión. Por otro lado, y aún peor, la Biblioteca Nacional ha dejado de desempeñar efectivamente su papel de órgano técnico normativo y orientador que coadyuva a garantizar que en todo el territorio nacional en las bibliotecas se de cumplimiento a las normas, a través de sus orientaciones, vigilancia, guía, y supervisión, y por medio del adiestramiento y la actualización de los bibliotecarios en todos sus niveles

Si esto se cumpliera, cómo es posible que un bibliotecario no sepa que no se deben descartan libros antes de hacer un diagnóstico de cada ejemplar y determinar si es restaurable (como lo es la mayoría de las veces) y en caso de que fuera necesario descartarlo, sepa que ha de hacerse un proceso de desincorporación administrativo ya que un libro es un bien cuantificable y por eso se ha de responder por él administrativamente?



Como es posible que se hayan desincorporado libros en estanterías completas para abrir “secciones ideológicas” cuando este tipo de nomenclatura no existe en ninguna biblioteca del mundo? Los bibliotecarios que conocen su trabajo no transgreden las normas de clasificación y de catalogación, si desean promover una colección específica ante la comunidad, programan actividades sistemáticas de extensión tales como exposiciones de los libros, charlas de los autores o de especialistas, tertulias etc. lo cual es, de paso, más efectivo que colocar pasivamente una tal “sección ideológica”. ¡Que ex abrupto bibliotecario! Pero claro, es más cómodo cumplir con las líneas partidistas de una manera tan fácil.

Finalmente nos preguntamos, cómo se entiende que durante la administración de un Director de Biblioteca Nacional especialista en investigación de destrucción de patrimonio bibliográfico, haya ocurrido la pérdida en gran cuantía, y ante sus propias narices, del patrimonio bibliográfico de entidades federales venezolanas como son los casos hasta ahora conocidos de Miranda y Lara?

En Guárico confiamos en que situaciones como esta no han ocurrido y esperamos que no ocurrirán, sabemos que permanecen en la Red de Bibliotecas Públicas funcionarios conscientes, entrenados en materia de conservación y restauración de libros que se han preocupado por trasmitir sus conocimientos a los bibliotecarios de los municipios, Deo gratiae. En todo caso los problemas serían otros…

*Licenciada, ex directora de la Red de Bibliotecas Públicas del estado Guárico, Venezuela. (San Juan de los Morros, estado Guárico)

viernes, abril 03, 2009

Brother epaper SV-100B, lector para edocumentos, ¿un nuevo Ebooks?

Brother ePaper SV100B

En medio de la fiebre del lector de eBooks que empezó el Kindle y que siguieron tantos otros (Foxit eSlick, Samsung Papyrus, Onyx BOOX, Fujitsu FLEPia…), no podía faltar un lector digital, pero de documentos, enfocado a profesionales y estudiantes. Se trata del Brother epaper SV-100B.

El Brother epaper SV-100B no es más que un lector de eBook cuyo tamaño y formato de documentos propietario lo hacen ideal para la visualización de planos, contratos, apuntes y todo tipo de documentos, pero no para leer libros. Viene con Bluetooth, con una pantalla de 9,7 pulgadas con resolución de 1.200 x 825 píxeles y utilizará tarjetas miniSD como memoria. Según la compañía, una sola tarjeta podrá almacenar hasta 10.000 documentos en formato Din-A4.

Por lo demás utiliza formato propietario además de la posibilidad de encriptar los documentos con una clave AES de 128-bit, lo que significa que tendrás que convertir los documentos en el PC antes de poder visualizarlos en el lector. Esta quizás será la característica que menos gusta pues una compatibilidad más amplia con formatos como Word, Excel y PDF lo hubieran hecho mucho más práctico y la posible gama de público hubiera aumentado.

VIA: GIZMOS

jueves, abril 02, 2009

¿Un libro puede ser realmente desechable? Ana María Hernández G.




Cuando se desincorporan libros hay que sustituir o preservar al máximo

Recientemente en el país se han venido extrayendo libros de los anaqueles de bibliotecas públicas, y dos de los casos más alarmantes son la incineración de más de 62 mil libros de la Biblioteca Pública del estado Miranda, y el deshecho de más de tres mil títulos de la B.P. Riera Aguinagalde de Carora, estado Lara. Además de los ribetes políticos que tienen estos hechos, lo más grave es que no ha habido el seguimiento de las normas.

En todo caso, la destrucción y desincorporación de libros de una biblioteca pública no es una acción novedosa ni extraña: en todo caso depende de una serie de criterios y procedimientos para llevarse a cabo.

Un profesor de la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la Universidad Central de Venezuela, quien pidió no ser identificado, explica que básicamente hay dos tipos de bibliotecas: las públicas, que son a las que acceden los usuarios a la consulta generalizada o especializada; y las nacionales, cuya finalidad es preservar la memoria documental de un país.

"Por ejemplo, la biblioteca pública de Nueva York quema libros todos los años, y sobre todo aquellos que se usan demasiado, como los textos de metodología, los manuales y otros. Se compran nuevos y se desechan los que están desgastados o en desuso. Eso podría hacerse aquí, pero hay que dar cuenta, informar sobre lo que se está desincorporando y destruyendo", agrega el especialista.

"Caso diferente es el de una biblioteca nacional, que debe mantener y preservar la memoria, y allí quemar un libro o lo que sea es un pecado mortal. Entre esos dos extremos, la pública y la nacional, hay matices: están las bibliotecas científicas, especializadas", y dice que si una biblioteca recibe un material que no es de su especialidad, lo ideal es llevarlo al sitio adecuado.

"Lo importante es la sustituilidad del libro: si una biblioteca pública todavía tiene como libro de computación algo de Windows 3.2, debería sustituirlo por algo actual, pero ese libro podría ir a una biblioteca especializada en el tema de computación", puntualiza.

Sobre el álgido tema de incluir la temática ideológica socialista como sustituto de otros libros, señala que es preferible agrandar la biblioteca, colocar nuevos anaqueles para albergar lo nuevo, sin necesidad de desechar ninguna clase de texto.



Para el librero Roger Michelena, quien entre otras cosas ha hecho el rol de comprador de colecciones particulares en casas, al mejor estilo de "Corso", el personaje de El Club Dumas de Pérez Reverte, señala que en Venezuela hay ventas de libros usados, del tipo pulperías de libros, y que muchas veces esas compras pueden surtir las colecciones de las bibliotecas públicas. No obstante, llama la atención sobre la forma cómo se desincorporan libros en bibliotecas públicas y escolares.

"Hay gente que ve tres manchitas en un libro y los desincorporan. Por supuesto, hay hongos y otros males que pueden ser dañinos al ser humano", agrega.

Esta idea es reforzada por el restaurador de libros Franklin Romero, quien tiene más de 15 años en el ramo.

"Un libro es realmente irrecuperable y debe quemarse cuando tiene hongos o algún agente contaminante que ponga en riesgo la salud de una persona, y ese tipo de cosas que pueda contaminar otros libros; es cuando se habla de deterioro biológico avanzado".

Aún así, Romero aconseja que el libro (más si se trata de una edición única, una pieza rara o valiosa), "se debe aislar, se limpia y se coloca en cajas aislantes de modo que el agente no migre a otros papeles", especifica.

La recomendación es hacer un diagnóstico al local de la biblioteca, asegurarse que tenga vidrios ahumados para evitar la radiación solar, controlar el clima y la humedad, pues "siempre hay métodos para cuidarlos de modo masivo, que es más económico y preventivo que ir restaurando libro por libro".

Finalmente, Yolanda de Fernández, presidenta de la Cámara Venezolana del Libro, recordó que las empresas editoriales siempre están dispuestas a ofrecer buenos precios o donaciones para las reposiciones, haciendo las debidas peticiones.

Algunas normas para el descarte

El documento Descarte y desincorporación de materiales bibliográficos en las bibliotecas públicas, promulgado por Fernando Báez, anterior director del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional, en 2008, dice:

"Las colecciones de las bibliotecas deben mantener una renovación constante que implica la entrada de nuevas obras para aumentar la propuesta temática, la adquisición de ediciones actualizadas de obras que ya existen, el incremento en el número de títulos en áreas de mayor demanda o su reposición debido al hurto, mutilación o deterioro. Pero la renovación no es solamente incremento, sino también la salida de materiales desactualizados o no pertinentes, la cual proporcionará el espacio requerido para los nuevos ingresos". p9

"Luego de decidir el descarte de algún título, se debe proceder a la desincorporación del material, la cual incluye el retiro de las piezas seleccionadas de la colección y de sus correspondientes fichas o registros de los catálogos. Igualmente, deben documentarse estas bajas en las correspondientes actas. Cualquier cambio que se produzca en la colección debe reflejarse en sus registros". p13

"Existen áreas del conocimiento que no se desactualizan, tales como historia, religión o literatura". p16
EL UNIVERSAL

miércoles, abril 01, 2009

Libros prohibidos, ¿existe la censura en Venezuela? Ana Teresa Torres

La libertad de expresión y de creación ha sido una condición incuestionable en la vida venezolana desde 1958. Personalmente no recuerdo otro caso que el de Salvador Garmendia quien sufrió una censura por decir malas palabras en uno de sus cuentos. Tengo también memoria de una época lejana en la que se planteó la idea de censurar la exhibición de ciertas películas por ser contrarias a la moral y que al final no se cumplió o no por mucho tiempo (creo que fue en el primer gobierno del Dr. Caldera), pero censura política, cortapisas a la libertad de expresión y de creación, prohibición de libros, no las recuerdo. Para quienes hemos gozado de esa libertad resulta difícil pensar que pudiéramos perderla, tampoco creo que en este momento la hayamos perdido, sin embargo es necesario estar alertas. Algunas circunstancias inusuales se han producido en el panorama venezolano y no podemos dejarlas pasar inadvertidas; nos obligan a estar vigilantes. Sin duda la Ley de Responsabilidad Social de la Radio y Televisión, es una de ellas, y aunque no afecte directamente al sector libro es una amenaza seria y eficaz contra la libertad de expresión.

Un caso muy llamativo contra la libertad de creación es la censura evidente, reconocida incluso por algunos miembros del jurado de selección de la obra artística que debía haber representado a Venezuela en la Bienal de Venecia. El Viceministro de Cultura expresamente prohibió la presencia de la obra Cityrooms de Pedro Morales en la muestra, aunque por tratarse de una obra en soporte digital, no se pudo prohibir su circulación la cual se hizo más amplia al conocerse la censura.

En el ámbito de la literatura y de los libros que es el tema que nos convoca hoy se han producido algunos indicios que parece conveniente comentar. Anoto los que conozco en orden cronológico. Un caso es el de Israel Centeno, autor de la novela "El complot" publicada por Alfadil, cuyo tema argumental es el frustrado intento de asesinato de un presidente a manos de quienes fueron sus partidarios. Esta obra de ficción recibió ataques anónimos, por lo mismo inquietantes, que llegaron al autor por dos vías: carta por correo electrónico y un editorial del órgano Temas, y fueron seguidos de amenazas telefónicas durante un largo período. Algunos fragmentos de la carta anónima son los siguientes.

Carta abierta al "escritor Israel Centeno"
Se ha puesto muy de moda entre la oposición la palabra metamensaje. Y tanto su libro como el articulo de Manuel Caballero y de un desconocido que se hace llamar Méndez Guédez han emitido una orden subliminal ¿Cual? Asesinar al presidente. No es casual que de inmediato vinieran aquellos intentos de atentados y todavía en los planes de odio de la oposición se contempla el magnicidio.

Usted debe ser denunciado y su libro debe ser recogido. Tenemos años pidiéndole mano dura al presidente frente a la contrarrevolución. Sabemos que uno de sus libros de cuentos se lee en las escuelas, le hacemos un llamado al ministro Aristóbulo Istúriz para que tome cartas en el asunto. Debe presionarse a las editoriales para que no sean vehículos que sirvan para envenenar la mente de nuestros hijos.

Vigilantes de Catia



También es importante mencionar una encuesta de la Dirección de Literatura dirigida a escritores que habían ganado premios en el último año con miras a su publicación en la revista El Camino, nuevo órgano del Conac que desconocemos si ha circulado. He aquí algunos ejemplos: "Hablemos un poco de política local. ¿A qué distancia se encuentran Fedecámaras, la C.T.V. y los medios de comunicación de la democracia participativa y de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela?" "Muchos escritores catalogan a este gobierno de dictatorial. La realidad nos demuestra que no existen presos políticos ni casos de tortura; los medios de comunicación actúan con entera libertad. Se conocen 4 exiliados: el Coronel Soto, el Almirante Molina Tamayo, el empresario Pedro Carmona, y ahora, Carlos Ortega. ¿Cuál es su opinión al respecto?" La encuesta no era en sí misma una censura pero indudablemente constituía un ejercicio de comisariato político.

Posteriormente, algunos ex -funcionarios del Cenal denunciaron por la prensa que se había vetado la participación de escritores en la Feria del Libro, por el hecho de estar afiliados al Pen Club de Venezuela; lo cual fue negado por las autoridades del organismo. En todo caso, el Viceministro Sesto ha insistido en la obligatoriedad del compromiso político de los funcionarios del Conac.

Un caso novedoso en nuestro país es el hecho de que los altos funcionarios que representan al Estado juzguen moralmente a los escritores por sus posiciones políticas. No podemos considerar que ese tipo de juicio sea por sí mismo un acto de censura pero resulta preocupante la serie de comentarios hostiles hacia los escritores que hemos recogido últimamente porque inevitablemente crean un clima persecutorio que puede inducir a la autocensura, particularmente en quienes dependen directa o indirectamente del Estado. Podrían citarse las declaraciones del Viceministro Sesto en su entrevista con la radio Latino América de Suecia en la cual expresa que los escritores lo que hemos hecho es publicarnos a nosotros mismos para consignar los libros en nuestras salas. O las declaraciones de prensa de la presidenta del Cenal, Lourdes Fierro, en las que considera una falta de respeto las declaraciones del escritor Teódulo López Meléndez por cuanto éste hizo críticas a la política cultural en una entrevista. Otro caso sería el Dr. Medina Rubio, presidente de la Biblioteca Nacional, cuya entrevista cito parcialmente (Tal Cual, 11 de julio 2003):

"¿Considera que existen escritores del régimen y otros que no lo son"
"Sí, por supuesto, por supuesto".
"¿No es una división muy insana?"
"No, porque los escritores que no quieren defender el régimen son escritores que tienen otros compromisos. Me resulta fácil de entender: yo no gano nada con ser un escritor o investigador que se identifique con el oficialismo, mientras que quienes están del otro lado sí ganan mucho enfrentándose a Chávez y a Fidel Castro".





Por supuesto también es preocupante para lectores y escritores, las disposiciones de dólares para la importación de libros. Si bien apoyamos la industria nacional, no es posible pensar en la libre transmisión de ideas sin el acceso a los libros extranjeros. Recordemos las prohibiciones coloniales en ese sentido, y la importancia de las ideas de la Revolución Francesa para el pensamiento independentista. Apartar a Venezuela de lo que se escribe en el mundo es conducirla al exilio interior, a una cárcel ideológica, bajo la excusa de que pocas personas leen esos libros o de la supuesta protección a la industria nacional. Este es un signo que puede producir una censura tanto o más grave que la prohibición expresa de una obra en particular. Si se quisiera proteger la industria nacional no se comprende la importación de libros cubanos para conformar una biblioteca para jóvenes con obras de la literatura universal. Desde luego que apoyo totalmente la acción de facilitar libros a los niños y jóvenes pero al mismo tiempo pienso que este proyecto hubiera sido un incentivo interesante para nuestra industria editorial, pública y privada. Además resulta paradójico que este componente de libros, aparentemente pagados por el gobierno de Cuba, se presente como una suerte de propaganda cultural cuando proviene de un país en el que no existe la libertad de expresión. La última constatación de ello fue el encarcelamiento de poetas y periodistas disidentes, que repudiamos públicamente desde el Pen Club de Venezuela a través de algunos medios de comunicación locales y también con el envío de nuestras firmas a organizaciones defensoras de la disidencia cubana en el exterior.

Al mencionar el Pen Club me parece oportuno comentar sus postulados básicos.


El Pen Internacional es una organización apolítica que se encarga de defender de manera imparcial la libertad de expresión y pensamiento tal como se especifica en el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Defiende el principio de la transmisión sin barreras del pensamiento, dentro de cada nación, así como entre las naciones. Sus miembros de comprometen a oponerse a toda forma de supresión de la libertad de expresión en el país y dentro de la comunidad a la cual pertenecen, así como en el ámbito mundial dondequiera que ello sea posible. Cree que el avance necesario del mundo hacia formas políticas y económicas altamente organizadas hace que la libre crítica de los gobiernos, administraciones e instituciones sea imperativa. Tiene comités específicos para escritores en exilio o en prisión, y actualmente está llevando a cabo una encuesta para determinar si han ocurrido actos de censura o autocensura a consecuencia de las leyes antiterroristas que se han producido después de los acontecimientos del 11 de septiembre en Nueva York.

El Pen Internacional fue fundado en 1921 y consta de centros situados en más de 90 países; han pertenecido a esta organización notables escritores y entre ellos varios premios Nobel. Actualmente el presidente es el poeta Homero Aridjis. En Venezuela fue fundado por el Dr. José Ramón Medina en los años 70 y cumplió una excelente labor en la difusión de nuestra literatura. Esa labor que en este momento me honra presidir, la queremos sostener y continuar, pero no solamente en la promoción literaria sino también en la defensa de la libertad de expresión de los escritores. Si fuera el caso, que firmemente deseamos no ocurra, estaremos dispuestos con los medios a nuestro alcance a denunciar y apoyar a los escritores que hayan sufrido algún tipo de censura.

Acerca de la libertad de expresión
Ana Teresa Torres

Biblioteca Nacional investiga la quema de libros en Carora.


Esta semana esperan comunicarse con el director de la biblioteca Pío Tamayo para conocer los detalles del caso.

La Biblioteca Nacional aún no conoce los detalles, en torno a la quema de más de 3.200 los libros de la biblioteca "Riera Aguinagalde" de Carora, por cuanto no se han podido poner en contacto con el director de la Biblioteca Pío Tamayo, a la cual esta adscrita la biblioteca caroreña.
La información la dio a conocer el Director de la Biblioteca Nacional, Ignacio Barreto, quien señaló que al parecer en esta oportunidad no se dio cumplimiento al protocolo que existe y debe aplicarse a la hora de desincorporar este tipo de materiales de una biblioteca.
Precisó que aún no tiene información acerca de sí los libros fueron quemados, o fueron sacados de la biblioteca y enviados a otro lugar. Reconoció que en esa biblioteca reposa la obra de Don Chío Zubillaga y de otros intelectuales caroreño, así como algunas colecciones del cojo ilustrado.
En todo caso, prometió que la Biblioteca Nacional está muy atenta en torno a este caso y anunció que una vez que se tengan los detalles de lo ocurrido, se fijará una posición por parte de esta institución.
Juan B. Salas

Auditan 35 bibliotecas por quema de libros


Se han recibido más denuncias de otras bibliotecas de la entidad

Auditoría para las 35 bibliotecas del estado Lara ordenará en los próximos días el director de la red de bibliotecas de la entidad, el artista Álvaro Gómez, quien ayer expresó su preocupación por la situación física de las dependencias a su cargo y el destino de textos y periódicos en algunas de ellas.

El directivo explicó que luego de las denuncias por la quema de 3.000 textos en la biblioteca pública Riera Aguinagalde de Carora se han producido otras denuncias por situaciones similares en el municipio Crespo, El Tocuyo y otras entidades. Por eso Gómez considera inaplazable las auditorías a fin de resguardar el patrimonio y la memoria de Lara.

Sobre el caso Carora, la situación se complica cada vez más, ya que a medida que se realizan las investigaciones por parte de la Procuraduría las versiones cambian. Ayer se trasladaron 15 bolsas negras de libros desde la biblioteca de Carora hasta la biblioteca municipal, en donde estarían bajo el resguardo del cronista de la ciudad.

Al parecer, ese material habría sido entregado al consejo comunal de un caserío cercano a Carora para que levantara una biblioteca, lo que extraña a Gómez pues no entiende que se donaran textos con polillas.

Además no existen actas de salida ni de entrega de esos textos. "Me han asegurado varios poetas que entre los textos desaparecidos se encuentran enciclopedias de alto valor histórico que datan de 1500 y de la Colonia, obras de Chío Zubillaga y de otros conocidos escritores, por lo que se hace pertinente realizar una auditoría para constatar la veracidad de las denuncias", dijo.

Las bolsas aparecidas ayer son apenas una parte de los textos que habrían sido incinerados. Están a la espera de las declaraciones de la directora de la biblioteca de Carora, Zoreli Jiménez, quien se encuentra de vacaciones.

Marla Prato
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Zapata Zos - El Nacional

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails