domingo, noviembre 08, 2009

Cómo combatir la desigualdad de acceso al libro




Actualmente, muchas personas alrededor del mundo ven en el libro electrónico una solución para combatir la desigualdad de acceso al libro impreso. Según el escritor estadounidense Michael Pastore, además de ser más económicos, los libros electrónicos tienen varias ventajas sobre los libros impresos porque son portátiles, se puede buscar en ellos, se actualizan fácilmente para corregir errores, son amables con el medio ambiente, evitan la tala de árboles, y con el software adecuado, se convierten automáticamente en audio-libros, entre otras ventajas.

Sin embargo Efraín Franco Frías considera que el libro electrónico aún tiene muchas limitaciones, especialmente para aquellos lectores que disfrutan de los placeres que la materialidad del papel impreso ofrece a los sentidos:
“Yo creo que el libro impreso, el libro material, sigue siendo una memoria tangible, invaluable. Aunque sabemos que ha surgido el libro virtual, el libro electrónico, creo que todavía la cultura dominate, la cultura mundial, sigue siendo del libro impreso. En ese sentido, sabemos que es quizá 100 veces más caro que un libro electrónico, pero creo que es un placer cuando uno se vuelve un bibliófilo, desde el abrir el libro, el olerlo, el tacto, lo visual. Se desarrollan, digamos, todos los sentidos, a diferencia pues, de un libro virtual o electrónico, que tiene quizá un costo menor pero muchas limitaciones”.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails