e-libros, ahora sí...Albert Cuesta



Amazon ha presentado hoy el Kindle DX, una nueva versión de su dispositivo lector de libros electrónicos que, gracias a una pantalla dos veces y media más grande que la anterior, ya no sólo aspira a sustituir a los libros de papel, sino también a las revistas y los periódicos. En CanalPDA hace años que sabemos que el futuro de la lectura es digital, pero parece que este año será el de la aceptación masiva de los e-libros.
El punto de inflexión ha sido la difusión de los dispositivos de papel electrónico. Ha sido necesario que la página digital tuviera el mismo tamaño y aspecto que la impresa para que los lectores perdieran el miedo a los e-libros. Equipos como el Sony Reader y el iLiad Rex, entre otros, comparten tecnología y luchan por hacerse un lugar, primero en las tiendas de electrónica y luego en las librerías.
Pero el aparato que ha desencadenado la popularización de los e-libros es el Kindle de Amazon. La mayor librería del mundo no sólo respalda las sucesivas versiones del lector con su amplísimo catálogo de novedades editoriales y fondo de catalogo, sino que facilita la compra de los mismos casi por impulso, gracias a la incorporación de una conexión de telefonía móvil para descargar contenido en cualquier parte. Y las cifras le dan la razón: entre los 275.000 títulos que están disponibles en papel y en e-libro para el Kindle, ésta última edición ya supone el 35% de los ejemplares vendidos.


Por otra parte, la disponibilidad de un catálogo amplio de títulos atrae también a los usuarios de otros dispositivos: la aplicación gratuita de Amazon que sirve para leer e-libros de formato Kindle en el iPhone de Apple es una de las más descargadas de la App Store, mientras que Stanza, otro programa gratuito que sirve para leer e-libros de varios formatos en el iPhone, tuvo 395.000 descargas durante los tres primeros meses, casi tantas como unidades del lector Kindle vendió Amazon durante todo el año 2008. El programa permite reanudar en el teléfono la lectura del e-libro en el mismo punto donde se interrumpió en el Kindle. Amazon se ha dado cuenta de que los lectores quieren leer en cualquier terminal, y la semana pasada compró Lexcycle, la empresa creadora de Stanza.
Hoy Amazon ha dado un nuevo paso en su ofensiva digital: el Kindle DX (489 dólares) no sólo tiene una pantalla de 9,7 pulgadas de diagonal, dos veces y media mayor que la del Kindle 2, sino que cambia automáticamente de orientación vertical a apaisada al girarlo, y también incluye un visor de documentos PDF. De este modo, no sólo se podrá utilizar para leer documentos comprados en Amazon, sino muchas otras publicaciones electrónicas, como por ejemplo libros de texto y revistas en el mismo tamaño al que estamos acostumbrados en papel.
El éxito de Amazon ha despertado el interés de otras empresas: se rumorea que la cadena de librerías Barnes & Noble (la misma que adquirió recientemente Fictionwise, la titular actual del formato eReader creado por Palm) prepara su propio dispositivo lector de e-libros, en alianza con la operadora móvil norteamericana Verizon; por su parte, Vodafone --que participa en Verizon-- ha indicado que tiene intención de vender e-libros en Europa, y la cadena británica de librerías Waterstone ya ha comenzado a ofrecer el Reader de Sony con acceso a su portal web, si bien sólo mediante acceso WiFi, no celular.
Por estos lares, la cosa también se mueve: el gerente de la empresa Grammata, que vende el lector Papyre, aseguró hace unas semanas en Barcelona que durante el año 2008 se vendieron en España unos 2.500 dispositivos de e-papel, y este año serán 40.000 las unidades vendidas. Tres pequeñas editoriales catalanas (Angle, Bromera y Cossetània) se han aliado para crear el portal edi.cat, a través del cual aspiran a lanzar tres e-títulos nuevos por semana. Para que las librerías de toda la vida se sientan menos amenazadas, les proporcionan unas cartulinas con códigos de descarga de e-libros que puedan vender, y los autores reciben por los ejemplares digitales el doble de derechos de autor que por los de papel.
1 comentario

Entradas populares