sábado, marzo 14, 2009

Por razones ideológicas vendieron 46.000 libros como pulpa de papel ...



Calculan pérdida superior a 2 millones de bolívares fuertes.

Denunciarán la medida tomada durante la gestión de Diosdado Cabello ante la Fiscalía

Más de 46.000 libros del Instituto Autónomo de Bibliotecas del estado Miranda, que reflejaban el acervo cultural histórico de la región, fueron vendidos como pulpa a dos recuperadoras de papel de la entidad, por orden de la anterior gestión de Diosdado Cabello.

Miriam Hermoso, presidenta del organismo, dijo que los libros fueron sacados de las 56 bibliotecas que forman la región por ""razones ideológicas". Agregó que esto significa una pérdida aproximada de 2.769.720 bolívares fuertes.

"Tenemos en nuestras manos las actas de desincorporación del material bibliográfico, en las que justifican la medida por presunto mal estado de los libros, es decir, presencia de hongos, rotos, rayados y desactualizados".

Sin embargo, la lamentable acción violó la norma que rige la materia, pues sólo está permitida la desincorporación de aquellos textos que son irreparables, por lo que solicitarán la apertura de un proceso legal ante la Contraloría y la Fiscalía, apuntó.



Hermoso recordó que cuando trabajó como directora del instituto bibliotecario, durante la gestión de Enrique Mendoza, encabezó varias jornadas de reparación de material bibliográfico con el fin de rescatarlos.

"Destruyeron toda la colección de Autores y Temas Mirandinos, eliminaron de los estantes aquellos textos relacionados con el "imperio" estadounidense, por ejemplo, los cuentos infantiles donde había nieve los desaparecieron, y fueron sustituidos por libros sobre la vida y hazañas del Che Guevara".

Adiós clásicos. Entre los títulos de la biblioteca de Los Teques vendidos como pulpa de papel destacan: El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry; Lectura para jóvenes venezolanos, de Arturo Uslar Pietri; Misterio de la momia, de Alfred Hitchcock, así como la colección completa Apoyo al Docente, creada durante la "cuarta República" y duramente criticada por los oficialistas.

De la zona de Altos Mirandinos desincorporaron 13.202 libros; de las bibliotecas de Guarenas-Guatire y Araira 8.450; de la costa mirandina, Barlovento 13.267; de los Valles del Tuy 6.955 y de la zona metropolitana 73.

"La gestión anterior le dio más importancia a la literatura revolucionaria. Por ejemplo la sede Cecilio Acosta, edificio que hace menos de 5 años era un lugar de encuentro para los tequeños, donde se reunían a leer la prensa, jugar dominó y consultar libros, fue reducido a una estructura de oficinas, cuyo principal objetivo era la ideologización política", reseñó.

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, rechazó la destrucción de los textos. "Cómo se explica que la historia de nuestro estado, de próceres como Bolívar, Francisco de Miranda, fueron retirados y vendidos como pulpa de papel".

Agregó que el sentido socialista debe entenderse de una manera integral y no con simples palabras. "Aquellos que hablan de la historia, de la formación, de la educación, de una visión social, ¿en qué pensaban, a qué hacían referencia cuando vendieron los libros?", reflexionó.

Indicó que las bibliotecas de la entidad van a funcionar como centros de lectura, de aprendizaje, de formación apolítica. Destacó que el verdadero sentido de estos espacios es la enseñanza plural, donde las personas lean el material de su preferencia.
VIA:atravesdevenezuela.com
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails