martes, marzo 31, 2009

Olvidadas bibliotecas públicas de Guayana


La Biblioteca de la Casa de la Cultura en San Félix sólo labora los días martes y jueves en horario matutino como consecuencia del déficit presupuestario en la institución. Su director reivindica la importancia de estos espacios de enseñanza.

Parafraseando una de las más celebres proclamas de Simón Bolívar, un pueblo sin cultura siempre yacerá en la ignorancia; la investigación y la profundización de las teorías se quedarán en la mente de algunos, mientras que para otros serán desconocidos.

Maltratar y prestar poca atención a las bibliotecas públicas se traduce en un serio obstáculo en el canal de aprendizaje de cientos de personas.

Romper la página del libro que le interesa para llevársela a casa, es más fácil que indagar en los textos especializados y así llevar a cabo una investigación profunda del tema.

Situaciones como ésta ocurren en la biblioteca de la Casa de la Cultura en San Félix, donde se encuentran libros especializados en cultura, arte e historia regional.

José Leonardo Rondón, director de la Casa de la Cultura de Ciudad Guayana, explicó que la institución forma parte de la organización no gubernamental que labora bajo condiciones de autogestión para poder subsistir.

"Nuestra biblioteca está abierta los martes y jueves en la mañana, y esto, es porque tenemos presupuesto que sólo nos alcanza para cancelarle a la bibliotecaria los martes y los jueves en la mañana. Si tuviésemos más presupuesto seguramente nos alcanzaría para brindarle el servicio a la comunidad los cinco días de la semana".

Textos del conocimiento
Esta biblioteca cuenta con dos mil 300 libros que están pasando por un proceso de inventario para clasificarlos por el sistema decimal y no por materia como hace poco se hacía.

"Tenemos como sagrada misión investigar, mantener viva y difundir las raíces de la identidad regional y nacional; además de divulgar la cultura universal", agrega.

43 años posee la institución que ha ganado el estatus de Patrimonio municipal: "no por nuestras instalaciones, sino por la larga labor por la cultura que hemos hecho".

Estudiantes, así como miembros de la Misión Cultura y antropólogos son los principales usuarios de la biblioteca especializada.

Restaurar y recuperar
Para el director de la Casa de la Cultura la quema o la destrucción de un libro: "es una de las atrocidades más grandes que se pueden cometer como civilización, porque es precisamente el libro lo que ha permitido que una generación le transmuta a otra sus conocimientos y carga cultural".

Precisamente para no incurrir en un "crimen" a la literatura y a la civilización, la Casa de la Cultura tiene un experto en restauración de libros para no desecharlos, además que para instruir a las bibliotecarias el programa incluye un taller de restauración de textos.

Las necesidades nunca faltan en las instituciones, por lo que Rondón les hizo un llamado a las empresas públicas o privadas para que donen diez estantes requeridos para la biblioteca.

Libros especializados
El conocido "Banco del Libro" de Ciudad Guayana dejó de existir en 1991, dando paso al Centro de los Trabajadores de Guayana donde aún permanecen los textos de la primera institución.

"En el 2000 donaron unos textos de informática, y la biblioteca está abierta a toda la comunidad, pero allí faltan libros de educación básica y de diversificado para los estudiantes", dijo una representante de la Fundación Centro de los Trabajadores de Guayana.

Para cubrir este déficit, las representantes de la institución indicaron que cualquier persona puede donar un libro: "sólo tiene que traerlo a la biblioteca y allí se lo recibirán", afirmó.

Ainara Fernández R.
afernandez@correodelcaroni.comEsta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails