viernes, marzo 13, 2009

En Maracaibo los jóvenes estan leyendo...Silanny Pulgar


La idea de que leer un libro es algo aburrido se está quedando atrás. La literatura está evolucionando y cada día capta mayor cantidad de seguidores que consiguen entre sus páginas conocer sobre algún tema o descubrir la historia en una novela. Los círculos de lectores, la motivación desde las escuelas, la influencia de los padres y la oferta de algunas editoriales y librerías están logrando que cada día halla un nivel mayor de lectores en el país.

Ana María Duarte de 24 años se ha vuelto una lectora "casi empedernida". La estudiante de Comunicación Social explicó que hace algunos años no le interesaba abrir una obra literaria. "Cuando comencé en la Universidad me exigieron que leyera algunas novelas. Al principio me pareció aburrido, pero después de que leí la primera me quedé enganchada. Ahora siempre estoy visitando las tiendas para ver que hay nuevo en el mercado. Eso ha enrriquecido mucho mi cultura y ha cambiado mi forma de ver algunas cosas. Me arrepiento de no haber entrado antes en este mundo. Es algo que te envuelve, y sobre todo que te nutre". A través de su experiencia quiere influir en otras personas para que también sean capaces de tomar un libro y "descubrir las maravillas que puede haber dentro de él".

El precio importa

La oferta de textos crece en el mercado. Según explicó Joaquin Fernández, director de la Librería Europa, cada día llega una "gran cantidad" de obras nuevas que hacen que la gama sea cada vez más grande para el lector. "Los precios contribuyen mucho a que cada vez más gente se lleve los libros. El comprador se establece prioridades y piensa que un libro no es una de ellas, pero al ver que es económico se lo lleva sin dudarlo. Hay personas que comprar hasta 500 ejemplares para venderlos y a la otra semana vuelven por más. Definitivamente, es importante ofrecerle al público la facilidad para que pueda disfrutar de buenas obras".

Diamary González, encargada de una de las sedes de la librería Aeropuerto, explicó que hay un auge importante de ventas, sobre todo en los textos de autoayuda. "El buen vivir de Maite, Reflexión para vivir mejor de Walter Riso y Gratitud de Louse Hay son algunos de los libros que más se llevan a diario". En cuanto a las novelas, la vendedora agregó que las que más se venden son las escolares. "Ahora en primaria también están impartiendo clases de literatura con las que incentivan a los niños a que lean y esto ha incrementado las ventas en obras como Casas muertas, El coronel no tiene quien le escriba, Canaima, el Mio cid, Don quijote de la Mancha y María. "La idea es cultivarse de acuerdo a las etapas. El hecho de que un niño se inicie temprano en la lectura ayuda a que en el futuro se conviertan en un lector de buena literatura y que amplíe sus conocimientos".



Con tan sólo un año como vendedor de la librería Don Quijote, Tioner Villasmil se ha convertido en un completo conocedor de la literatura. El estudiante de ingeniería explicó que estar entre los libros le ha servido para desarrollarse a nivel personal. "No sólo es leer, sino aplicar lo que leíste a los diferentes aspectos de tu vida". Coincide con los demás vendores en que el nivel de lectores jóvenes está aumentando.

Claudio García, profesor de la Escuela de Arte de la Universidad del Zulia explicó que la oferta que las casas editoriales y las librerías ofrecen contribuye a que las personas se lleven las obras a sus casa. "Esto ha sido un gran impulso que ha hecho crecer la población de lectores. Leer es una necesidad y quien no lee hoy en día es porque no quiere". Dijo que la aparición de nuevos escritores en el mercado y la publicación de obras contentivas de un texto fresco y digerible también ha colaborado. Para él hay otro elemento importante, aunque fuera de lo común. "Muchas personas después de ver una película salen a comprar el libro, como Harry Poterr por ejemplo, porque sienten que lo que ven no calma su necesidad y tienen que sentir el poder de la letra. Definitivamente, la visión de la lectura está cambiando".

Siguen siendo líderes

Los grandes autores no pasan de moda. En las librerías se puede conseguir a diario a personas que buscan textos de escritores como Isabela Ayende, Paulo Cohello, Gabriel García Márquez y Andres Bello. La saga de Harry Poter no deja de venderse. Los encargados de las librerías aseguraron que tuvo su momento, pero que aun muchas personas lo buscan.

Los más vendidos

La serie Crepúsculo tiene la batuta en ventas actualmente. Los lectores se llevan en un solo día los ejemplares que hay en los estantes de las tiendas. Le sigue El Secreto, Los imposibles, Entre golpes y revoluciones, El poder y el delirio, el mago y otros textos de autoayuda.

La Verdad - Silanny Pulgar - Maracaibo
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails