miércoles, abril 30, 2008

BUBOK y EDICIONA..2 consultas obligadas


En Diciembre del 2007 un grupo de personas ven la necesidad de crear una herramienta de ayuda al autor adaptada a los nuevos tiempos. Para cubrir dicha carencia fundan Bubok Publishing S.L., con el objetivo de ayudar a la gente a hacer realidad el sueño de publicar. Estando liderada por Angel María Herrera Burguillo, CEO de la compañía.Las empresas que han invertido en el proyecto son: evoluZiona, Secuoyas y Grupo Intercom (infojobs, emagister, softonic...). Los encargados de desarrollar el proyecto son evoluZiona (experto en desarrollo de software y webs) y Secuoyas (especialistas reconocidos en diseño y usabilidad).


Presentada como "la web de los profesionales del mundo editorial", abre sus puertas Ediciona, un proyecto del Grupo Intercom pilotado por Arantxa Mellado con la vocación de ser un punto de encuentro entre muy diversos profesionales (de ilustradores a traductores o correctores) y distintos tipos de empresas (de editoriales a servicios editoriales).

lunes, abril 28, 2008

Bibliobsession 2.0



El número 2 de Libro al día, la plataforma de información del CERLALC...


¿Cuál será el futuro del libro con los avances de las nuevas tecnologías?, ¿de qué manera afectan al sistema de producción y al acceso al libro?, ¿cuáles son los retos que actualmente enfrentan las editoriales y otros agentes literarios?Estos son algunos de los interrogantes que se debatirán en el marco del Congreso de Libreros y el Encuentro Internacional de Editores a realizarse en la 21ª Feria Internacional del libro de Bogotá. Conozca la opinión de expertos en entrevistas exclusivas para Libro al día.
Francisco Sagasti, consultor del CERLALC en la realización del Estudio de Prospectiva del Sector Editorial en Latinoamérica -El futuro del libro en el horizonte del año 2020, y experto en nuevas tecnologías, analizó los principales avances tecnológicos que afectan la industria editorial y planteó algunas hipótesis sobre el rumbo que tomará el sector.[Ver más]


II Congreso Iberoamericano de LibrerosLibreros de Iberoamérica y representantes del gremio del libro de varias naciones en diálogo abierto alrededor de temas como el precio fijo, la impresión de libros por demanda y el impacto de las nuevas tecnologías. [Ver más]


Obras en español traducidas a otras lenguas: ¿y de su mercado qué?La política del libro en Francia, la traducción editorial y la circulación del libro, los temas del seminario Políticas del libro en Francia para el mercado internacional – estímulos a las traducciones editoriales, que contará con la participación de importantes representantes del libro y del sector editorial de Francia y Colombia. [Ver más]

En Radio Euskadi y entrevistado por Javier Vizcaíno.


Este sábado en horas impropias de fin de semana, llegue puntual a la cita con Javier Vizcaíno, y su agradable grupo de trabajo de Radio Euskadi.., por los comentarios en el blog de Javier , pude seguirle el periplo , hasta el día de conocernos, va en esta un agradecimiento a su equipo, al amigo Txetxu Barandiarán por ponernos en contacto.. pongo una nota divertida de un oyente y bloguero...

Hola Roger,

Hace nada, estaba yo preparando la comida y, al tiempo, escuchando la radio (Radio Euskadi) y en esto escucho una entrevista a un tal Roger Michelena. Carajo, me digo, pero si a este señor yo lo leo en su blog
:-)

Pues nada, que quería enviarte un saludo. Me ha gustado mucho la entrevista. No sé qué te habrán dicho, pero esa emisora, a esta hora, la están escuchando muchos miles de personas. Ya eres un tipo famoso por aquí ;-)

Un abrazo,
Alber.
--
Libros, etc.: http://www.deabruak.com/alber/

domingo, abril 27, 2008

La máquina prodigiosa.. imprime, corta y empasta libros en menos de 20 minutos y por menos de 20 dólares,


"La gran novedad de esta feria es una máquina. Ubicada en el stand de La Nación, la máquina imprime, corta y empasta libros que ya no se pueden encontrar en librerías. Una mujer se acerca y pide "La Señora Dalloway". En menos de 20 minutos y por menos de 20 dólares, esa mujer se lleva a su casa una versión idéntica a la por años agotada edición de Sudamericana.

"La calidad de esta edición es idéntica a la tradicional. Nosotros trabajamos con los principales grupos editoriales -Santillana, Planeta y Sudamericana, entre otros-,

quienes controlan la calidad de nuestras impresiones", explica Gustavo Vorobechik, emprendedor e ideólogo de Bibliografika, la empresa que busca popularizar la llamada "publicación por demanda".

El negocio no está en imprimir libros en la feria, sino en ofrecer a las editoriales pequeñas tiradas sobre la base de la demanda generada.

"Los libros se agotan y volver a imprimirlos sale muy caro", explica Christian Luzardo, también de Bibliografika, "si ese libro está en nuestro catálogo se le ofrece al cliente. Y así ganamos todos, la librería, la editorial, nosotros y el lector". Gustavo Vorobechik adelanta que están cerrando una negociación con una cadena de librerías chilena y que a más tardar el próximo año esperan tener una planta funcionando en Santiago."

"Vayan a leer, malditos bastardos".


Feria del Libro de Buenos Aires. Mucho stand, mucho libro, mucha gente...

Mas datos en
leerse el blog Diario de la Feria de la Revista Ñ.
VIA: El Blog de Ezequiel Martinez
FERIA
"Todos los años me pasa lo mismo, juro que solo daré una vuelta y nada más.Pero no puedo, ni con mi genio, ni con mi corazón que late fuerte.Una vez al año el mundo editorial se junta en ese predio para disfrutar la fiesta del leer.
Me encanta la feria por mas que los libros estén al igual precio que en todos lados.(Pero no hay que negar que siempre se recibe algún regalo).
Recorro cada uno de sus pasillos, veo cada una de las mesas que los colegas muestran con orgullo. Admiro a quienes pasan 21 días sin franco laburando de 14 a 23 horas, cuando yo no podría, ni lo intentaría.Y ahí esta, cada vez con mas invitados de lujo y mas variedad.
El momento en que el Autor-Editor-Librero-Lector, se encuentran, por primera vez en muchos caos.No me odien por querer la feria, tiene sus cosas buenas..."
VIA : DIARIO DE UNA LIBRERA..Reportando en vivo desde Buenos Aires.. la seguiremos leyendo

viernes, abril 25, 2008

FERIAS Y LIBROS


Tal y como lo señala PILAR LOZANO en El País, . Sudamérica está de fiesta ,2 de sus más importantes ferias de libros se celebran por estos días.. ( falta Guadalajara ( centroamerica), que es en noviembre).. va acá los comentarios de la visión del otro lado del charco.


Buenos Aires abrió el martes pasado las citas literarias de América del Sur esta primavera. El encuentro, que se prolongará hasta 12 de mayo, tiene como tema El espacio del lector. Considerada como una de las ferias más importantes del continente, junto a la de Guadalajara y Bogotá, la capital argentina ofrece una gran variedad de eventos como el Encuentro Internacional, el 3º Festival Internacional de Poesía, el Encuentro de Narración Oral, cursos, talleres y un homenaje al gran cantautor Atahualpa Yupanqui, de quien se conmemoran los cien años de su nacimiento.


Japón es el invitado de honor de la 21ª Feria Internacional del Libro de Bogotá, que abrió sus puertas el pasado miércoles 23. Una fecha más especial que de costumbre porque por primera vez se celebró en Colombia el Día del Libro en 22 ciudades, con lecturas y encuentros con escritores, y se invitó a regalar libros. Varias empresas entregaron más de cincuenta mil ejemplares a niños y adultos. El español Juan José Millás, Consuelo Triviño -colombiana radicada en España-, los chilenos Roberto Ampuero y Alejandro Zambra, los japoneses Keiko Kasza y Satoshi Kitamura -dedicados a la literatura infantil- forman parte del grupo de escritores invitados. Jason Epstein, conocido por inventar nuevas formas de publicar y editar, es la gran figura en esta edición. Se espera que en estos 13 días, hasta el 5 de mayo, más de 400.000 personas visiten este encuentro literario, que coincide con el cierre de la distinción que convirtió Bogotá, en los últimos 12 meses, en la Capital Mundial del Libro.

El Balcon... Adriana Loba

Rotschild Boulevard

jueves, abril 24, 2008

DE LIBRERAS

Conozco pocas libreras, libreras… acá van dos de las mejores….
Regina ExLibris
Reflexiones de una librera con delirios antropológicosaficionada a diseccionar los hábitos lectores de los españoles

"Yo, Regina Ex-Libris, tengo una debilidad enfermiza por los libros y la literatura y por observar al prójimo más que a mi misma. Como acabo de embutirme en la piel de una librera puedo diseccionar a mis anchas a los lectores españoles, sus hábitos, gustos y conductas. Y de paso orientarles si se dejan por entre el maremágnum de títulos que atestan las librerías. ¡Pero, ojo! Recuerden que la próxima vez que entren a una librería puedo ser yo, Regina Ex Libris, quien les atienda..."

Diario de una librera
Relatos de una librería en pleno centro de la ciudad.

"Amo los libros viejos, el lomo, los colores, el formato. Ya no son lo que eran antes. En mi biblioteca abundan muchos de ellos, en la libreria donde trabajo no hay ninguno y si llega a aparecer alguno va a la mesa de saldos.Es una mesa pequeña cerca del bar, siempre esta desacomodada, no es habitual que la visiten porque cerca de la librería esta la Avenida Corrientes, famosa por sus librerías y muchas de ellas por tener libros viejos y usados.Es como una mesa perdida que se podria usar en otra cosa, pero que mas de una vez tiene libros que no pertenecen a ella y terminan ahi porque los clientes no saben de donde sacaron el libro y lo dejan ahi o porque los propios empleados para hacer mas rapido el proceso de guardar libros los dejan ahi..."

Leer es peligroso


"La energía profunda que orienta nuestro comportamiento lector hacia un fin, se descarga al conseguirlo, no se vomita, no harta, no engorda. Leer hasta el punto de perder la realidad de vista es como amar hasta caer en la sinrazón o comer hasta el hartazgo… No digo que no sean experiencias interesantes, pero no tienen que ver con la lectura más que con la impuntualidad o el desasosiego. Lo compulsivo, en este caso, no es un homenaje impagable al poder libérrimo y enriquecedor de la literatura, al músculo subversivo de la lectura como apunta Robert Saladrigas al fin al de su columna.
¿Por qué será que lo compulsivo parece bien visto cuando se trata de lectura? En el caso del libro que se comenta se trata de una persona, nada menos que la Reina de Inglaterra, que de golpe se le abre el ventanal de la lectura como a otras personas traspasan el umbral de la lujuria. Puedo entender entonces que para un no lector, la lectura pueda ser un golpe inesperado y sorprendente que absorva todo un ser entero… pero carenciado, conviene no olvidarlo, profundamente carenciado."
LEIDO EN: TOKLAND

domingo, abril 20, 2008

Colombia, potencia editorial ...PEDRO PABLO GUERRERO


Colombia ocupa el tercer lugar en la producción de libros en Hispanoamérica y, desde 1985, es el único país de la región con una balanza comercial en que las exportaciones superan a las importaciones en este rubro.Moisés Melo (Medellín, 1944) deja caer estos datos con indisimulado orgullo apenas comienza la entrevista en la sede de la Cámara Colombiana del Libro: una casona de ladrillos, estilo inglés, ubicada en un próspero sector de Bogotá.

Le gustan las cifras duras, comprobables, y cuando no existen estudios que las aporten emplea un tono conjetural, advirtiendo que se trata de hipótesis personales.

Es sociólogo de profesión, se nota, aunque toda su vida ha trabajado como editor.

Fundó en 1968 el legendario sello Oveja Negra, del que luego se desligó para embarcarse en sucesivos proyectos editoriales hasta llegar a ser gerente del Grupo Norma, donde trabajó durante 17 años, publicando los últimos libros de García Márquez, incluido Memoria de mis putas tristes (2004).

En todo este tiempo, Melo ha sido testigo de lo que llama un "propósito nacional" para dotar al país de una industria editorial competitiva internacionalmente. Ya en la década del 50 existía una ley destinada a favorecer la producción interna de textos escolares, pero no fue sino hasta 1973 cuando se dictó un cuerpo legal que expresaba una real "voluntad exportadora". Básicamente, la ley (revisada cada diez años) contempla una exención de toda clase de cargas tributarias: el libro no paga IVA, los editores no pagan impuestos de renta y los autores no pagan impuestos sobre los ingresos.

Tampoco hay aranceles ni cargas para-arancelarias a la importación."No hay ningún tipo de restricciones al comercio del libro -señala Melo-. Nos abrimos a la competencia de entrada, no hay proteccionismo. Las compañías extranjeras que se instalan aquí tienen las mismas condiciones que las nacionales".

Gracias a este cuerpo legal, la industria editorial colombiana se encontró en una excelente posición para enfrentar las crisis de los 80, sustituyendo buena parte de la oferta que producían Argentina y México. A partir de entonces, Colombia mantuvo una presencia cada vez mayor en las grandes ferias internacionales (Frankfurt, Liber, Buenos Aires), diseñando a través de Proexport una campaña de promoción tanto de productos editoriales como de impresión. "Colombia, centro editorial de América Latina", proclamaba un país con más de 300 casas editoriales, que cobija al Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, Cerlalc (aportando el 60 por ciento de su financiamiento), y que además es sede del Grupo Interamericano de Editores.

Un paraíso para el libro, en apariencia. Pero a pesar de sus ventajas comparativas, Colombia hoy no escapa a las tendencias continentales: su población lee cada vez menos. "Cualquiera diría que las condiciones están dadas, pero no hemos conseguido un éxito similar en el crecimiento del mercado interno", admite Moisés Melo

.-¿A qué atribuye esta paradoja?

"No tenemos investigaciones suficientes para saberlo, pero hay factores que conspiraron para que se produjera un deterioro en el consumo de libros. Se ha registrado una disminución muy grande en la demanda de textos escolares: el tamaño de ese mercado se redujo casi a la mitad, lo que es una proporción importante del mercado total.

Nosotros no tenemos un sistema como el chileno donde el Estado provee los textos del sistema público. Pero además todos los índices apuntan a una disminución de la lectura misma: el tiempo que la gente le dedica, el número de libros que lee. Yo creo que han jugado un papel, sobre todo en los primeros tres años de esta década, los movimientos de población. Mi hipótesis es que los emigrantes eran más lectores que quienes se quedaron.

Por otro lado, se han hecho grandes esfuerzos por expandir la educación: un grupo mucho mayor entra al sistema educativo, pero es muy posible que se haya sacrificado calidad en ese proceso".

Preocupado por estas tendencias, el gobierno colombiano ha impulsado un plan nacional de lectura y bibliotecas que siguió el modelo de Bogotá, donde a comienzos de la década se crearon tres megabibliotecas: El Tunal, El Tintal y Virgilio Barco. Situadas en los barrios más populares de la ciudad, en conjunto tienen tantos usuarios como la Biblioteca de Nueva York. Y es que en el uso de estos recintos, los colombianos son campeones mundiales: la tradicional Luis Ángel Arango es la biblioteca pública con mayor número de visitantes diarios en el mundo junto a la de Shangai.-

¿Este uso masivo de las bibliotecas indica que los lectores no están comprando libros porque los encuentran caros?

"No, los libros colombianos son los más baratos de Iberoamérica con excepción de Argentina, pero desgraciadamente el público y los medios lo olvidan. Las ediciones locales que hacen Planeta o Santillana pueden ser un 30 o 40 por ciento más económicas que las españolas. No solamente porque no pagan impuestos, sino también porque como el mercado es más pequeño, tienen que vender a menor precio. Las tiradas son más bajas, cierto, pero igual se pueden hacer libros baratos".

-¿No se supone que es al revés?

"Eso es un cuento que echan los editores. Claro que es más cara una tirada baja que una alta, pero no tanto como se suele decir. Recuerdo que una vez querían eliminar algunas ventajas de la Ley del Libro y la directora de impuestos sostenía ante el Congreso que la exención tributaria no había tenido un impacto sobre el precio del libro. Envié un informe demostrando lo contrario: yo acababa de publicar una novela de Grisham con un tiraje para toda América Latina de 20 mil ejemplares. La edición norteamericana era de un millón 800 mil. Yo había tenido que encargar una traducción, costo que no tenía la norteamericana. El libro en Estados Unidos costaba 25 dólares en tapa dura. El libro con el mismo tipo de encuadernación y con un 15 o 20 % más de páginas (porque el español consume más que el inglés) aquí valía 28% menos que en Estados Unidos. Esto demuestra que como no hay que pagar impuestos, todos los beneficios se trasladan a los lectores".

-Le insisto: ¿Por qué entonces los colombianos encuentran caros los libros?

"En una librería quizás el 20 por ciento de los títulos son producidos localmente y el 80 por ciento de los otros títulos son importados. Si uno mira el conjunto pueden parecer caros, porque tienen los precios del país de origen más los costos de importación y los de una tradición local que consiste en asegurarse contra una posible devaluación. Los libros importados son más caros efectivamente y esa impresión contamina la visión del precio. Pero si revisamos las ventas, los títulos de mayor demanda son aquellos producidos localmente, incluso los que se publicaron originalmente en España, Argentina o México".

-¿Cómo se explica la creciente piratería en un país con tantas condiciones favorables para el libro?

"Es muy difícil evaluar si es creciente o no. Lo que es creciente es la acción de las autoridades contra ella. Obviamente las nuevas tecnologías han hecho más fácil la piratería. Pero mi percepción es que ha disminuido y que el combate ha sido eficiente".

sábado, abril 19, 2008

EL ESPACIO DEL LECTOR ...Por: Carolina Esses


"Entre los números que maneja la industria editorial y las estadísticas de lectura pareciera haber un desfasaje: en el 2006 se publicó un 12% más de novedades que en el 2005. El número de ejemplares impresos también aumentó en más de 13 millones. Sin embargo, en el mismo año, el 43% de las personas encuestadas a nivel nacional admitió no haber leído un solo libro. Quienes no leen apelan al aburrimiento y a la falta de tiempo. Quienes sí leen, lo hacen por placer o por la necesidad de formación. Sin embargo las estadísticas no ayudan a responder otra pregunta: ¿cómo se lee hoy? Leer y escribir son ejercicios solidarios entre sí. La pregunta por cómo leer trae inmediatamente la cuestión de la escritura. Está claro que ni el aumento en la producción editorial ni la multiplicación de textos a través de la red pueden llevar a pensar en mejores escritos. Sin embargo ahí es donde se detiene el sociólogo Christian Ferrer cuando se trata de reflexionar sobre el tema: "Las tecnologías novedosas modifican el hábito de la lectura, pero no por eso se lee 'mejor', de la misma manera que la pluma de ganso o la máquina de escribir no producían mejores escritores que las computadoras".


¿Cómo se lee hoy?

"...Federico Jeanmarie es de los escritores que hace rato han dejado de imprimir lo que bajan de Internet. Lee y corrige desde la pantalla los borradores de sus novelas. "Leo cualquier cosa que aparezca frente a mis ojos, no importa el soporte. Hace ya varios años que mis libros se leen íntegramente desde la pantalla. Lo hacen mis amigos, cuando les pido por favor que los lean y me digan qué les parecen. " Y aunque él ya casi no percibe la diferencia, admite que la red construye otro pacto de lectura: "Uno se enfrenta a un libro publicado con ciertas ideas previas, con ciertos prejuicios del tipo: 'si lo han editado es porque de algún modo este texto tiene ciertos valores independientemente de mis gustos o de mis conocimientos'. " Eso no ocurre con textos que no han pasado por todo el calvario de la industria editorial. La experiencia de la red, su entramado desjerarquizado permite este tipo de circulación de los textos. Y algunos lectores/escritores del mundo blog lo viven como un espacio secreto, privado, de identidades móviles donde no saber quién escribe pasa a formar parte del juego. "Para mí el mundo blog es ultra privado", dice un escritor que no quiso dar a conocer su identidad ni el nombre de su blog, "es mi única parte talibán en el mundo, a la que sólo se puede acceder a través de la red". Así, para el lector de blogs encontrar determinados textos en el espacio virtual pasa a ser el equivalente a desenterrar libros llenos de polvo buscando en librerías de viejo. La experiencia es distinta, claro. Nadie se mancha las manos ni se estira para poder llegar al libro del estante más alto."


¿Cuál será el síntoma característico del lector del tercer milenio? ¿Seremos lectores ansiosos, salteados, veloces? ¿Lectores omnipotentes acostumbrados a encontrar todo con sólo presionar una tecla? "Siempre pensé que la literatura era, en definitiva, cualquier escrito insoportable", decía vía correo electrónico Jeanmarie, "cualquiera que se valga por sí mismo, que no necesite ningún soporte o referencia o información para ser".Si bien los modos de leer actúan como cifra del presente y están, en ese sentido, íntimamente relacionados con el cambio –tecnológico, político, económico– también es cierto que, como señala Ferrer, "ni el predominio del papel ni el de la pantalla permiten explicar la esencia misma de la lectura". Ese momento de interpretación, crítica o simplemente placer

queda como siempre guardado en el fuero íntimo del lector.


Carolina Esses
Es licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires. También realizó estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. En 2005 publicó Duelo, Edit. En Danza, junto a Cecilia Romana y Mercedes Araujo. La serie "Arpones" se publicó en 2006 en la antología Hotel Quequén, Edit. Sigamos Enamoradas.

jueves, abril 17, 2008

La huella del bisonte...Héctor Torres

"Finalista de la segunda edición del Premio Adriano González LeónBasta leer la primera página de esta novela para percatarse de que se trata de una obra poco usual, cuyo atrevimiento reclama una lectura que no se detendrá hasta la última línea. Estamos frente a un texto de elegante erotismo, hecho parte integral de la obra y no mero recurso al cual apelar en momentos cuando la trama no da más o el autor no sabe cómo resolverla. En La huella del bisonte, un erotismo refinado traspasa toda la obra. Su escritura revela una muy fina sensibilidad –casi femenina— en el tratamiento de ciertos temas y fantasías. El punto de vista del narrador refleja esa misma sensibilidad, por ello debemos reconocer a Héctor Torres su preocupación por la psique femenina, incluso su apropiación de cierto modo de ver, pero también el conocimiento que su atento estudio y análisis le han proporcionado. Podemos imaginarlo ante ese misterio tan abismado como su protagonista adulto frente a la psique de las jóvenes con quienes trata. Unas adolescentes en proceso de descubrir el mundo, las relaciones, la sexualidad y la personalidad masculina, diseñadas como individualidades que resultan absolutamente próximas, posibles. Cierto realismo impide idealizaciones ingenuas. El autor no se deja llevar por estereotipos fáciles con relación a las “niñas” en trance de mujer. La perversidad, la envidia y los celos, los conflictos madre-hija = mujer-mujer, tan llenos de complejidades; el uso de la sexualidad para vencer al otro, por capricho o para probarse o por ansias de poder, son asuntos subyacentes del tema y la trama. El personaje masculino adulto refuerza el juicio de todos acerca de cuán poco y mal nos conocemos interiormente. La experiencia de nada sirve. Mucho menos el cinismo, y la ironía no hace sino revelar nuestra vulnerabilidad."
María Pilar Puig Mares

Aunque no será sino hasta el 15 de mayo que se lleve a cabo su presentación, La huella del bisonte se puede adquirir en el Salón del Libro de Caracas (a precio de feria), en el stand 706 del Grupo Editorial Norma. A partir del 15 de abril se podrá conseguir en las librerías del circuito de literatura de Caracas (Entrelibros, Noctua, Templo interno, Alejandria I, II y III, Suma, Libroria, Liberarte y El Buscón), así como en la librería web de la editorial: www.librerianorma.com. En las cadenas Nacho y Tecni-Ciencia, tanto de Caracas como del resto del país, estará disponible a finales de abril.
La huella del bisonte, (Norma, colección La otra orilla), es finalista de la Bienal de Novela Adriano González León, en su edición 2006

domingo, abril 13, 2008

Fragmentos de “un posible decálogo” , del librero ...


‘2. El librero “hiper-lector”
(…) Lejos de ser un constructor de cánones, lo propio del librero es su capacidad para asociar lecturas, para proponer la continuidad entre textos en apariencia distantes, para crear familiaridades entre títulos que no pueden ser formuladas de otra manera, para mostrar jerarquías que sólo pueden sugerirse (…)’.


5. El libro más allá de la distribución
(…) Ningún sistema de control informático puede suplir el celo con el que el librero consciente de su papel procura los libros que para él son claves —tanto si son novedad o si pertenecen al fondo— estén en el lugar adecuado y en el momento oportuno. Él sabe que el lector que un día detiene su mirada justamente sobre ese libro, tal vez inesperado, situado así, de esa manera precisa, y reconoce que ése es su libro, el que sin recordar anda buscando, recordará con intensidad ese encuentro singular (…)’.


7. La independencia
Para nosotros esta palabra significa: aquel principio ineludible que consiste en anteponer el compromiso con los lectores antes que la búsqueda de un beneficio económico a corto plazo. Es decir, en la presentación de los escaparates, en la composición de las mesas de novedades, en la selección de los fondos primará exclusivamente la búsqueda de una coherencia en el diseño de su propuesta librera con el propósito de conseguir a medio y largo plazo la confianza y la fidelidad de las comunidades de lectores a las cuales nos dirigimos (…)’.


10. La librería, entre economía y cultura
(…) Un paseo en torno a la mesa de una librería tiene el efecto de unas bolas de billar en movimiento: toda la información acumulada en la memoria se activa, un título trae el recuerdo de otro libro que alguien nos ha recomendado, un autor nos muestra su nueva novela y pensamos en lo mucho que nos decepcionó la anterior, una portada nos habla de una colección y evocamos la grata lectura de un número anterior de la misma, un editor nos propone un clásico y recordamos que siempre hemos preferido los autores de tal época o tal país… finalmente algo hará que nuestra atención se fije en un punto determinado y diremos: ¡Ya está!’.
SP Revista de Libros, número 0. pp. 4 - 6
SP Distribuciones
México, marzo de 2008

"breve texto interesantísimo llamado “Un posible decálogo” del librero colombiano Antonio Ramírez, de La Central. El posible decálogo de Ramírez es una presentación de los fundamentos en los que se basa La Central como proyecto cultural y como empresa comercial."

VIA:
[ el ojo fisgón ]
notas sueltas acerca de los hallazgos de mi ojo fisgón en el mercado editorial y de las tendencias de éste

lunes, abril 07, 2008

LEER NO MATA


Enciclopedias y libros en internet.


"Aunque no es frontal, la guerra entre la celulosa y los bytes no deja de causar bajas en el primer bando. Los libros de papel y tinta no están en peligro de extinción ni mucho menos, pero a menudo llegan a nosotros noticias sobre los nuevos asedios a que los somete la comunicación electrónica. Pocas semanas atrás, la casa editora alemana Brockhaus decidió dejar de publicar en papel su bicentenaria enciclopedia, que hoy contiene unos 300 mil artículos, y ponerla a partir del 15 de abril a disposición del público, sin costo, a través de internet.

Con pérdidas de varios millones de euros en 2007, la editorial no ha tenido más remedio que enfrentar a su principal competidor, la Wikipedia en alemán, en el terreno natural de ésta, pues cada vez menos lectores parecen dispuestos a comprar los 30 volúmenes de la Brockhaus Enzyklopädie, cuya vigésima primera edición, aparecida entre 2005 y 2006, es la última rama de una planta cuya raíz se remonta al Leipzig de las postrimerías del siglo xviii y comienzos del xix (si bien entonces la obra no llevaba el título actual).

odo el esquema comercial habrá de cambiar, pues en vez de los 2_670 euros que un comprador debía desembolsar para adquirir la edición completa el usuario del sitio electrónico no pagará nada; los editores esperan generar sus ingresos con la venta de publicidad en línea, en un complejo acto de acrobacia financiera.El enfrentamiento entre ambas obras de referencia no es sólo materia de economía.

En diciembre del año pasado, el semanario alemán Stern sometió 50 artículos que aparecen tanto en la Wikipedia como en la enciclopedia Brockhaus a la revisión de un panel de expertos en asuntos tan diversos como política y medicina, deportes y arte, historia y entretenimiento, con el propósito de evaluar su exactitud, completud, actualización y facilidad de lectura.

Tras leer los artículos de un horizonte temático anchísimo, en el que lo mismo cupo la penicilina, Moisés o la banda irlandesa u2, la enciclopedia en línea venció en 43 casos, la que entonces existía sólo en papel lo hizo en seis y hubo un empate (desde luego los wikirredactores arrasaron en lo que toca a estar al día, pero no dejó de sorprender que en general vencieran también en lo que toca a lo preciso de la información; en cambio, la escritura a muchas manos parece enredar las explicaciones, pues los jueces consideraron que un lector común se hallaría más cómodo en las páginas reales de la Enzyklopädie que en las virtuales).

Hoy la Wikipedia ha perdido parte de su frescura original. En una reseña publicada a finales del mes pasado en The New York Review of Books, Nicholson Baker —el audaz escritor y brioso activista en pro de la preservación de documentos “reales” en oposición al microfilm o la digitalización— describe las peripecias de los anónimos “editores” de esa obra colectiva de referencia, que han debido establecer procedimientos de control cada vez menos democráticos para evitar por un lado la trivialización de los contenidos, para que no cualquier cosa merezca una entrada, y por otro las batallas campales en ciertas entradas polémicas.

Amiba en continuo movimiento, con nuevos seudópodos a cada minuto, con los que constantemente expande sus límites, la Wikipedia es un símbolo de nuestros días semejante al que fue durante la ilustración europea la edición en cuarto de la Encyclopédie producida en Ginebra, Neuchâtel y Lyon, brillantemente estudiada por Robert Darnton: condensa el deseo de saber lo más posible al menor precio. Y quizá por ello, más que por su calidad, ambas han sido exitosas.Menos seguro es que la internet sea el canal para que los libros electrónicos desplacen a los de papel. Hoy está en proceso un experimento más de comercio de e-books a cargo de un autor de prestigio —el antecedente más célebre sigue siendo la fallida aventura de Stephen King con su novela por entregas The Plant—.

El inversionista George Soros, cuya fama proviene más de sus andanzas financieras que de sus aspiraciones de filántropo o epígono de Karl Popper, pondrá a la venta sólo por internet su nueva obra The New Paradigm for Financial Markets. The Credit Crisis of 2008 and What it Means, publicada por Public Affairs, en particular para ser leída en el dispositivo Kindle de Amazon.com. Durante poco más de un mes, el libro sólo será un manojo de bytes, pues apenas a mediados de mayo existirán ejemplares impresos; no sólo el tema exige una rápida circulación de este trabajo, sino que responde a la creencia de la editorial de que “hacer llegar rápido la información al público es un factor crítico para el futuro de la edición”.

domingo, abril 06, 2008

Consumo de libros..Chile. Óscar Contardo


"En 1999, el INE realizó por primera y única vez una encuesta chilena del libro que estableció, entre otras cosas, que en casi el 25 por ciento de los hogares del país no había libros y que sólo el 12,1 por ciento de la población los compraba.

Esa encuesta nunca se repitió del mismo modo y no es comparable a las dos encuestas de consumo cultural posteriores que incluían la lectura como una de muchas categorías.

Debido a esto no se puede saber a ciencia cierta si los chilenos leen más, leen menos o leen lo mismo.

Por otro lado, según los resultados de pruebas y encuestas internacionales (Prueba Pisa, estudio del Ocde), sí se podría sostener que al menos la población chilena lee mal o no entiende lo que lee, y que eso ocurra va en directo perjuicio del desarrollo de las personas y del país.

Todo indica que para lograr un mayor desarrollo hay que mejorar los índices, y que para hacerlo es necesario un plan y que para hacer un plan hay que saber desde qué punto se parte con indicadores más específicos que las percepciones de que se lee "menos", se lee "poco" o se lee "mucho".

"Marcela Valdés asumió en diciembre como secretaria ejecutiva del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, la entidad encargada de las políticas públicas para el desarrollo de esta área. "


"¿Cuántos libros lee un chileno en promedio?"Es uno de los indicadores que hay que sacar. Hay que calcular cuántos libros lee. Lo que sí se puede saber aproximadamente es qué lee un chileno. Los chilenos leen mucho cómic, mucha literatura chilena. Se lee mucho best seller..."

-¿Pero hay cifras que puedan determinar cuánto es ese "mucho"?

"No. Nosotros no tenemos cifras exactas: no podríamos decir cuánto está leyendo un chileno. Podemos, a través de todos los indicadores que existen y de las cifras registradas a la fecha, sacar la conclusión de que sí hay un promedio de lectura en el país. Y es un promedio que ha ido creciendo. Si se revisan las cifras que tiene la Dibam (ver recuadro) y cifras que tiene el INE, se puede llegar a la conclusión de que sí se está leyendo".-Le repito la pregunta entonces:

¿Cuánto lee un chileno anualmente?

"Nos encantaría saberlo. Hoy no lo sabemos".

-¿Es posible hacer un plan de difusión de la lectura sin ese diagnóstico antes?

"Se puede hacer un plan porque quizás la respuesta a esa pregunta, con certeza, (sobre) la cantidad de libros que está consumiendo un chileno no la conocemos, pero sí cuánto está leyendo un chileno".

" Existen estudios aislados que no son comparables y que, por lo tanto, no indican una progresión ni una involución. En 1992 el profesor Juan Morales, en su calidad de gerente de la Editorial Santa María, encabezó uno que aseguraba que los chilenos leían un promedio de 2,6 libros anuales. El mismo año los españoles leían 19 libros por año. La Unesco recomienda 25 y en Canadá o Finlandia se leen más de cuarenta."

"En 2006 la Fundación La Fuente dio a conocer un índice de lectura y compra de libros elaborado en conjunto con Adimark y que se volverá a hacer este año. Una de las cifras que entregó el estudio de la Fundación La Fuente es que en el 72 por ciento de los hogares del país no se compran libros nunca o casi nunca. Asimismo, entre las razones esgrimidas por quienes no leen para no hacerlo, el 26% aseguraba que debido a la falta de tiempo y el 47,3% porque simplemente no le interesaba. Es decir, para más del 70 por ciento de los no lectores, el problema no es el precio, de lo que puede desprenderse que el IVA no es necesariamente el principal escollo para la lectura en Chile."

El libro como producto

"Marilén Wood, gerenta de Ediciones B, comenta que hasta hace cinco años deshacerse del inventario liquidando, un asunto habitual en el resto del comercio detallista, era un asunto mal visto. "En este mundo hay quienes no quieren ver al libro como un producto, que no se les puede comparar con un yogur, aunque yo creo que sería un orgullo que la gente quisiera comprar un libro como quiere comprar un yogur", agrega Wood. Lo cierto es que si en gremios como el de los automóviles se sabe detalladamente cuánto y qué se vendió, en la Cámara Chilena del Libro conseguir cifras pormenorizadas es casi imposible. "Es un mundo que se manejó durante mucho tiempo de una manera que no es adecuada para el modelo actual. No estaba planteado como un negocio, sino como un sistema con algo de feudal que terminó con que en general las sedes chilenas de las editoriales internacionales le debían mucha plata a sus casas matrices", agrega Marilén Wood."

"Lo concreto es que la buena fama del modelo económico chileno no se refleja en el mercado editorial. En el caso de Ediciones B -editorial española con sedes en gran parte de Latinoamérica-, Wood asegura que "estamos dentro de los mercados más pequeños". En materia editorial, Chile puede compararse con Venezuela o Colombia, países con índices de pobreza y analfabetismo muy superiores a los nacionales, pero está muy lejos de México o Argentina.A la mezquindad del mercado, habría que sumarle la piratería, sobre la cual tampoco hay claridad. Pablo Dittborn, director general de Random House y miembro del directorio de la Cámara Chilena del Libro, aventura que por 100 libros que se venden en Chile en el mercado oficial, se venden 50 libros piratas. Para Dittborn esto revela al menos una buena noticia: que el mercado del libro es más grande de lo que parece."

Óscar Contardo Via: EL MERCURIO

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails