martes, enero 29, 2008

Se designa al ciudadano Pedro Jesús Pérez Arroyo, Presidente de la Fundación Librerías del Sur.

Se designa al ciudadano Pedro Jesús Pérez Arroyo, Presidente de la Fundación Librerías del Sur. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, 23 de Enero 2008
Sección Única-Ministerio del Poder Popular para la Cultura - MCUEnlazar como: http://vlex.com/vid/35432412
En hora buena para el amigo Pedro ( conocido como Pedro Macondo), tras el cierre de su librerías por problemas económicos, como suele pasar le, a nuestros libreros independientes, el alza de los alquileres, condominio, servicios, la lucha titánica por ganar nuevos lectores y clientes, no dio su fruto,: Conocemos a Pedro desde que era librero en los pasillos de la Universidad Central de Venezuela, paso por varias librerías hasta coronarse con una propia, ( esperamos la vuelva a tener), ahora vemos que al fin al frente de una institución que se dedica al negocio librero, esta alguien que conoce el oficio, y no cualquier paracaidistas, sin lectura pero con carnet de partido.
Ojala, le devuelvan su antiguo nombre de librerías Kuai-Mare….

domingo, enero 27, 2008

"mujeres de las que me enamoré profundamente y sin esperanzas, como debe ser."

"Me has dado dos encargos.
1) No telefonearte.
2) No verte.
Ahora soy un hombre ocupado.
Hay un tercer encargo: no pensar en ti.
Pero ese no me lo has ordenado".

Viktor Sklovski, fue un formalista ruso, nació en Petrogrado en 1893
escribió un libro a mi juicio encantador titulado "Zoo o cartas de no amor".

sábado, enero 26, 2008

Qué hay en esas estanterías.Amelia Ambrós


Si alguno de nosotros dijera que jamás leyó un libro de autoayuda, inmediatamente le crecería la nariz más que a Pinocho
"Darse una vuelta por las estanterías de los libros de autoayuda es una experiencia sorprendente. A lo que uno espera, se agregan las cosas más curiosas. Es normal ver títulos sobre cómo lidiar con parejas, hijos, patrones o suegras: mujeres de Venus, hombre de Marte, niños de Mercurio, abuelos de Saturno y jefes de titanio, que de éstos está lleno el mundo. Hablan de relaciones personales y quizás tengan buenos consejos, vaya uno a saber. Otro gran rubro se relaciona con el dinero: cómo ordenar los gastos de la canasta familiar –sobre esto no encontré nada escrito por el actual ministro de Economía, cosa rara-; vivir mejor con menos (debe ser el viejo cuento del burro que se murió cuando el dueño lo había acostumbrado a no comer); cómo crear riqueza - ¿no sería conveniente que los leyera el actual ministro de Economía? - y otras ingeniosidades. Entre los económicos hay un título que siempre me pareció extraordinario: Piense y hágase rico. Salvo que sea un manual para ministros de Economía, la verdad es que me maravilla la forma ingenua en la que apela directamente al pensamiento mágico. Otros son mucho más sutiles y, en consecuencia, nos pueden tomar de pichi con mayor facilidad. Pero sobre este libro, la sorpresa más grande la tuve cuando lo encontré entre los estantes de “economía y marketing”. Pensé en una equivocación de algún librero inexperto, pero no fue así: hay muchísimos libros de autoayuda económica que están en esas secciones presuntamente serias. Una investigación más profunda me llevó a encontrar a los autoayudantes en las estanterías de psicología, de filosofía, de medicina... Como un virus desinformático, van expandiéndose rápidamente por todas partes.Pero volvamos a la zona que les es propia. Allí, infaltable, está el “orientalismo”. Junto al famoso chanta Gurú Pirulo, que nos enseña a superar todos nuestros problemas en quince minutos, están Buda, Cristo, Mahoma y el manual para arreglar calefones escrito por un tal Enrique Santos. Dan ganas de echarse en el suelo y ponerse a llorar. En un rincón. No puedo ser exhaustiva, pero cabe decir que he encontrado libros muy serios de psicología, de filosofía, de física (sí, ¡física!) perdidos en esa barahúnda en la que el que gana es el más piola y no el mejor. Para mostrarlo, tengo una perlita que me hizo ver el vendedor de la sección de la gran librería: me mostró una edición de los Evangelios Apócrifos, libro que no se vende ni por accidente. Después sacó el mismo libro (mismo formato, idéntico dibujo de tapa, etc.); su título era idéntico también, pero el subtítulo rezaba: Clave para entender el Código da Vinci... Y como usted es un lector astuto, ya sabe cómo termina el cuento: se vende a más no poder. ¡Bravo por la editorial! "
LEER COMPLETO : ¡Help! (los Beatles)

Leer mañana .ANDRÉS NEUMAN

"Pienso que la humanidad nunca renunciará al placer del libro tocado, olido y estrujado. Lo que probablemente hará (y hará muy bien) es imprimir menos cantidad, eligiendo qué y por qué imprime. Resultará tan aliviador como ecológico. Otra buena idea sería elevar en serio el listón de calidad: Internet es infinito, nuestro tiempo no. En una era donde el conocimiento se parece cada vez más al infinito libro de arena de Borges, una editorial que se gane un prestigio literario será siempre requerida por los lectores, que no pueden navegarse toda la Red para ver si encuentran algo interesante. Tampoco estaría mal que se innovasen las promociones literarias, que a mí me parecen aburridas, acartonadas. En esto el cine o la música han sido más ágiles. Como la poesía y la publicidad utilizan recursos estéticos similares, nunca he entendido por qué para anunciar libros somos tan previsibles. Eso es confundir la seriedad con la falta de imaginación. "



Andrés Neuman, nacido en Buenos Aires en 1977, es hispanoargentino. Se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Granada, donde codirigió la revista ‘Letra Clara’ e impartió clases de literatura hispanoamericana.Actualmente es columnista fijo en diarios como Sur, Ideal o El Correo, colabora habitualmente en numerosos medios españoles y latinoamericanos, y escribe guiones de tiras cómicas para Ideal.
Su primera novela, ‘Bariloche’ (Anagrama, 1999), fue Finalista del Premio Herralde y elegida entre las diez mejores del año por El Cultural del diario El Mundo. Su siguiente novela, ‘La vida en las ventanas’ (Espasa, 2002), fue distinguida como Finalista del Premio Primavera. Con ‘Una vez Argentina’ (Anagrama, 2003) volvió a ser Finalista del Premio Herralde de Novela.

Primer plato, segundo plato y postre , El amor en tres platos (2007)


Héctor Torres (1968) es un escritor venezolano cuyos cuentos han aparecido en los diarios El Clarín de La Victoria, La Antena de San Juan de Los Morros y en la revista literaria Letralia. Ha publicado Trazos de asombro y olvido (1996), Episodios suprimidos del manuscrito G (1998), Del espejo ciego y El pintor de bisontes (aún en proceso de publicación). Su creación más reciente, El amor en tres platos (2007) combina humor, cotidianidad y absurdo
Luisa Pescoso P.
"Y en su corazón, la depresión, la sensación de vacío, el sentimiento de soledad, el miedo a la noche y al rugido del agua, todo eso, había sido aniquilado por ese nuevo deslave que venía del futuro, que la arrastraba con blandura y con su complicidad" (110)
O pulento uso del lenguaje y metalenguaje, diversidad de temas cotidianos, humorismo y enca nto son a lg unos de los adjetivos que surgen a partir de las lecturas realizadas a cada una de las narraciones que conforman El amor en tres platos de Héctor Torres. Un libro rico en situaciones cotidianas, impregnado por lo urbano en el que Torres presenta temas recurrentes de la jornada dia ria.

Cada relato pareciera una proyección de lo absurdo, de esos acontecimientos que a veces titubeamos en considera r como rea les, propios de lo extravagante y disparatado, pero que, sin duda, suceden a diario y forman parte del asombro. Asombro que circunda la vida de Héctor Torres quien a lega que: "En la actualidad, mis asombros lo producen los aspectos más inv isibles de la v ida cotidiana, buscar una mirada todo lo novedosa que se pueda sobre las cosas que están allí y que a veces ig nora mos, como el deseo, el paso de tiempo, la locura de un ser querido y las angustias que agotan y enajenan al común de las personas, en su día a día".

Esta declaración, que surge a partir de una entrevista realizada para el diario El Mundo, contribuye a entender el entra mado del libro, la forma en la que Torres concibió y elaboró sus narraciones, sobre todo la manera en qué los 14 cuentos se combinan en perfecta coherencia para reunirse en El amor en tres platos.

Uno de los elementos más agradables de la lectura de este libro es que induce a ese "sorprenderse" no sólo tras el desenlace de las h istor ia s, si no ta mbién durante el inicio y a lo largo del trayecto. Te niega la oportunidad de predecir el final y te aviva la mezcla entre admiración y asombro de poder ex t ra ña r te con cada una de las cosas que va narrando. Te deja, incluso, esa mueca en el rostro cuando algo verdaderamente te impresiona, algo que no esperas, algo que no adivinaste.
El libro plantea una relación muy cerca na con el lector porque, en varias historias, son reiterativas las apelaciones a él, "Yo ta mpoco escoger ía mayo para comenzar", es un buen ejemplo. Se construye una triple relación autor-personaje-lector que a veces pareciera consciente; diríamos que se plantea un juego entre na rrador omnisciente, testimonial y protagonista. Se hace explícita la obsesión entre autor y personaje, diálogos, búsquedas, introspecciones hasta dar con el personaje ideal. El sueño es también una de las recurrencias del autor, despertar de un sueño, soñar, el ejercicio del sueño y la vida a través de un inalterable ejercicio de dormir. Este elemento es persistente y repetido a lo largo de las narraciones.

El título que da nombre al libro se usa en la última historia que es una alegoría al amor en las tres etapas de la vida: juventud, adultez y vejez, quizás la última no esté tan explícita, pero sí enunciada. El amor en tres platos es, entonces, lo mismo que decir juventud, adultez y vejez, es la semblanza del primer plato, segundo plato y el postre. Es la historia de la herida que no pudo curarse, el desvelo de la señora Bastidas, los desencuentros de un perro, de como el señor Garminoff llegó a convertirse en el personaje de su propio guión, la confusión de Sinclair en la estación de tren, la historia del pájaro de pico largo y de La Negra, parte de los personajes que cobran vida en este texto.
La salsa, el barrio, la calle, la estación de tren, la casa de la señora Bastidas y de Ubiedo son algunos de los escenarios. Así se despliega este texto –que pertenece al sello editorial Equinoccio, a su Colección Papiros, serie narrativa– como una edición simpática y cuidada que recoge el tono de esta voz, la de Héctor Torres, que se asume optimista frente a la literatura venezolana y perseverante ante la espera del futuro de nuestras letras.
EL NACIONAL - Sábado 26 de Enero de 2008
Papel Literario/10

viernes, enero 25, 2008

Vídeo de la cuarta y última jornada de Gutemberg tras la red



Analizaremos los media tras el fin de la verticalidad inherente a los medios tradicionales y la eclosión de los metamedia, así como los nuevos canales de prescripción que implican las redes sociales y la blogoesfera con Juan Varela, periodista, consultor de medios, autor del blog Periodistas 21 y responsable del lanzamiento de la versión online del periódico gratuito ADN, Gumersindo Lafuente, responsable de la consolidación de elmundo.es como uno de los cibermedios más importantes en habla hispana y ahora director de Soitu.es, Rafael Tapounet, responsable del suplemento dominical de El Periódico, y Pablo Muñoz, crítico cultural y autor del blog El rincón de Alvy Singer. El acto estará moderado por Pablo Odell, de Tökland.

Gutemberg tras la red - 3er día



Aventuraremos los futuros del libro y la lectura con Joaquín Rodríguez, sociólogo, editor vocacional y autor del blog Los futuros del libro (una selección de cuyos mejores posts acaba de ser editada bajo el título “Edición 2.0: los futuros del libro”), Didac Martínez, director del Servei de Bibliotecas i Documentació de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), y el escritor Màrius Serra, autor de “Verbàlia” y, recientemente, de “Enviar y recibir”, así como de “La veritable història de Harald Bluetooth”, la primera novela por entregas para descargar vía móvil. La convivencia de formatos, las diversas facetas de la textualidad y la transformación del lector serán algunos de los aspectos del coloquio “Texto, libro, archivo: los futuros del libro”. Moderará el acto José Pons, editor de Melusina.
http://tokland.org/
Observatorio sobre la Edición del Siglo XXI

miércoles, enero 23, 2008

Gutemberg tras la red - 2o día



Es el turno de los editores y la editoriales frente a la web. Moderados por Pablo Odell (Tökland), Luis Solano, editor de Libros del Asteroide, Enrique Redel, editor de Impedimenta, Santos Palazzi, responsable del área Mass Market del grupo Planeta, y Javier Celaya, consultor y editor de Dosdoce, plataforma desde la que ha impulsado estudios como el reciente “Tendencias 2.0 en el sector editorial“, charlarán sobre los retos que supone la digitalización del mundo de la cultura para el sector editorial: el papel de los editores, la transformación de la cadena del libro, el alcance de la redimensión de su modelo de negocio o las ventajas en comunicación que ya implica la red.

Gutemberg tras la red -primer día


Lunes 21 de enero a las 19:00h.

Juan Freire, científico, blogger (Nómada) e investigador de la interacción entre sociedad y cultura digital, Luis Collado, responsable de Google Books Research España, y Chema Martínez, director comercial de Publidisa, empresa pionera en la impresión bajo demanda (POD), y blogger en sus ratos libres (Libros y tecnología), analizarán el nuevo escenario que impone la web 2.0, así como algunas de los nuevos formatos, herramientas y paradigmas en juego: desde el proceso de digitalización y la impresión bajo demanda hasta la creciente gadgetización o las bibliotecas virtuales pasando por el acceso libre al conocimiento y la transformación de la autoría, sin olvidar las licencias copyleft y el Digital Rights Management (DRM).

Prometemos desde este lado del charco , estar pendiente de toda la jornada y subir toda la información que nuestro amigo Pablo tenga a bien difundir en TOKLAND..( soñamos, con estar presentes, y enterarnos en vivo, de las discusiones tras bastidores)

Tökland en El Mundo

martes, enero 22, 2008

El amor en tres platos, Héctor Torres


Fragmento de Las tardes de los sábados

Tiempo después descubrí dos cosas: ya no podía verla desnuda con la misma naturalidad e indiferencia de antes, pero tampoco podía evitar la placentera curiosidad de observar de nuevo sus cada vez más acentuadas proporciones, mientras se vestía después de ducharse; por lo que resolví satisfacer ambos asuntos ocultándome debajo de la cama cuando la escuchaba salir del baño, y allí me quedaba, casi sin respirar, para que ella no notara mi presencia, con un inexplicable pero fascinante sofoco trasquilándome el pecho.
Desde entonces nuestras vidas cambiaron. Mi preocupación cuando ella se demoraba en la calle pasó a ser de una naturaleza distinta, la cual no podría explicar con exactitud. Cuando la veía llegar, visiblemente agitada por las nuevas emociones deparadas por la vida nocturna, lejos de sentir la alegría de otros tiempos, sentía por ella un desprecio infinito. A tal punto llegó ese desprecio que, como sus llegadas al amanecer comenzaron a hacerse frecuentes, cuando Negra la esperaba despierta para decirle y lanzarle cosas apenas traspasaba la puerta de la casa, yo sentía una innegable satisfacción al presenciar la escena.
Entonces ella se iba a la cama, y luego de un rato de batir con rabia lo que estuviese a su alcance y de hablar amargamente consigo misma, apagaba la luz y duraba un tiempo llorando con quejidos bajitos, como presa de un ataque de hipo.
Yo, acurrucado bajo la cama, exactamente debajo de ella, la escuchaba confundido en mi interior, porque aunque lo hacía deliberadamente para no darle consuelo, no podía negar que me entristecía mucho escucharla sufrir de esa manera.
¡Pobre Mariela! Tan sola en ese cuerpo nuevo tan vistoso.


Su única oportunidad (cuento completo)

Por las cornetas salía la voz de Phil Collins. Una lluvia menuda empapaba los más íntimos recodos de la vía. El resultado era sugestivo. Fuera de eso, todo permanecía en aparente calma.
Tendría media hora de haber comenzado la lluvia cuando, en una curva repentina, se encontraron del lado contrario de la vía, esquivando los vehículos que se aproximaban hacia ellos, como atraídos por un imán.
La sacudida acompañó a un estruendo, y luego a otro. Y a otro.

Un silencio insólito y corto siguió a los impactos. Tras la bruma buscó su rostro y se espantó con ese monstruo rojo que lo veía asustado desde el otro lado del vidrio roto. Desde una herida en la frente brotaba una raya gruesa y viscosa.
Se limpió con un brazo hinchado y torpe, y se acordó de ella. La buscó con la vista y la encontró dormida sobre el asiento, quejándose con gemidos bajitos y una expresión casi plácida. Se alarmó al no ver sangre en su rostro quieto. Alrededor, todo era humo y vidrios rotos.
De pronto vio mucha gente. Algunos hablaban, otros se movían con prisa. Unas mujeres observaban con rostros contraídos por la compasión o el asco. Estaba consciente de todo cuanto veía, pero no atinaba a moverse. Algunos forcejeaban con la chatarra de la puerta y él, sin comprender la magnitud de lo ocurrido, se preguntaba por qué estarían rompiendo su carro.
Dos o tres brazos se introdujeron en el amasijo de hierros y la sacaron con rudeza. Alguien le dijo que saliera; también creyó escuchar algo sobre el carro. Puede estallar, recordó haber oído. Salió temblando por el mismo sitio del que la sacaron a ella, dormida, descalza en brazos de un hombre. Otros, vestidos de verde, dispersaban a los vehículos que disminuían la marcha para curiosear. Uno de ellos, aparentemente de rango superior, detuvo un carro y haciendo caso omiso de las protestas del conductor, abrió la puerta y ordenó que la introdujeran allí. Con él hizo lo mismo.
—Usted también está lesionado —le dijo, indiferente a su tragedia.
Una vez adentro, limpiándose por tercera o cuarta vez la sangre, advirtió que ella estaba consciente. Miraba a su alrededor desconcertada, como quien se acuesta en su cama y despierta en un sitio extraño. No se atrevió a hablarle y esperó a que ella lo hiciera. Cuando al fin lo vio, toda la confusión se tradujo en preguntas:
—¿Esto... es verdad? ¿Esto... esto está pasando?
Un destello iluminó su mente. Con la certeza del que nada puede perder, comprendió que su única oportunidad era creer en lo imposible y, aprovechando la pregunta, le dijo convencido:
—No, amor, esto es una pesadilla. Vuelve a dormir.
Ella se refugió en su abrazo y se volvió a quedar dormida de inmediato, en medio de agitaciones intermitentes.

Despertó con un sobresalto. Se acurrucó junto a él, abrazándolo con fuerza.
—Tuve una pesadilla horrible —le dijo sollozando.
En la penumbra de la habitación, los ojos de él brillaban aterrorizados. Su cuerpo estaba bañado en un sudor pegajoso. Sin comprender lo ocurrido, deslizó tiernamente una mano por el cabello desordenado de ella y, tratando de dominar un temblor, le dijo con calma:
—Sí, amor, ya lo sé. Ahora duérmete.
En los oídos de él aún zumbaba el estrépito de voces y cornetas, mientras la ventana rota persistía en su recuerdo con inusual nitidez.

Las leyes del sueño (cuento completo)

Cuando vimos la figura caer desde la platabanda, corrimos con la intención de comprobar nuestras sospechas. Al llegar junto al cuerpo supimos, en efecto, que se trataba de ella.
Recobró parcialmente su forma original para decirnos unas palabras extrañas y maravillosas, mientras nos advertía que se trataba de un sueño. Aunque lo más sensato hubiese sido socorrerla, comencé a escribir en una pared cercana lo que ella decía, porque la experiencia siempre me ha indicado que suelo olvidar los sueños y las cosas que en ellos se dicen.
Al día siguiente traté de recordar lo que dijo, pero resultó inútil. Fui entonces al edificio desde donde se había lanzado (en mi sueño, claro) y, en efecto, leí los garabatos escritos con prisa en la pared, sólo que no pude repetirlos hasta esa noche que me soñé en la misma escena.
Cuando desperté, nuevamente los había olvidado.


Fragmento de El amor en tres platos

Pero ya se dijo, la vida tiene una calculadora de abasto en la que nunca cuadran las cuentas. Tiene su propia clave, y lo único seguro en ella es la sorpresa. Y la vida de ellos, dentro de eso que llaman cotidianidad, fue pasando cada vez con más lentitud, perdiendo ritmo como un radio al que se le acaban las pilas. Tanto, que con el tiempo fue pesando. Y después pisando. Y duro. Y ya no había música para bailarla.
Y eso que había prometido ser una fiesta de vida comenzó a dar golpe tras golpe, a uno y otro costado, de esos certeros, de los que casi no se sienten, de los que no aporrean de inmediato aunque van desmoralizando las entrañas (como esos que saben dar los policías), de los que ponen las piernas a temblar, de los que la gente no sabe cómo fue lanzada al piso, ya sin ánimos de levantarse, mientras escucha, allá a lo lejos, al réferi yendo como por quince, y el público abucheándolo, y al second viéndolo con lástima, y a los mafiosos con cara de estás muerto. Y a la novia de Rocky, la que esperaba abrazarlo triunfante; decepcionada, o más bien desconcertada. Y a las ilusiones yéndose por el albañal, peso fracaso. Peso fragilidad. Peso fractura. ¡Fuera, fuera, fuera! Ruge el público, aburrido de su fracaso.

Y una noche de esas en que no podía dormir, se preguntó, con una inesperada aunque no desconocida amargura en la boca, cuándo fue que esa gorda altanera y malhumorada, cada vez más parecida a la mamá (cuándo fue que ese negro panzón, malasangre y borracho), había sido la pavita que se levantó (había sido el negrito de ojos tristones que la sacó a bailar) en la miniteca aquella de San Mateo, en aquel lejano siglo en que la visitaba para ver la novela cuando ella vivía, arrimada y feliz, en la casa de Meche, en Puerta Caracas, a donde las mandó el deslave sin llegar a enterarse cómo quedó el consultivo...

Héctor Torres / EditorFICCIÓN BREVE VENEZOLANAhttp://www.ficcionbreve.org/


Me doy el gusto de subir de mi amigo Héctor Torres, fragmentos de su libro EL amor en tres platos…. Música para los ojos, en una tarde de cansancio, me obliga de nuevo a reconciliarme con nuestra literatura

lunes, enero 21, 2008

Carta Abierta por las Librerías Independientes . Ernesto Skidelsky


Una nota de gentileza del amigo Ernesto Skidelsky, librero para más señas, me remite a su interesante blog, tomo esta nota, que se acerca mucho a mi realidad librera....


Lo que va a mantener la escritura viva en este país son las librerías independientes. Las necesitamos desesperadamente. Si la gente que vende libros, no lee libros y no sabe nada acerca de ellos, todo se evapora. Demasiadas pequeñas librerías han cerrado sus puertas, y eso hace que uno comience a temer por el futuro. Asumiendo que los libros son importantes –y yo creo eso- entonces estas librerías son importantes, algo fundamental para la salud espiritual de la nación.

Paul Auster (prólogo de Bookstore: The Life and Times of Jeannette Watson and Books & Co.)


En el año 2005 el tres veces ganador del Pulitzer, Thomas Friedman, publicó el libro La Tierra es Plana (The World is Flat), sobre como la globalización impacta con los mismos fenómenos en todo el mundo.Catorce años antes de esta publicación, John Grisham publicó en Estados Unidos el libro The Firm que rápidamente se convirtió en best seller. Como en 1991 la tierra era menos plana, quizás porque la web no tenía la penetración que tiene ahora, el libro tardó algunos años en convertirse en best seller en el resto del mundo. Pero lo hizo en Argentina, en la República Checa y en cada ciudad del globo. Y la tierra ya se estaba aplanando.Quien haya visitado Nueva York en los 90' recordará la ausencia de Estaciones de Servicio en la parte más céntrica de la ciudad. Y no precisamente porque no hubiera autos, sino porque la tierra era tan cara que las esquinas en donde antaño se ubicaban surtidores de gasolina, habían sido vendidas para dar lugar a edificios.¿Suena familiar? Cualquiera que luego de estar un par de años encerrado, se subiera hoy a un auto y recorriera la ciudad de Buenos Aires en busca de un surtidor de nafta, se sorprendería al ver que en la mayoría de las esquinas en donde antes había una Estación de Servicio, hay ahora una obra en construcción. Porque la tierra no solamente es plana, sino también cara.Y a medida que la tecnología se expandió, los fenómenos se globalizaron con mayor rapidez.Se necesitan sólo 0,17 segundos y una conexión a Internet para que Google devuelva 828.000 resultados como respuesta a la búsqueda de “independent bookstore close rent” (cierre librería independiente alquiler).Porque la tierra que toma la denominación de metros cuadrados cuando hablamos de locales comerciales, se vuelve tan cara que se torna imposible de sostener para quien vende –solamente- libros. Y esta historia se repite con iguales características en ciudades tan distantes como Madrid, México DF, Nueva York, y Buenos Aires.

Como escribió el escritor Eduardo Mendoza en una nota en el Diario El País de España, en Septiembre último:
“Asisto a una reunión de libreros independientes, una raza en peligro de extinción. En el transcurso de la velada se dan datos y se examinan las causas. Las grandes superficies, claro. Pero hay otras: en el centro de la ciudad los alquileres son prohibitivos y en la periferia hay menos gente de paso.”

Y cruzando el océano, llegamos a Alto Palermo, en donde hasta fin de este año habrá 3 librerías y alrededor de 1.200 metros cuadrados destinados a libros; pero en unos pocos meses, el lugar que hoy ocupa Capítulo dos será ocupado por un local de indumentaria, y las otras 2 librerías deberán mudarse, a locales más pequeños.Al final de la movida, la propuesta de libros en dicho shopping se verá reducida a 350 metros cuadrados, y a 2 librerías en lugar de 3.Cuando en octubre del año 2003 abrimos las puertas de Capítulo dos elegimos como slogan la frase Encontrate con un libro, porque sinceramente estábamos convencidos que el desafío era recrear un espacio en donde los lectores pudieran volver a encontrarse con los libros, con los autores y con libreros de oficio que pudieran guiarlos y agregarles valor en el descubrimiento de nuevos libros y nuevos autores.Desde el punto de vista de negocio, nuestro diagnóstico era que el mercado de las librerías se había consolidado: quedaban menos librerías independientes y las cadenas tenían cada vez mas participación de mercado. Pero al mismo tiempo, estábamos convencidos que esta consolidación no había traído mejoras en la experiencia de compra del Cliente al cual nosotros queríamos dirigirnos.En un mercado heterogéneo, efectivamente había Clientes que valoraban la posibilidad del one stop shopping, y comprar en un mismo lugar un libro, un blister de pilas, y un muñeco de Harry Potter, atendido por un vendedor que tenía capacidades también heterogéneas, que le permitían hacer una recomendación en terrenos tan diferentes como los productos que vendía.Pero también existía un segmento en ese mercado, que eran los Clientes que extrañaban entrar a una librería que no vendiera rompecabezas y agendas, que simple y solamente se ocupara de los libros. En definitiva, una librería de libreros, y atendida por libreros que habían hecho de este oficio su elección.Para estos lectores creamos Capítulo dos. Como escribe el Agente Literario Guillermo Schavelzon en una nota aparecida el último fin de semana:
… a los buenos lectores, aquellos que se alarman al ver las vidrieras de las grandes librerías, en las que la exhibición no se decide en función de los intereses de los lectores, sino de los márgenes comerciales que cada editorial le otorga. Sistema perverso si los hay, ya que por ese camino lo único que las librerías lograrán, a mediano plazo, es quedarse sin lectores.

El fenómeno ocurre en todo el mundo: suben los alquileres y las librerías independientes cierran. Quedan los superstores (en países como Estados Unidos) y las librerías de cadena en Argentina, que tienen en función de su volumen de venta mayores márgenes que le permiten hacer frente a estos mayores costos; o tienen una apuesta estratégica que les permite absorver pérdidas en algunos locales, para sostener su participación en el mercado.Cuando quien gerencia los metros cuadrados de un shopping decide que el único ratio a tomar en consideración es el de venta por metro cuadrado, opta por condenar al público que asiste a su centro comercial a contar con librerías que ya no tendrán espacios suficientes para llevar adelante presentaciones de libros, lecturas, eventos… Para quienes además creemos que las librerías independientes cumplen el rol de fortalecer la bibliodiversidad, esta concentración en pocas cadenas, que se proyecta mas robusta, no hace más que entristecernos.En estos 4 años que estuvimos en Alto Palermo logramos hacer honor a esa promesa que decía Encontrate con un libro. Tuvimos el honor de presentar decenas de libros y autores: Marcos Aguinis, Felipe Pigna, Alberto Laiseca, Marcelo Birmajer, Juan Sasturaín, entre muchos otros. Realizamos actos para recordar los aniversarios del asesinato de Anna Frank –en donde la actriz Emilia Mazer leyó fragmentos del Diario de Anna-, y los natalicios de Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Charles Bokowski y Pablo Neruda. Leímos poesía y tomamos vinos. Cocinamos con Martiniano Molina, y presentamos el reciente libro de Narda Lepes.En Mini 2, nuestro espacio dedicado a los jóvenes lectores, realizamos cantidad de Tardes de Cuentos, de obras de teatro, de charlas sobre maternidad y crianza.Hace apenas un par de semanas llevamos a cabo conjuntamente con otras empresas el Buenos Aires PoD: un evento de Print on Demand (Impresión por Demanda) en el marco del cual montamos un taller de impresión de libros agotados en la misma librería, en donde los Clientes podían ver in situ todo el proceso de impresión y encuadernación de un libro, y llevarse su ejemplar en sólo 4 minutos.No podemos decir que nos vamos porque no nos fue bien: En noviembre de este año nuestra facturación creció el 49% comparada contra noviembre del año pasado, y un 40% en ejemplares.Sin embargo, frente a la decisión de Alto Palermo de llevar adelante una Licitación entre Capítulo dos y otra de las librerías, para decidir por ese mecanismo cuál “valoraba más el lugar”, nos pareció que no podíamos hacer frente a los altos valores de Llave y Alquiler que se pretendían como base, ya que estos condenaban a la librería a perder una cantidad de dinero imposible de soportar por una librería independiente durante toda la duración del contrato.Hace poco tiempo escuché a Felipe Pigna contar una anécdota de Sarmiento, en la que sus detractores lo acusaban diciéndole “Si a Usted se lo da vuelta, no se le cae una moneda”, a lo que él respondió: “Y si a Ustedes se los da vuelta, no se les cae una idea”. Sin ánimo alguno de llevar adelante una comparación que sin duda nos quedaría enorme, sigue provocándonos una sonrisa estar de la vereda de los libreros con ideas.

Ernesto Skidelsky

Gutemberg tras la red.....


Tras la música y el cine, parece que ahora le toca al libro. La presentación, el pasado mes de noviembre, de Kindle, la versión de libro electrónico de Amazon, la todopoderosa librería online, es el capítulo más reciente de un proceso en marcha y a todas luces imparable: la transformación digital de la esfera del libro y del sector editorial.
Del lunes 21 al jueves 24 de enero
El lunes 21 de enero a las 19:00h.
Juan Freire, científico, blogger (Nómada) e investigador de la interacción entre sociedad y cultura digital, Luis Collado, responsable de Google Books Research España, y Chema Martínez, director comercial de Publidisa, empresa pionera en la impresión bajo demanda (POD), y blogger en sus ratos libres (Libros y tecnología), analizarán el nuevo escenario que impone la web 2.0, así como algunas de los nuevos formatos, herramientas y paradigmas en juego: desde el proceso de digitalización y la impresión bajo demanda hasta la creciente gadgetización o las bibliotecas virtuales pasando por el acceso libre al conocimiento y la transformación de la autoría, sin olvidar las licencias copyleft y el Digital Rights Management (DRM).
El martes 22 de enero a las 19:00h.
Será el turno de los editores y la editoriales frente a la web. Moderados por Pablo Odell (Tökland), Luis Solano, editor de Libros del Asteroide, Enrique Redel, editor de Impedimenta, Santos Palazzi, responsable del área Mass Market del grupo Planeta, y Javier Celaya, consultor y editor de Dosdoce, plataforma desde la que ha impulsado estudios como el reciente “Tendencias 2.0 en el sector editorial“, charlarán sobre los retos que supone la digitalización del mundo de la cultura para el sector editorial: el papel de los editores, la transformación de la cadena del libro, el alcance de la redimensión de su modelo de negocio o las ventajas en comunicación que ya implica la red.
El miércoles 23 de enero a las 19:00h.
Aventuraremos los futuros del libro y la lectura con Joaquín Rodríguez, sociólogo, editor vocacional y autor del blog Los futuros del libro (una selección de cuyos mejores posts acaba de ser editada bajo el título “Edición 2.0: los futuros del libro”), Didac Martínez, director del Servei de Bibliotecas i Documentació de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), y el escritor Màrius Serra, autor de “Verbàlia” y, recientemente, de “Enviar y recibir”, así como de “La veritable història de Harald Bluetooth”, la primera novela por entregas para descargar vía móvil. La convivencia de formatos, las diversas facetas de la textualidad y la transformación del lector serán algunos de los aspectos del coloquio “Texto, libro, archivo: los futuros del libro”. Moderará el acto José Pons, editor de Melusina.
El jueves 24 de enero a las 19:00h.
Analizaremos los media tras el fin de la verticalidad inherente a los medios tradicionales y la eclosión de los metamedia, así como los nuevos canales de prescripción que implican las redes sociales y la blogoesfera con Juan Varela, periodista, consultor de medios, autor del blog Periodistas 21 y responsable del lanzamiento de la versión online del periódico gratuito ADN, Gumersindo Lafuente, responsable de la consolidación de elmundo.es como uno de los cibermedios más importantes en habla hispana y ahora director de Soitu.es, Rafael Tapounet, responsable del suplemento dominical de El Periódico, y Pablo Muñoz, crítico cultural y autor del blog El rincón de Alvy Singer. El acto estará moderado por Pablo Odell, de Tökland.
> Todos los actos serán en la Fnac Triangle (Pza. Catalunya, 4 - Barcelona)
Más información:
Isaac Monclús 661 209 660 / Octavio Botana 630 525 780Programación Cultural y PrensaFnac Barcelona93 344 18 00

OJALA PODAMOS LEER Y VER LOS RESULTADOS

Quemando calorías y calentando neuronas

Vía TOKLAND, nos llega esta estupenda manera de empezar la semana, así la comienzo hoy, llegando del Gim, " “Mente sana en cuerpo sano” es una frase que forma parte de una plegaria a los dioses que nos enseña el poeta romano Decimus Iunius Iuvenalis (mejor conocido por nosotros como Juvenal, quien vivió entre finales del siglo I y principios del siglo II de nuestra era) entre los últimos versos de su décima sátira (Saturae X). Gracias maese Pablo.
«orandum est ut sit mens sana in corpore sano. »
[Se debe orar a los dioses que nos concedan una mente sana en un cuerpo sano.]
La foto es de Javier Celaya

domingo, enero 20, 2008

Librerías independientes, con la estantería floja, un fenomeno que dispara alarmas en la industria del libro. Por Silvina Friera


La reducción de metros cuadrados en shoppings, la estampida de precios de alquiler y los limitados márgenes de ganancia conforman un panorama desalentador: se editan 20 mil libros al año, pero los espacios de venta se reducen.

El boom del mercado inmobiliario, con su estampida arrolladora de precios, se cobró a una de las primeras víctimas. Fue un amargo regalito de Melchor, Gaspar y Baltazar: el domingo 6 de enero el dueño de la librería Capítulo Dos tuvo que cerrar el local que alquilaba en Alto Palermo desde octubre de 2003. Además de la reducción de metros cuadrados para exhibir los libros –de 220 a 80–, el shopping le ofrecía un espacio en el tercer nivel, una zona marginal, y le pedía unos 50 mil pesos por mes. "El fenómeno ocurre en todo el mundo: suben los alquileres y las librerías independientes cierran", escribió Ernesto Skidelsky en la Carta Abierta por las librerías independientes, que se puede leer completa en http://www.capitulo2.com/ (ver aparte). "Cuando quien gerencia los metros cuadrados de un shopping decide que el único ratio a tomar en consideración es el de venta por metro cuadrado, opta por condenar al público que asiste a su centro comercial a contar con librerías que ya no tendrán espacios suficientes para llevar adelante presentaciones de libros, lecturas, eventos... Para quienes además creemos que las librerías independientes cumplen el rol de fortalecer la bibliodiversidad, esta concentración en pocas cadenas, que se proyecta más robusta, no hace más que entristecernos." La luz amarilla se encendió; los alquileres se triplican en los centros comerciales, hay que achicarse o cerrar –aunque, paradójicamente, el mercado editorial se expanda y publique unos 20 mil títulos al año–, y donde antes había una librería ahora funcionará un local de ropa para adolescentes.
Los libreros consultados por Página/12, Skidelsky, los hermanos Fernando y Alejandro Pérez Morales, de La Boutique del Libro, y Marcelo Berstein, de Librerías Paidós, coinciden en afirmar que la subida de precios de los locales, en centros comerciales o en las principales avenidas (Corrientes, Santa Fe, Las Heras), los afecta a todos. "Una librería vende entre 1300 y 2000 pesos por metro cuadrado", calcula Skidelsky. "En Galerías Pacífico, donde estamos nosotros y Cúspide –que está hace ocho meses sin local por estas mismas prácticas: el que tenía antes se lo dieron a Etiqueta Negra, la casa de ropa que viste a Marcelo Tinelli–, pasé de vender de 1300 pesos a 2000, pero es una circunstancia muy particular en donde de un día para otro me convertí en la única librería", explica el dueño de Capítulo Dos. "Si en 80 metros de librería voy a vender 1500 pesos, pero en un lugar que no es el mejor del shopping, estamos hablando de una venta de 120 mil pesos mensuales. Las librerías tienen un precio de venta al público, pero después hay que realizar los descuentos. Si vendo 120 mil pesos de promedio y me queda de margen bruto 50 mil, ¿cómo hago para pagar 50 mil de alquiler y después los sueldos, las cargas sociales, los impuestos? Es imposible", responde Skidelsky.
Sensibilidad cero
La política de achicar el espacio ha afectado también a Librerías Santa Fe, que en el shopping Alto Palermo ocupó 280 metros cuadrados, después 100 y ahora la redujeron a 80. La cadena Yenny, del grupo Ilhsa, dejará su local de 900 metros cuadrados en Alto Palermo para ocupar otro de 200, y también deberá reducir los metros cuadrados en Patio Bullrich. Página/12 intentó hablar con Adolfo De Vicenzi, CEO del grupo Ilhsa, única voz autorizada para opinar, pero, según informaron, está de viaje. Cuando el dueño de Capítulo Dos se sentó a discutir la renovación del contrato con Alto Palermo, le dijeron: "Acá hay un montón de locales de indumentaria que pierden plata, pero lo toman como si fuera presupuesto de marketing". Skidelsky revela que poner un cartel en la avenida Lugones o una página de publicidad en la revista Gente puede trepar a los 40 mil pesos. "Muchos optan por poner un local en el shopping y además venden, pero el negocio de esas marcas está en otra parte de su gestión comercial, en ser mayoristas en el interior del país, en tener franquicias, en una cantidad de negocios que la librería no tiene porque no es distribuidora y revende lo que producen las editoriales. Entonces, o sos rentable en tu operación de librero o tenés que cerrar."
Fernando Pérez Morales, uno de los dueños de La Boutique del Libro (que nació hace 36 años en Martínez, fundada por Horacio Battellini), tiene local propio en Palermo, desde hace cinco años, y sucursales que alquila junto con su hermano, Alejandro, en el Unicenter Shopping, Nordelta, Pilar y Adrogué. "Al nivel que vienen subiendo los precios de los alquileres va a ser muy difícil que las librerías queden en lugares principales, en la calle Santa Fe, Corrientes, Las Heras, en los shoppings importantes. Hoy el gran problema es el inmobiliario", señala. Pérez Morales aclara que hace años que viene insistiendo en que hay que probar en los espacios alternativos. "Cuando me vine a Palermo, esto todavía no había explotado, y me encontré con mejores condiciones para comprar el espacio. Las librerías que van a sobrevivir serán las que tengan local propio", pronostica. "Pedirle sensibilidad a un shopping es vivir en otro mundo, son sensibilidad cero. El shopping que pueda tener cien Garbarino los va a tener. Una librería necesita cinco días de ventas o más para pagar el alquiler en un shopping, Garbarino lo hace con dos horas de venta", compara. "Pedirle a esa gente, suerte de Chicago Boys, sensibilidad, o que piense que es importante tener una librería, es absurdo." Pérez Morales recuerda que Buenos Aires es la ciudad que tiene mayor cantidad de librerías por metros cuadrados, más que Madrid. "Esta es una ciudad que tiene básicamente librerías y psicoanalistas", ironiza el librero. "Todo el que tiene el ahorro de una indemnización sueña con poner una librería, es un sueño de mucha gente; después, cuando se enfrentan con el hecho de que la librería es un negocio que hay que administrar con mucha mano dura y prudencia, ya no les parece tan hermoso."
El salvavidas
Alejandro Pérez Morales, a cargo de La Boutique del Libro de Unicenter Shopping, en donde está hace veinte años en 200 metros cuadrados, traza un panorama sobre las dificultades que enfrenta el sector. "El libro no paga IVA, pero todo lo demás sí, y no tenemos ninguna posibilidad de desgravarlo. Si a mí el alquiler me sale 10 pesos más IVA, termino pagando 12,10, el 21 por ciento más", ejemplifica. "Otro problema grave es el aumento de los costos laborales. No es lo mismo lo que puede pagar un librero que alguien que fabrica zapatillas o ropa, donde los márgenes de ganancia son enormes y pueden llegar a un 300 por ciento. La librería mejor administrada en este momento, si vendió 100 pesos en bruto, se queda con suerte en el bolsillo 5. No es nada, se han licuado las ganancias. El aumento de los alquileres en los centros comerciales es desmesurado y el no poder desgravar el IVA de ninguna manera ha hecho que muchas librerías estén retirándose de los centros comerciales o achicándose, pero el libro necesita muchos metros cuadrados para ser exhibido, por lo tanto tampoco van a sobrevivir las librerías que se achicaron. Hay un proyecto de creación del Instituto del Libro, en donde aportando un porcentaje de la venta al futuro Instituto los libreros podrán desgravar el IVA. Ese sería el único salvavidas del cual nos podríamos agarrar." Hace cinco meses que La Boutique del Libro renovó contrato con Unicenter. Pérez Morales aclara que no puede decir la cifra para no entrar en conflicto con el shopping, pero confirma que le pidieron tres veces más por el alquiler del local.
Más libros,menos espacios
"Es cierto que se publican más libros, pero esos libros duran veinte o treinta días y después son reemplazados por otros. Muy pocos son los títulos que perduran", sostiene Alejandro Pérez Morales. "Nosotros recibimos 300 novedades mensuales, y los libros que van a la estantería, que son los que más me interesa porque el fondo, lo que tenés en la estantería es lo que más vale, son cuatro o cinco. Los demás son devueltos y los editores los terminan liquidando a precios viles. Pueden editar, si quieren, cien mil títulos, pero el asunto es cuántos de esos libros perduran. Además, que se edite más no quiere decir que se lea más", sugiere el librero. Skidelsky subraya que la barrera de edición bajó muchísimo. "Hoy cualquiera que quiera editar puede hacerlo, y me parece que las editoriales se están entrampando porque hay servicios de novedades hasta en enero, pero no hay mercado para eso", plantea el dueño de Capítulo Dos. "Para tener este tipo de discusiones hay que correrse del bronce, porque si no parece que hay cosas que resultan antipáticas de decir. Si uno dice que se edita demasiado, alguien te puede replicar, pero 'cómo, ¿vos no estás a favor de la bibliodiversidad?'. Que un libro se edite para estar veinte días en una librería y después terminar en un depósito no le sirve a nadie, menos al autor que quizá estuvo trabajando tres años en escribirlo. Un país que edita como mínimo veinte mil ejemplares por año, y va terminar teniendo menos librerías y de 80 metros cuadrados, que alguien me explique cómo harán los libreros para exhibir esos libros. No hay manera. Si estudiás el caso español, ocurre que hace años que se cierran librerías independientes o se achican. En España muchos editores te cuentan que los libreros les devuelven las cajas cerradas porque no tienen ni tiempo ni espacio para exhibir las novedades."
Marcelo Berstein, dueño de la Librería Paidós, que fue creada por su padre Jaime junto con la editorial en 1957, tiene dos locales: uno propio, el de Las Heras y Scalabrini Ortiz (abierto desde 1972), de 36 metros cuadrados; el otro, que alquila, sobre Santa Fe y Rodríguez Peña, de 300 metros cuadrados. Dice que la situación es "preocupante" y que "se enciende una luz amarilla que tiende a enrojecerse. Lo que quisiera aclarar respecto del caso puntual de Capítulo Dos es que su cierre nos afecta a todos los libreros. Los que somos inquilinos sufrimos la misma situación. Los niveles de facturación generados por la venta de libros no cubren los costos de alquiler. Hay otros rubros, con amplios márgenes de rentabilidad y otros niveles de facturación, que pueden pagar alquileres que a las librerías les resultan prácticamente imposibles. Vendemos productos con precio fijo, donde nuestro margen de utilidad bruta puede variar entre 35 a 45 por ciento, cuando en otras actividades los márgenes son bien diferentes. Si existiese la exención del IVA para todos aquellos que vendemos productos exentos de IVA, en toda la cadena de distribución y comercialización, sería un descuento muy importante en nuestros costos de alquiler". Aunque ya renovó contrato por el local de la avenida Santa Fe, donde está desde 1999 –y cuenta que al propietario le gusta que haya una librería, un caso que suele ser excepcional–, señala que "a los dueños de los locales en las calles o en los shoppings no les interesa tener librerías porque los números no cierran".
Skidelsky recuerda que en noviembre del año pasado entre las tres librerías que había en Alto Palermo (Yenny, Librerías Santa Fe y Capítulo Dos) vendieron 1.200.000 pesos en 1200 metros cuadrados. "Ahora, en febrero o marzo, cuando haya terminado toda esta política de reducción y queden 300 metros cuadrados de librería, se van a vender más o menos 400 mil. Esos 800 mil pesos los pierde la industria del libro, desde la editorial hasta el autor. Hay autores que no van a cobrar derechos de autor porque no se van a producir ventas por 800 mil pesos por mes en un solo shopping", dispara el librero. "El mercado cambió mucho en los últimos años. Antes las editoriales tenían sus depósitos en el mismo lugar donde estaban sus oficinas. Hoy la mayoría de las editoriales tienen tercerizada la operación de logística, y tienen que pagar por el metro cúbico de almacenaje. Cuando empiecen a recibir las devoluciones de todas las librerías que cierren o se achiquen y tengan que pagar por ese espacio, ¿qué va a pasar? Esto no es gratis para nadie. Si se imagina la cadena desde el escritor hasta el lector, es como cuando se cae una ficha de dominó y empieza a empujar a las demás."

jueves, enero 17, 2008

Harlin eReader V9, lector digital de gran tamaño

Las ofertas actuales de visores de libros digitales como el Kindle de Amazon o el PRS-505 de Sony me han dejado un sabor agridulce en la boca, por una parte son una excelente compañía para los que disfrutan de la literatura tradicional, pero en la otra mano muchos buscamos algo un poco más grande para poder ver cómodamente las páginas más grandes de los libracos que nos hacen leer en la universidad y que fácilmente exceden las pequeñas dimensiones de este par de lectores. Por suerte la empresa china Harlin cree que no somos un nicho tan pequeño como se piensa y ha anunciado su eReader V9, armado con una generosa pantalla táctil de 10″ y 825×1200 de resolución capaz de desplegar cuatro tonos de gris y con la que podremos tonar notas usando un stylus.
Entre sus otros datos nos encontramos con capacidad de 64 MB expandible con tarjetas SD / MMC de hasta 2 GB, batería de 950 mAh y un puerto USB 1.1 (?!?), todo corriendo sobre un procesador Samsung ARM9 de 200 MHz.
El V9 podrá manejarse con archivos tan conocidos como PDF, DOC, HTML, JPG, TXT y CHM, pero también se pone un poco excéntrico con compatibilidad para formatos WOLF, ZIP y RAR. Su precio oscilará entre los US$600 (284.500 CLP 408,8 € 6.559,2 MXN) y US$700 (331.900 CLP 476,9 € 7.652,4 MXN).

miércoles, enero 16, 2008

NACE EN ESPAÑA PRIMER "YOUTUBE LITERARIO"

Una pequeña empresa pretende convertir un portal de Internet en el "Youtube literario" en lengua española, con videos en los que los autores explican "en dos minutos" el contenido del último libro que han escrito. Lorenzo Silva, Fernando Marías, Rafa Reich, Tiziano Terzani, Espido Freire, Paulo Coelho o Leopoldo Alas son algunos de los 60 literatos que ya han "colgado" su video en el portal. La idea de la web (http://www.conoceralautor.com/) surgió a partir de ww.meettheauthor.com, desarrollada en Reino Unido y Estados Unidos.
VIA: HECTOR TORRES, Que está creando el primero con autores venezolanos, contacten con el :
EditorFICCIÓN BREVE VENEZOLANA
0416-6251584

martes, enero 15, 2008

El Libro que Vendrá.Christopher Domínguez Michael

"Confieso que yo era o decía ser misoneísta y presumía de padecer de genuino horror ante las novedades, de tal forma que me tardé mucho en tener computadora y en escribir correos electrónicos, tardanzas o melindres que sólo hicieron que mi conversión fuese más apresurada y ardiente. El misoneísmo me lo quitó Steve Jobs y desde hace tiempo creo que la galaxia Mac no es la única realidad real pero es la mejor de las que frecuento. Todo esto viene a cuenta del horror que sufren o que dicen sufrir los escritores, los bibliófilos y los editores ante la nueva bestia negra que amenaza con carbonizar al libro, el ya célebre Kindle, la consola que vendrá a ser el iPod de los libros, advenimiento que yo festejo. Poder, desde un adventículo como una PSP, consultar una enciclopedia de antigua literatura tailandesa que flota en el ciberespacio o acceder a un incunable resguardado en el archivo secreto del Vaticano, me parece maravilloso y de igual manera espero disfrutar de los accesorios que los libros en línea ofrecerán, como mapas, traducciones paralelas, diccionarios y lo que el Progreso nos depare. "

Melot admite que las estadísticas arrojan una paradoja: cada día se lee menos pero los lectores son más numerosos. Porque la lectura se ha diversificado, ya no dominan los lectores de libros serios encuadernados, ahora acompañados por quienes leen en línea, consumen artículos y toda clase de impresos o imprimibles, una categoría nueva. Ello no quiere decir que el lector arquetípico, el lector filósofo, el lector que pintó Chardin, vaya a desaparecer porque, como Melot alega, “el mal del libro es incurable. Pero nunca lo mata.”

"Se publican, por supuesto, toneladas de mala literatura e, inclusive, se publican toneladas de libros estúpidos, dañinos, fanatizantes, empezando por una parte de la propaganda distribuida desde hace siglos por las letradísimas religiones del Libro durante mil quinientos, dos mil años. En la época de Cervantes o en la de Flaubert también se publicaban porquerías inenarrables que, justamente, por serlo, quedaron olvidadas y perdidas, sometidas a la crítica marxista de los ratones pero disponibles para alimentar las investigaciones sociológicas o bibliográficas en el dominio de la teoría de la percepción. Siempre ha habido, por ejemplo, libros de superación personal: antes pasaban por devocionarios o literatura beata, de edificación. Y antes de Cristo no existía esa frontera, al parecer: la filosofía era a la vez práctica y metafísica. Es más: si Sócrates o Aristóteles entraran a cualquier librería del siglo XXI y buscasen libros de su profesión, les sería más fácil acercarse, al menos en primera instancia, a los autores de superación personal que a Hegel o a Jaspers."
LEER COMPLETO EN: LETRAS LIBRES

lunes, enero 14, 2008

TOKLAND:La importancia de la lectura



En la conversación que mantuvimos con Joaquín Rodríguez y Sergio Vila-Sanjuán, se comentó que “el hábito de la lectura que propicia la reflexión, la abstracción, genera unas capacidades cognitivas muy superiores a cualquier bombardeo epiléptico de imágenes; nuestra cultura está hecha de palabras, y la lectura ayuda a formar ciudadanos críticos, con estadios superiores de racionalización” y se apuntó, citando a Marina, “no es que leer nos haga más inteligente: somos más inteligentes porque leemos”…


La lectura es un camino que cada persona emprende de forma distinta, con un ritmo y un rumbo propios

Leer con niños

Sobre la promoción de la lectura entre universitarios

Debate sobre el futuro de la lectura entre Joaquín Rodríguez y Sergio Vila-Sanjuán

La edad de la lectura

Acostumbrados como estamos a, quitarnos el sombrero ante la pericia e inteligencia de Pablo… dejamos acá los link de obligada lectura en esta primera lectura de el año

iriver podría estar preparando un lector de ebooks


"El lector de libros electrónico de iriver (futuro lector, pues no es de momento más que un concepto), ya entra por los ojos con una simple idea: es un libro, pero electrónico.
Este dispositivo se acercaría también al concepto de cuaderno digital, con reconocimiento de escritura y pantalla a color.
También podría ser, porque somos libres de pensar lo que queramos, una evolución de los TabletPC, más enfocados a lo que debieron ser siempre: dispositivos con los que tomar notas, leer documentos y navegar o trabajar con aplicaciones de ofimática."

VIA: XATACA

domingo, enero 13, 2008

negocios > las editoriales que escriben autobiografias a pedido .Por Sergio Nuñez y Ariel Diez


Por Sergio Nuñez y Ariel Diez
La idea suena bien: usted ya ha atravesado un buen trecho de su vida y le han sucedido algunas cosas. Ha experimentado momentos buenos y malos. Ha sufrido y ha sido feliz. Hubo un día en que creyó estar al borde de la muerte y otro en que sintió que tocaba el cielo con las manos. Se ha enamorado, se ha desenamorado y se ha vuelto a enamorar. Una vez conoció a una persona muy importante, otra vez estuvo en un lugar donde sucedió algo que nunca olvidará. En fin, usted ha vivido..., aunque lo que le pasó no salió en los diarios ni cambió al mundo. Pero eso no implica que usted deba irse de esta vida sin dejar testimonio alguno de su existencia y perderse en el polvo del olvido. ¿Qué hacer, entonces? Usted puede contratar a un escritor profesional de biografías y unos meses después tener su propia historia impresa, encuadernada y lista para repartir entre sus familiares y amigos.

Esto no es ficción, los escritores de biografías ya están entre nosotros y ofrecen sus habilidades a todo aquel que esté dispuesto a pagar por ellas. “Todo el mundo tiene una historia que contar”, afirma Juan Manuel Larumbe, director de la madrileña Editorial Premura (www.premura.com) y uno de los primeros en brindar este original servicio. Según Larumbe, la idea se le ocurrió al ver las estadísticas que señalan el creciente envejecimiento de la población española y de vincularlas al adagio “plantar un árbol, tener un hijo, escribir un libro”. “Pensé que habría mucha gente con deseos y posibilidades de costearse la escritura profesional de una biografía”, cuenta el mentor de Premura, que también ofrece una plantilla de escritores fantasma o “negros literarios” para sacar del paso a un autor bloqueado o un editor en apuros. “Hemos trabajado para agentes literarios y algún escritor”, confirma Larumbe, aunque de inmediato aclara: “No puedo dar nombres porque nos ata un contrato de confidencialidad que también ofrecemos a los clientes del servicio de biografías que así lo demandan”.

Por su parte, el sitio español Tu-Biografía (www.tu-biografía.com) se publicita como “el único donde escribimos por encargo, y a medida, todo lo que se encargue que escribamos a entera satisfacción, confidencialmente y de manera que quede escrito como si fuese por el puño y letra de nuestros usuarios”. Como el texto anterior lo indica, su fuerte son las autobiografías. Al punto que, a modo de promoción, ofrece redactar “el primer día de tu biografía gratis”, para lo cual sólo hay que llenar un formulario con cuestiones generales del siguiente tipo: “hora exacta y lugar del nacimiento”, “¿cuánto pesaste y mediste al nacer?”, “¿qué familiares asistieron al parto?”, etc. “Nuestro método de trabajo consiste en el envío de cuestionarios con preguntas que nos permiten estructurar cada capítulo de la autobiografía”, explica el escritor y periodista Luis Luque Lucas, creador del sitio. “El usuario paga la tarifa y recibe el formulario; una vez que entrega las respuestas debe esperar unos días y tendrá un nuevo capítulo de su biografía.” Y así hasta tenerla concluida, método que le permite trabajar con interesados de toda Iberoamérica.

En Premura, en cambio, apelan a un método más artesanal: “A nuestros clientes les aconsejamos que mantengan una larga entrevista con el escritor. Otros prefieren facilitarnos una serie de grabaciones y nosotros escribimos sobre eso; y hay quienes prefieren biografías literarias, como si ellos fueran los protagonistas de una trama novelesca”, detalla Larumbe, que declara tener 9 biografías escritas y otras 12 en proceso, distribuidas entre su equipo, quienes se toman de 4 a 12 meses para cumplir con cada encargo.

Sin embargo, no todos los interesados apelan a un “escritor fantasma” para que su autobiografía simule estar narrada por su puño y letra. Otros disfrutan del hecho de compartir un biógrafo con algún famoso. Al menos, así lo entienden los clientes de Ana Oliva, autora de la biografía oficial de Antonio Banderas, Una vida de cine. “Pienso que hay gente con una vida muy rica y que con la ayuda de un profesional de la escritura podría poner en papel sus recuerdos, tal vez no para comercializarlos, pero sí para hacer ediciones cortas de 100 ejemplares y regalarlas a su familia y amigos”, apunta Oliva.

De todas formas, cabe saber si los escritores profesionales de biografías pueden hacer suyas las palabras de Plutarco, uno de los fundadores del género: “De aquí en adelante no hay más que sucesos prodigiosos y trágicos”. Entonces, ¿cómo se las ingenian para sacarle brillo a la existencia mundana de un hombre común? “Nosotros nos dirigimos a personas que han vivido ya muchas cosas y que quieren dejar un legado a sus hijos, a sus nietos y al mundo. ¿Hay una forma mejor que un libro impreso y bien escrito?”, se pregunta retóricamente Larumbe, y agrega, enfático: “Un hombre que se haya hecho a sí mismo, que haya triunfado, que haya levantado una empresa, pequeña o grande, que haya construido un legado para sus hijos, que haya sabido amar y hacer la vida fácil a su alrededor, o por el contrario, que las haya pasado difícil, preso en guerras que no pidió, inmerso en historias que otros escribieron, ¿no tiene una historia que contar desde su propio punto de vista? Esos son nuestros clientes. Cualquiera, en realidad. Desde este punto de vista, escribir una biografía no es un problema, porque todo el mundo tiene una historia que contar, una anécdota o una situación que lo marcó o le hizo cambiar el rumbo de su vida. El hombre gris, en realidad, no existe.”

Claro que el trabajo tiene sus costos. Una biografía de Editorial Premura oscila entre 2500 y 8000 euros, dependiendo del tiempo y la modalidad del encargo, mientras que Tu-biografía cobra 30 euros por 4 folios de biografía, y los honorarios de Oliva no bajan de los 5000 euros. En los tres casos se trata sólo de la escritura, ya que los gastos de edición corren aparte.

Mientras que en España la actividad es incipiente, en los Estados Unidos ya existe una auténtica “industria de la memoria” que reúne a centenares de escritores, investigadores y periodistas dedicados a poner en palabras las experiencias de sus clientes. “Usted puede descubrir quién es realmente y transmitir una valiosa lección de vida al contar su historia”, alienta Tom Gilbert, desde su sitio www.your-life-your-history.com. En este caso la gama de servicios es más amplia, porque también ofrece biografías audiovisuales, organizadas a partir de viejas fotos, grabaciones caseras y entrevistas a familiares y amigos; como si fuera un documental de E! Entertainment con el abuelo del protagonista. La oferta de Gilbert abarca además los siguientes servicios: autobiografías narradas por otro, autobiografías a cargo de un “negro literario”, biografías, mini-memorias, diarios familiares, “El evento que cambió su vida” y “Su año favorito”.

Quizás éste sea el fin de las dudas y misterios que se ocultan tras esas fotos amarillentas de viejos antepasados. De consolidarse esta tendencia, a las futuras generaciones les bastará con revisar la biblioteca o la videoteca familiar para reconstruir su árbol genealógico


sábado, enero 12, 2008

Un homenaje a los libreros y sus clientas caídos en batalla…



Título: El Sueño del caracolPrimer trabajo en formato cine del autor y director Iván Sainz-Pardo.Preseleccionado a los Oscars 2001.Nominado al Deutsche Kurzfilmpreis (Equivalente a los Oscars alemanes) 2001.Galardonado con mas de 40 premios Internacionales.

Un revolución cultural (de bolsillo).Jesús R. Anaya Rosique

Si alguien piensa en un libro, ¿qué libro se imagina? ¿Una novela, un texto científico, un manual técnico, un recetario de cocina o un libro de arte? No podemos olvidar que, al igual que el conocimiento (del cual muchos títulos son portadores privilegiados), los libros se pueden clasificar según varios criterios: género temático, categoría editorial, formato y presentación física, motivación de lectura, canal de venta, tipo de editorial…Nos ocuparemos aquí de una categoría editorial que ha significado una verdadera revolución cultural: los li­bros de bolsillo.La definición de éstos tiene variantes según los distintos mercados nacionales. Sus atributos básicos son: formato reducido en rústica (que va de 11  ×  17.8 cm a 12.4  ×  19 cm), precio económico (un tercio delprecio de venta al público, o pvp, de una edición en pasta dura), multitemático (con títulos nuevos y del fondo), distribución masiva de grandes tirajes.Sus orígenes se remontan al siglo xvi, en pleno renacimiento y menos de cien años después de la invención de la imprenta, con la prodigiosa labor editorial de Aldo Manuzio en Venecia.En 1842, en Leipzig, el editor Christian Bernhard Taunitz publicó una colección de reimpresiones de autores estadounidenses y británicos. Son las primeras obras que presentan las características esenciales del libro de bolsillo actual. Pero la historia moderna de este fenómeno editorial comienza verdaderamente en 1930, cuando el editor alemán Kurt Enoch lanza Albatross y en 1935, en Inglaterra, Allen Lane funda Penguin, seguida en 1939 en eu por Pocket Books, ideada por Robert de Graaf. Después de la segunda guerra mundial los libros de bolsillo se generalizan en el mercado europeo y norteamericano.En mayo de 2005, dirigido por Peter Mayer (muchos años editor de Penguin), se llevó a cabo en Madrid el Primer Seminario Internacional del Libro de Bolsillo, donde se abordó el origen, evolución, situación actual y perspectivas de esta categoría editorial en nueve países (véase el cuadro 1).Alemania: en 1960, una docena de editores crearon la dtv (Deutscher Taschenbuchverlag); en 1970, un grupo de editores universitarios establecieron la colección utb (Universitätstaschenbücher). En esa década la producción editorial da un giro notable marcado por el lanzamiento de grandes colecciones de libros de bolsillo, que acompañaron la renovación intelectual y política de la Alemania Federal, y donde se mezclaban literatura, reflexión y actualidad. Subsisten una media docena de estas colecciones, donde la narrativa representa hoy 48 por ciento de sus catálogos.La colección estelar de la generación del 68 era Arcoiris, de Suhrkamp (cerca de 2 mil títulos publicados). Hacia 1985, Goldmann, filial del Grupo Bertelsmann, tuvo gran éxito explotando su fondo en el formato de bolsillo. Pero la colección más importante sigue siendo dtv. Otros editores con series de bolsillo son: Piper, Reclam, Heine, RoRoRo de Rowohlt, Fischer, Knaur, Ullstein, Beltz...Reino Unido: el paperback ha llegado a representar hasta 75 por ciento de los libros vendidos en las últimas décadas, si bien es difícil comparar estadísticas porque aquí el tamaño no es un dato comercialmente diferenciador. En el mercado británico se habla de tres formatos (véase Wilson-Fletcher 2001) como tipologías populares en variados canales de venta que publican sobre todo ficción. En las librerías tradicionales, los títulos de grandes ventas han aparecido simultáneamente en diversos formatos, dirigidos a diferentes segmentos del mercado.Los principales protagonistas en este sector, además naturalmente de Penguin, son: Ballantine, Trans­world, Doubleday y Bantam (las cuatro de Random House, que pertenece al Grupo Bertelsmann); Harper Collins (News Corporation, de Rupert Murdoch) y Macmillan (propiedad ahora del grupo editorial alemán Holtzbrinck).Francia: después de la segunda guerra mundial, la reconstrucción económica estimula la búsqueda de nue­vas propuestas editoriales. Presses Universitaires de Fran­ce lanzó una novedosa colección de bolsillo: Que Sais-Je?, Seghers la colección Poètes d’Aujourd’Hui, Gallimard la famosa Serie Noire y en 1950 nació Pourpre de Hachette, de donde surge en 1953 la fórmula más exitosa: Le Livre de Poche, con grandes innovaciones técnicas (impresión en rotativa, encuadernación pegada, forros plastificados y a todo color), bajo precio y tirajes elevados.Hubo que superar muchos obstáculos: reticencia de los libreros, margen comercial reducido, deficiencias tecnológicas. Con el tiempo muchas editoriales que tenían fondos importantes imitaron el modelo y gradualmente surgió una docena de competidores: J’Ai Lu (de Flammarion, hoy propiedad de Rizzoli), 10/18 y Pocket (ambas de Presses de la Citè, comprada primero por Vivendi y ahora por Hachette), Larousse de Poche, Folio (Gallimard), Points (Éditions du Seuil) y Bouquin, los semi-bolsillo baratos.Italia: con una trayectoria propia, relativamente diferente de la de sus países vecinos, es donde más se acentuó en la posguerra la fractura entre edición cultural y edición masiva, que hasta los años setenta influyó tanto en los productos como en los canales de venta. Las “Grandes obras”, lanzadas en fascículos y distribuidas a través de los puestos de periódicos, compensaron el fallido crecimiento inicial de las ediciones populares.A partir de una precursora cooperativa de libros populares, en los años cincuenta el editor G. G. Feltrinelli fundó la colección de bolsillo Universale Economica; poco después nacieron los Oscar de Mondadori (hoy propiedad de Bertelsmann).En la actualidad, además de las señaladas, varias editoriales tienen colecciones importantes de tascabili, sobre todo varios sellos que pertenecen al Grupo Rizzoli, Newton-Compton, Einaudi y otros.Estados Unidos: en estos últimos años se habla del “declive” del libro de bolsillo por la relativa pérdida de ventajas con respecto a otras categorías editoriales: el precio de los libros de tapa dura (hard-cover) y gran formato ha ido disminuyendo y además existe el trade paperback; se ha incrementado la venta de libros por internet a precios rebajados, y ha crecido el volumen de ventas de libros usados; los canales de venta que tenían exclusivamente libros de bolsillo ahora ofrecen también otros formatos. El librero sigue considerando una desventaja el bajo precio del bolsillo y prefiere dedicarle espacio a títulos más caros. Se afirma que la generación actual compra más por el contenido que por el formato (a diferencia de los baby-boomers de los años sesenta que, además, ahora tienen ya dificultades para leer por el tamaño minúsculo de la tipografía).Pero los editores siguen interesados en los libros de bolsillo por su capacidad de crear lectores para los demás formatos y por su habilidad para circular las obras de autores nuevos o poco conocidos, así como el back-list de los autores célebres. Por otra parte, hay géneros temáticos que prácticamente se publican sobre todo en las colecciones de bolsillo: novelas negras, de misterio y policiacas, ciencia ficción, narrativa romántica.Las editoriales que dominan este sector pertenecen a grandes consorcios como Random House (Ballantine, Bantam Dell, Del Rey), a su vez parte de Bertelsmann; Harper Collins (Avon, Harper); Time Warner (Hyperion, Warner); Penguin Group (Berkley, Jove, Penguin, Signet, todas a su vez propiedad de Pearson); Torstar (Harlequin, Silhoutte); Simon & Schuster (Pocket); St. Martin’s (del grupo Holtzbrinck).Además de toda clase de librerías, los paperbacks se venden en bibliotecas, tiendas de descuento, aeropuertos, farmacias... Y luego viene el mundo de la edición en español, que comprende España y todos los países americanos de lengua española, así como los libros que se venden en Estados Unidos y Puerto Rico (aún hoy, un mercado más potencial que de grandes ventas).España: Austral nace en 1937 e introduce los libros de bolsillo en este país (reciclando el fondo de su antecedente inmediato, la Colección Universal, creada en 1930 por Espasa-Calpe). En 1956, en pleno franquismo, surgen Alianza (que será adquirida por Anaya en 1987, a su vez comprada luego por Hachette-Lagardére), con una colección de bolsillo multitemática y unas características formales relevantes, y Bruguera, especializada en literatura popular, que cerraría en 1986. Entre 1970 y 1980, varios editores (Lumen, Anagrama, Tusquets, Barral, Edhasa, entre otros) forman conjuntamente Ediciones de Bolsillo, que llega a tener mil títulos en catálogo. Los años siguientes contemplan sólo colecciones marginales y es hasta la década pasada que toma fuerza esta singular categoría editorial: Anagrama crea su línea de “Compactos”, Planeta y Plaza forman conjuntamente Debolsillo y, al separarse, Plaza adquiere este sello y Planeta funda Booket; Santillana y Ediciones B forman Punto de Lectura, que en 2004 pasa al Grupo Santillana mientras que B inaugura Byblos. Planeta impulsa Quinteto, una colección de bolsillo con libros del fondo editorial de Anagrama, Tusquets, Edhasa, Salamandra y Grup 62.Con estos sellos cambia por completo el mercado de bolsillo en español (coincide con el gran momen­to de concentración y expansión de la edición española en Iberoamérica), asemejándose al existente en otros países europeos y eu: formato menor que las ediciones principales, precio reducido, lanzamiento de inéditos y no sólo de libros de fondo, distribución masiva, grandes campañas de promoción...En los tres principales mercados editoriales americanos (Argentina, Colombia y México), predominan hoy las colecciones de bolsillo de España, combinadas con títulos de autores y temas locales.Existe el gran antecedente en México de destacadas colecciones de bolsillo que a partir de los años cincuenta impulsó Arnaldo Orfila Reynal en el fce (Colección Popular, Breviarios), y de una iniciativa pública efímera: sep 70.El libro de bolsillo en Europa y Estados Unidos representa un sector maduro del mercado, el cual alcanza altos porcentajes de las ventas totales y coexiste exitosamente con los diferentes tamaños. Se trata de un negocio de volumen, que busca incrementar el número de lectores y no discrimina ningún género temático. Es una iniciativa óptima para conservar los fondos editoriales (durante la reciente crisis económica en Argentina, el libro de bolsillo contribuyó a salvar el negocio librero) y necesita llegar al mayor número y tipo de canales de venta. En los mercados maduros, se destina 8 por ciento de la facturación para importantes campañas de promoción.La tendencia dominante se encamina a lograr libros de bolsillo de mejor calidad, que siguen los mismos procesos editoriales y comerciales que el libro de formato mayor (en rústica o tapa dura). La edición de bolsillo debe perder la connotación de edición “subsidiaria”.En nuestros países es necesario multiplicar el mercado de los libros de bolsillo. Lo que sucede en Europa y eu es factible entre nosotros. Pero esta categoría de libros aguarda todavía la decisión audaz y visionaria de muchos editores para incursionar en un espacio social abandonado y atender a importantes grupos de lectores potenciales.

Referencias bibliográficas

Baines, Phil, Penguin by Design. A Cover Story 1935-2005, Penguin, Londres, 2005.Grandes autores en libros pequeños. Un año de éxitos editoriales, Booket, Barcelona, 2002.Hare, Steve (ed.), Allen Lane and the Penguin Editors 1935-1970, Penguin, Londres, 1995.A History of Paperback Books, Hyde Park, Boise (Idaho), 2007.Il libro tascabile: mercato finito o mercato infinito?, Convegno Internazionale, Fondazione G. Cini, Venecia, 1995. Manguel, Alberto, Una historia de la lectura, Emecé, Buenos Aires, 2005.Primer Seminario Internacional del Libro de Bolsillo (Madrid, 2005).PW, “Are Mass Market Paperbacks Passé?”, en Publishers Weekly, 29 de noviembre de 2004.Wilson-Fletcher, Honor, “Why Sizes Matter”, en The Guardian, 11 de agosto de 2001.
Jesús R. Anaya Rosique es editor, traductor, investigador y formador de editores y libreros

Hoja por Hoja. Suplemento de Libros es la única publicación mexicana dedicada exclusivamente a la actualidad editorial. Aparece el primer sábado de cada mes como encarte en diversos diarios de todo el país. Su objetivo es difundir, mediante reseñas, artículos de opinión y reportajes, el estado de las cosas en la arena editorial hispanoamericana, con énfasis en los libros que se publican en México.

Sexosapiens, Ejercicio de ficción con Jennifer Connelly: certamen narrativo de microrrelato

envíelo al correo electrónico: sexosapiens@gmail.com

viernes, enero 11, 2008

Antología venezolana de Ciencia Ficción.

Con el fin de elaborar una antología de Ciencia Ficción Venezolana que sea representativa de lo que actualmente se escribe en ese género en el país, se hace una convocatoria a todos los escritores venezolanos o extranjeros residentes en Venezuela a participar con sus relatos en dicha muestra literaria de la Ciencia Ficción venezolana actual.
1. La convocatoria es auspiciada por la Asociación Venezolana de Ciencia Ficción y Fantasía (http://www.avcff.org/) y organizada por Juan Carlos Aguilar, Jorge De Abreu, Ronald Delgado, Fili Fazzino y Susana Sussmann, quienes serán los evaluadores de los relatos participantes.
2. Los relatos participantes deben cumplir con los siguientes requisitos:
2.1 Escritos en castellano.
2.2 Tener una longitud mínima de 3000 (tres mil) palabras y una máxima de 10000 (diez mil) palabras, escritos en letra tamaño 12, fuente “times new roman” y a doble espacio.
2.3 Ser inéditos y no estar comprometidos para publicación con ninguna otra editorial.
2.4 Estar enmarcados en el género de la Ciencia Ficción.
3. El autor debe ser venezolano o extranjero residente en Venezuela.
4. Al enviar su relato el autor se compromete a mantener el carácter inédito del mismo hasta el momento de la notificación de la lista de relatos seleccionados para la antología. Aquellos relatos seleccionados para la antología deberán continuar inéditos hasta el momento de la edición del libro o hasta el 31 de diciembre de 2008, lo que ocurra primero.
5. El autor cede sus derechos sobre el relato para la publicación en una primera edición de la antología la cual tendrá una tirada de 5000 ejemplares.
6. La edición se realizará con la empresa Lulu (http://www.lulu.com/) o en su defecto con alguna otra editorial por demanda o tradicional.
7. Cada autor seleccionado para la antología recibirá gratuitamente un ejemplar de la misma.
8. Los relatos deberán ser enviados en formato compatible con Word (.doc o .rtf) a la dirección electrónica: antologia2008[arroba]avcff.org.
9. La fecha límite de entrega será hasta el 31 de marzo de 2008. Se hará acuse de recibo de todas las obras recibidas.
10. Cualquier caso no contemplado en estas bases será resuelto según criterio del jurado.

wikilengua del español


Ayer se presentó en Casa de las Américas la wikilengua del español , un site interactivo y participativo sobre la lengua española, diversidad, gramática, ortografía y estilo -ojalá no descuellen los mismos desatinos e incongruencias que la wikipedia- que cuenta con el empuje de la Fundéu BBVA y la participación de la RAE.Me enteré por el flaco, que vio la nota en el telediario de la tve. Admito que me atrapó la sección referida al léxico, así que este fin de semana dedicaré algún tiempito a navegar y conocerla mejor. Para más info, las notas de Reuters





LEIDO EN :Dakmar H. de Allueva para El interdicto seductor
Los hijos de Wikipedia
Los wikis son (como casi nadie ignora) sistemas de edición de páginas web públicas, abiertos a cualquiera que desee modificar su contenido. El wiki más famoso es la Wikipedia, gigantesca enciclopedia colectiva que, sorprendentemente, funciona, y de modo muy ágil.Lentas, pero seguras, diversas instituciones están empezando a usar wikis para sus propios fines. Voy a destacar dos bien distintos.La Fundéu (fundación de la agencia periodística EFE que lleva años velando por la calidad del lenguaje periodístico) promueve la Wikilengua del español, que se presenta oficialmente el 10 de enero en la Casa de América de Madrid. El proyecto invita a participar a:
autores, traductores, editores, lingüistas, correctores, profesores, estudiantes, periodistas y en general todas las personas interesadas en la lengua, individualmente o como parte de una entidad, que quieran compartir sus conocimientos con cientos de millones de hispanohablantesLos temas propuestos son cuestiones de uso, sintáctico o léxico, neologismos, adaptación de nombres propios extranjeros, cuestiones (orto)tipográficas y en general las muchas dudas que se suscitan en el uso de la lengua. No es que faltaran lugares donde debatir estos temas (ahí están, desde hace una década, los foros del Centro Virtual Cervantes) o hacer consultas (ahí están los diccionarios de la Academia), pero Wikilengua tiene la pretensión de unificarlos enciclopédicamente con la participación de una amplia base de usuarios.Por otra parte, la editorial Santillana, bien conocida en el ámbito de la educación, ha lanzado la Kalipedia, que se presenta como una enciclopedia temática, de consulta gratuita, adaptada al nivel de la Enseñanza Secundaria. Es una enciclopedia tutelada en sus contenidos, que sólo los profesores pueden proponer modificar, y que aporta numerosos recursos didácticos. Su propósito es también crear comunidades en torno a sus temas. En sus propias palabras:
Con una navegación sencilla e intuitiva, Kalipedia está organizada en artículos temáticos completados con materiales multimedia a los que se puede acceder cómodamente, aun con unos conocimientos informáticos muy básicos. Gracias al buscador o al menú de materias, la navegación se ajusta temáticamente a las asignaturas de enseñanza secundaria.La idea que está detrás de proyectos como estos es asimismo la que animó a la creación de Citizendium como evolución de la Wikipedia: hacer un proyecto enciclopédico con más control editorial de la autoría y menos anonimato en las intervenciones. La duda que surge sobre estos intentos es que están jugando con los mecanismos de participación del público general. Quienes escriben en la Wikipedia saben que sus aportaciones, que pueden ser anónimas, serán corregidas o no por otros usuarios, pero no van a tener un filtro editorial externo (aunque hay debate interno sobre la pertinencia de un proceso de aprobación). En otras palabras: ¿sabes tú, editor, más que yo sobre numismática visigoda (o dicotiledóneas tropicales)? La revisión entre iguales es bienvenida, aunque puedan surgir diferencias de escuela o perspectiva, pero para un control vertical de los contenidos ya están las editoriales, los medios de comunicación y, en general, el mundo exterior.Por otro lado, una cosa es aportar los esfuerzos de uno a un proyecto común y otra, hacerlo para beneficio de una institución. Wikipedia es una fundación, pero la percepción de sus colaboradores no es de que están trabajando para ella, sino para la comunidad. Éste es el reto que tienen que conseguir las instituciones que piden la colaboración desinteresada de su público: que el fin de esta colaboración se perciba como suficientemente altruista.Con todas estas reflexiones por delante, bienvenidos sean proyectos de la envergadura de Wikilengua del español y Kalipedia, que van a ser sin duda muy útiles para enriquecer la Internet en español.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails