miércoles, noviembre 12, 2008

Una simple pasada por la IV Feria Internacional de Libro (Filven) es más que suficiente para percatarnos del concepto revolucionario de la cultura

El Che Guevara es el Harry Potter de Filven.

"Allí verán los lectores como los recursos gubernamentales sólo están en función de una única ideología. Quien quiera leer sobre el mundo civilizado tiene que irse a otra parte, y pagar libros a precios astronómicos, pues para la cultura "imperialista" no hay dólares de Cadivi.

Resulta realmente indignante ver la transculturación venezolana. Hemos entregado nuestra idiosincrasia al pueblo cubano, o mejor dicho, a quienes han subyugado a ese pueblo durante casi 50 años. De cada 3 stands de Filven, 2 son de libros cubanos o socialistas. Es más, en muchos puestos canjean libros, es decir, si uno lleva un libro le dan otros "revolucionarios", es decir, sobre la vida y obra de nuestros precursores y padres de la patria: el Che Guevara y Fidel Castro.

Nadie duda de las bondades del fomento de la lectura, y de la necesidad de que el Gobierno invierta recursos en popularizar el acceso bibliográfico. Lo que es inaceptable es que ese acceso tenga como finalidad el enjuague de cerebros. Ningún gobierno puede imponerle a sus ciudadanos la decisión de qué pueden leer. Es indispensable rechazar que los gobiernos de izquierda o de derecha dirijan nuestra formación. Ni Chávez ni nadie tiene competencia para formarnos, eso es un insulto intolerable en una sociedad democrática.

¿Cómo es posible que en nuestra Feria haya más publicidad del Che Guevara que de Rómulo Gallegos o de Herrera Luque? Nuestro gobierno se la pasa vociferando sobre la defensa de nuestra soberanía frente al imperialismo yankee, mientras nos metemos en las entrañas de cuanta patria socialista todavía persista en el mundo. Le hemos entregado a Cuba nuestras tradiciones. Nos quieren imponer una historia ajena.

Perversidad Filven es una muestra más de la perversidad del control cambiario y la inversión ideológica. El Gobierno sigue decidiendo qué debemos leer, consumir, ver o importar. Qué desgracia vivimos los venezolanos actualmente, pues un grupo de personas que detentan poder, y que supuestamente nos representan a todos, han decidido imponernos sus ideas a través de barreras económicas y subsidios ideológicos.

Insistimos en la necesidad de recuperar nuestra libertad. No podemos aceptar que los gobiernos se inmiscuyan en la intimidad de las personas. Y son muchos los responsables de este secuestro ideológico, no sólo el Presidente. Ya basta de seguir culpando sólo al que mueve la batuta, pues aquí hay muchos músicos en esta orquesta revolucionaria. "
EL UNIVERSAL
rchavero@hotmail.com

Para muestra:
Feria del Libro de Venezuela rinde tributo a Che Guevara
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails