No corren buenos tiempos para la lectura en los países latinoamericanos


Escritores como Daniel Samper Pizano, Luis Fayad, Edmundo Paz Soldán y Roberto Burgos Cantor participaron ayer por la tarde en una mesa redonda en la Feria del Libro de Madrid, que este año está dedicada a la literatura latinoamericana.
"No me gusta emplear esta palabra para referirme a la lectura -se queja- pero los latinoamericanos son malos consumidores de libros"Convocados para explicar cómo pueden los escritores latinoamericanos captar nuevos lectores, los interesados enumeraron una serie de argumentos, aunque Samper concluyó que "se puede hacer poco".
¿Es problema de tiempo?, ¿de dinero?, ¿de falta de interés? El colombiano Luis Fayad, autor de Los parientes de Ester, aludió al hecho de que mientras en España se publican cada año miles de títulos, "destinados según parece a una elite lectora", en el resto de Hispanoamérica la situación deja mucho que desear.
"No me gusta emplear esta palabra para referirme a la lectura -se queja- pero los latinoamericanos son malos consumidores de libros".
El delicado asunto de los precios
Por eso, Fayad cree que la responsabilidad está en los gobiernos y el crecimiento económico. "En Madrid viajas en metro o autobús y la gente lee. Lee diarios, lee libros, obras que yo mismo leería, lo que no quiere decir que sean necesariamente buenas", y ha reclamado ese afán lector para su país. "Quiero que la gente lea en los autobuses".
Según este autor, en el continente existe un nivel cultural adecuado para que haya un mayor número de lectores pero "falta el ánimo, porque estamos ocupados por nuestro desorden". Al mismo tiempo, quita importancia al precio como factor disuasorio a la hora de atraer más lectores.
Para Paz Soldán es todo lo contrario. La autora boliviana cree que muchos potenciales lectores ven los libros como objetos "suntuarios, de lujo" y renuncian a comprarlos o lo hacen en versiones piratas.
Soldán señaló que, en Bolivia, incluso las librerías establecidas venden ejemplares piratas a menor precio y subrayó como algo positivo la iniciativa que adoptan grandes cadenas estadounidenses de rebajar el precio de los volúmenes en algunos momentos del año, algo ilegal en países europeos.
Por su parte, el colombiano Burgos Cantor manifestó que la promoción de la lectura es tarea de las políticas públicas y que los autores en general piensan que el modo adecuado de dirigirse a los potenciales lectores está ya en el texto, sin que se requiera otra actividad adicional.

Publicar un comentario

Entradas populares