domingo, julio 06, 2008

«Las librerías que no estén informatizadas difícilmente lograrán mantenerse a flote»


"La librerías tienen en la informatización una de sus principales herramientas de trabajo. Ya no es posible decirle al cliente que no se dispone de un libro concreto. Hay que ser capaces de atender las peticiones y, para ello, es vital contar con una base de datos que permita controlar una oferta que ronda en la actualidad los 350.000 títulos vivos.

La Asociación de Librerías y Papelerías de La Rioja de la FER, integrada por trece asociados, celebró ayer un desayuno de trabajo en el que participó la directora general de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL).

-Los libreros sostienen que están aportando más que las editoriales de cara a dar un mejor servicio al cliente. ¿En qué sentido?

-Desde hace años estamos detrás de los editores para que pongan todos los datos completos de los libros a disposición de los distribuidores y de las librerías, de forma que podamos ofrecer un buen servicio a nuestros clientes. Los editores están obligados por ley a pasar esta información a la agencia ISBN y, aunque van mejorando, muchas veces lo hacen con retraso. Por eso hemos implantado un sistema, llamado 'CEGAl en Red', que ofrece una base de datos a tiempo real para que los libreros se puedan descargar las fichas de libros. De esta forma agilizan la gestión y tienen más tiempo para atender a los clientes y hacer otras tareas como un buen escaparate, un catálogo o un boletín de novedades. Además, los libreros pueden comunicar la disponibilidad de títulos que tienen. Desde que se puso en marcha el año pasado se han vendido 250.000 títulos distintos, lo que prueba la inmensa versatilidad que tenemos para ofrecer muchísimos libros a un público muy amplio.

-Es decir, que la informatización es fundamental para el sector.

-Es que una librería que, hoy por hoy, no esté informatizada y no utilice herramientas como 'CEGAL en Red' difícilmente se va a poder mantener a flote. Las librerías riojanas están bastante bien informatizadas.

-Porque también es una forma de competir con las librerías de las grandes cadenas.

-Es imprescindible. Ninguna librería puede tener en su fondo todo lo que existe en el mercado. Así que la informatización es la única manera de poner rápidamente a disposición del cliente el libro que no tienes pero que le puedes conseguir.

-Sin embargo, las nuevas tecnologías pueden ser un riesgo, en el sentido de que permiten al cliente hacer su compra directamente ahorrándose el paso por la librería.

-El librero tiene que saber competir con ese riesgo. Así, si ofrece información a su cliente de las últimas novedades o de los temas que le interesan será capaz de fidelizarlo. El librero tiene que ser consciente de que la librería como la hemos conocido, con el paso del cliente por el establecimiento, ya no es suficiente.

-Otra clave sería la especialización.

-La tendencia es que cada librería tenga una identidad propia y un tipo de clientes determinado. Desgraciadamente se han cerrado muchos establecimientos, pero los nuevos que se están abriendo son más pequeños y muy especializados. El libro universitario, que es científico, está sufriendo mucho con los contenidos de Internet, pero se está produciendo un salto increíble en la literatura infantil y juvenil. Es cierto que en este tema también se está hablando mucho de los contenidos on line, pero qué duda cabe del atractivo que tiene un libro troquelado, con ilustraciones que surgen al abrirlo. En definitiva, hay que estar atentos a lo que está pasando y prepararse para lo que pueda venir. Ahora, por ejemplo, nuestro objetivo es que los
ebooks(libros digitalizados) se puedan vender en librerías y no sólo en tiendas de informática.

-¿Cuántas librerías hay en España?

-No hay un dato concreto, pero calculamos que unas 3.500, en las que el libro representa el 50% de su facturación. En el caso de las librerías que viven casi en exclusiva del libro (80%-90% de su facturación) podemos hablar de 1.500."


Susto por nuestro predios, no contamos con una base acertada ni fiable del ISBN, no está a disposición del público, Fernando Báez, director de la Biblioteca Nacional de Venezuela, nos deja esta perla… “ya está terminado el Sistema de Catálogo en línea de la Biblioteca Nacional con un diseño de software libre, gratuito para todos los lectores que demandan información en el mundo contra la mercantilización de las bibliotecas.” Lo que nos sugiere, que su catalogo tampoco puede ser consultado para informarnos sobre la situación de las publicaciones venezolanas…a eso le sumamos la paranoia de la sociedad editorial (editores, libreros, distribuidores y algunos autores), síndrome de la ansiedad informática , el miedo al cambio: aún contamos con librerías sin computadoras, libreros sin correo electrónico, editoriales que usan fax, eslabones de la cadena en donde la tecnología no entra.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails