Bibliófagos... Una gran marabunta de insectos voraces y carroñeros, anda «biodeteriorando» archivos y bibliotecas


"El peor enemigo de los libros antiguos son ’los bibliófagos’: larvas que al consumir las hojas secretan un jugo disolvente u hongos que producen unas manchas similares a las de la lepra. Si no es demasiado tarde, los técnicos someten al ’paciente’ a la radiación de una lámpara germicida y luego lo introducen en una máquina que rellena los agujeros con pulpa de celulosa."
El Bibliómano
"Las polillas (carcomas) y los escarabajos, de la orden coleóptera, dañan masivamente libros y documentos. La familia «Anobiidae» (anóbidos) incluye mil doscientas especies y la Dermestidae una mil. Según Vaillant y Valentín, «haciendo una clasificación porcentual de las infestaciones por ellos producidas en archivos y bibliotecas, estos agentes causan el 90 por ciento de los daños en varios países». Los anóbidos son harto cosmopolitas e infestan frecuentemente archivos y bibliotecas: la carcoma de los muebles o el escarabajo del pan son sus representantes más destacados. Las carcomas atacan materiales de naturaleza proteica como sedas, cueros y pergaminos; los anóbidos llegan a destruir el soporte por completo dejando a su paso galerías repletas de serrín y excrementos. La familia «Lyctidae» (líctidos) excavan galerías en sentido paralelo a la fibra de la madera y producen serrín harinoso cuyo tacto es similar al talco. Estas especies de coleópteros han «leído» a Kafka: su metamorfosis es completa y así pasan de huevo a larva, de larva a pupa, de pupa a ninfa y de ninfa a adulto.
El daño es causado casi exclusivamente por las larvas.La coleóptera familia «Dermestidae» se ceba en pieles y pergaminos. ¿Derméstidos famosos? El «Anthrenus verbasci» (ínclito gorgojo, que hizo de las suyas en la Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes). La familia «Lepismatidae» abriga doscientas especies; de ellas la más difundida, que infesta archivos, bibliotecas y museos, es el «Lepisma saccharina» (pececillo de plata). Se alimenta de celulosa y es muy dañino para las fotografías.
El enemigo más pequeño de archivos y bibliotecas es el llamado «piojo del libro», de la familia «Liposcelidae», que agrupa mil especies. Se encuentra fácilmente en documentos, páginas de libros, encuadernaciones y estructuras de maderas previamente dañadas por los hongos. De estos insectos bibliófagos, los que tienen un ciclo vital más amplio son los «Cerambycidae», adheridos siempre al clima mediterráneo y a la madera. Los adultos miden entre 10 y 20 milímetros"



"Es cierto que las especies de insectos bibliófagas son escasas, pero esas pocas especies pueden resultar eficaces destructoras de tesoros patrimoniales si no se presta la debida atención. De entre ellas destaca la carcoma «Nicobium castaneum», cuya larva excava galerías sinuosas muy aparentes en libros y legajos, y puede hacer verdaderos estragos tanto en el papel como en el cuero de las encuadernaciones. Los verdaderos especialistas en comer cuero son, sin embargo, los pequeños pero temibles escarabajos de la familia de los desméstidos, como «Anthrenus verbasci». Compañeros de las carcomas, y también amantes de consumir papel, son los pececillos de plata, como «Lepisma saccharina» o algunas especies del género «Ctenolepisma». En lugar de excavar galerías, consumen la superficie del papel en una extensión más o menos amplia, hasta atravesar la hoja y acceder a la siguiente. De este modo dejan una especie de cráteres poco profundos que van deteriorando los libros y documentos.Los insectos bibliófagos son enemigos que no debemos menospreciar. Para nuestra desgracia, prefieren el buen papel artesanal poco tratado industrialmente, como el usado en los documentos más antiguos y valiosos. Además, nuestro clima, a menudo cálido y húmedo, no hace más que favorecer su desarrollo. El ingreso de un libro que esconda unas pocas larvas de un insecto aparentemente insignificante puede llevar, en poco tiempo, al establecimiento de una floreciente población del mismo en la biblioteca correspondiente. Conviene no bajar la guardia"



Lepisma
Artículo de la Enciclopedia Libre Universal en Español.
Saltar a navegación, búsqueda

La lepisma o pececillo de plata es un insecto cuyo nombre común proviene del brillo plateado de las escamas que cubren su cuerpo, éste es alargado y no mide más de 1,3 cm de largo. Posee dos largas antenas en la cabeza y tres apéndices parecidos a antenas en la parte posterior. Vive en lugares húmedos o entre libros y papeles en las casas. Se alimenta de sustancias ricas en hidratos de carbono -papeles, pegamentos, fotografías, almidón de la ropa, algodón, lino, harina y cereales- aunque también puede consumir carnes secas, cuero e incluso insectos muertos. Su nombre científico es Lepisma saccharina y pertenece al orden de los Tisanuros.
La lepisma es activa de noche y se esconde durante el día. La hembra puede poner hasta 100 huevos durante su vida. Las lepismas jóvenes se parecen a las adultas, sólo que son más pequeñas y blancas. El color gris lo toman a las 4 a 6 semanas de vida. Los adultos pueden vivir de 2 a 8 años.
Obtenido de «http://enciclopedia.us.es/index.php/Lepisma»
1 comentario

Entradas populares