jueves, junio 26, 2008

Bibliodiversidad (estilo boliviano)


Qué es bibliodiversidad?. El término busca reflejar la cantidad y heterogeneidad de títulos disponibles en un determinado país o región. Las amenazas más grandes a esa bibliodiversidad son: la consolidación tanto de editoriales como de librerias con la consiguiente priorización de los resultados financieros y la “best-sellerización” de los fondos editoriales que generalmente implica una reducción en la calidad literaria y de contenido de un libro.
Muchos pueden argumentar que en Bolivia estas amenazas a la bibliodiversidad, no son tan fuertes, al final, no hemos experimentado una consolidación en el sector y aparentemente las editoriales bolivianas aún buscan un fondo más horizontal que vertical.
Podemos también comentar algunas estadísticas: Bolivia produce cerca de 1500 - 1800 títulos nuevos por año y el ISBN registra 39 nuevos editores por año, lo que refleja la creciente producción bibliográfica en Bolivia. La producción boliviana ha empezado a diversificarse ya que luego de años de centrarse principalmente en el ensayo social y político, en los últimos años hemos visto una explosión de nuevos títulos en poesía, novela, cuento y textos escolares y universitarios. Una visita rápida a cualquier libreria en el país evidenciará una mayor presencia de la producción bibliográfica nacional.
Entonces la bibliodiversidad está asegurada en el país?. Lastimosamente la respuesta es: no.
Si bien hay una mayor producción nacional, poco a poco estamos recibiendo menos diversidad de títulos del exterior. Afectados por la pirateria, los importadores bolivianos estamos empezando a centrar nuestras esperanzas en traer la última novela o libros de cocina, autoayuda, etc. y esperar que no sean pirateados antes de que se vendan todos los ejemplares importados. Libros de autores menos conocidos, o temáticas menos amplias, poco a poco empiezan a ser sacrificados por estos libros de mayor rotación.
Y los best-sellers internacionales?. Dado que son los primeros libros pirateados, los best-sellers practicamente han desaparecido de las librerías porque el riesgo de quedarse con saldo de ejemplares no vendidos es cada vez más alto. El resultado es importaciones con menos ejemplares y menos títulos, y precios más altos, ya que al final son los bestsellers los que “financian” al librero (o al editor) para ofrecer libros menos “famosos”. Si a esto le agregamos que el mercado del libro en Bolivia es muy sensible al precios, la amenaza a la bibliodiversidad es aún mayor ya que debemos esperar que salga una edición en bolsillo (normalmente luego de 1 año o más de haber salido el libro) para que el libro sea accesible para el público boliviano.
En definitiva, el escenario actual es uno en el que el país produce más libros (por supuesto solo para consumo interno), pero importa menos títulos del exterior lo que nos aisla del conocimiento generado fuera de nuestras fronteras. Si la tendencia no se revierte, podemos enfrentarnos a un escenario similar al de la música, en el que el público en general solo tiene acceso al Top Ten y aquellos que buscan más variedad y no tienen los recursos necesarios (técnicos y monetarios) deben batírselas por si solos y quedan necesariamente insatisfechos.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails