AQUÍ NO SE QUEMAN LIBROS ....


"La destrucción de libros está dirigida obviamente a fundar un orden reduccionista y selectivo, un estado político no consensual. En un mundo donde el libro no es el libro sino todo lo que lo rodea (su autor, su grupo, su raza, su país, su continente), su aniquilación favorece un instrumento de intimidación: no olvidemos que lo que se niega al destruir los libros es su estructura o identidad. Los libros, por decirlo de alguna forma, son las casas de las ideas, y su eliminación expone a la intemperie todo anhelo genuino de pluralidad o libertad. Nada menos. O nada más."
Fernando Báez
Publicar un comentario

Entradas populares