domingo, abril 13, 2008

Fragmentos de “un posible decálogo” , del librero ...


‘2. El librero “hiper-lector”
(…) Lejos de ser un constructor de cánones, lo propio del librero es su capacidad para asociar lecturas, para proponer la continuidad entre textos en apariencia distantes, para crear familiaridades entre títulos que no pueden ser formuladas de otra manera, para mostrar jerarquías que sólo pueden sugerirse (…)’.


5. El libro más allá de la distribución
(…) Ningún sistema de control informático puede suplir el celo con el que el librero consciente de su papel procura los libros que para él son claves —tanto si son novedad o si pertenecen al fondo— estén en el lugar adecuado y en el momento oportuno. Él sabe que el lector que un día detiene su mirada justamente sobre ese libro, tal vez inesperado, situado así, de esa manera precisa, y reconoce que ése es su libro, el que sin recordar anda buscando, recordará con intensidad ese encuentro singular (…)’.


7. La independencia
Para nosotros esta palabra significa: aquel principio ineludible que consiste en anteponer el compromiso con los lectores antes que la búsqueda de un beneficio económico a corto plazo. Es decir, en la presentación de los escaparates, en la composición de las mesas de novedades, en la selección de los fondos primará exclusivamente la búsqueda de una coherencia en el diseño de su propuesta librera con el propósito de conseguir a medio y largo plazo la confianza y la fidelidad de las comunidades de lectores a las cuales nos dirigimos (…)’.


10. La librería, entre economía y cultura
(…) Un paseo en torno a la mesa de una librería tiene el efecto de unas bolas de billar en movimiento: toda la información acumulada en la memoria se activa, un título trae el recuerdo de otro libro que alguien nos ha recomendado, un autor nos muestra su nueva novela y pensamos en lo mucho que nos decepcionó la anterior, una portada nos habla de una colección y evocamos la grata lectura de un número anterior de la misma, un editor nos propone un clásico y recordamos que siempre hemos preferido los autores de tal época o tal país… finalmente algo hará que nuestra atención se fije en un punto determinado y diremos: ¡Ya está!’.
SP Revista de Libros, número 0. pp. 4 - 6
SP Distribuciones
México, marzo de 2008

"breve texto interesantísimo llamado “Un posible decálogo” del librero colombiano Antonio Ramírez, de La Central. El posible decálogo de Ramírez es una presentación de los fundamentos en los que se basa La Central como proyecto cultural y como empresa comercial."

VIA:
[ el ojo fisgón ]
notas sueltas acerca de los hallazgos de mi ojo fisgón en el mercado editorial y de las tendencias de éste
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails