domingo, marzo 16, 2008

Latinoamérica lee libros hechos en Colombia


Ventas a otros países crecieron el 37% en el 2007. Enciclopedias, textos infantiles y académicos y biblias, entre lo más pedido.

Los sectores editorial y gráfico de Colombia están escribiendo uno de los mejores capítulos de su historia. Un crecimiento del 37% en las exportaciones durante el 2007, en relación con el año anterior, demuestran, según la Cámara Colombiana del Libro, que los pasos dados en más de 20 años de presencia internacional se convirtieron en un salto. Es así como lo vendido a otros países alcanzó los US$185,5 millones, cifra que le dará para pelear con México el primer lugar en el renglón en América Latina. En el 2006, la nación azteca llegó a US$136 millones. “Se calcula que Colombia está por encima y que con esto se consolidará como líder en la región. Difícilmente México lo alcanzará. El 2007 fue un excelente año”, explica José Aguillón Rojas, investigador de la CCL.

A dónde llegamos

La industria editorial (sellos editoriales y distribuidores) y la gráfica (servicios de impresión) están llegando con fuerza a cinco compradores fundamentales, con los cuales se creció notablemente. El mejor cliente es Venezuela, a donde llega el 36% de las exportaciones, seguido por Estados Unidos (15,15%), México (14%), Panamá (5,8), Ecuador (5%) y Puerto Rico (3,7%). La Cámara Colombiana del Libro señala que de las exportaciones, el 50% corresponde al sector gráfico y el restante 50% es del editorial. Además de textos de literatura, el país está comercializando en el extranjero de manera exitosa enciclopedias, textos escolares y biblias. “Este comportamiento obedece a muchos factores: gestión de las compañías, impulso de Proexport, participación en ferias internacionales, giras de negocios y una oferta atractiva para los lectores”, afirmó Aguillón Rojas. De acuerdo con el seguimiento de la CCL, entre el año 2000 y el 2007 las exportaciones han crecido un 97,7%. Óscar Rivera, gerente de la editorial Norma, indica que la compañía está llegando a 16 países, entre ellos España (adquirió una editorial en Barcelona). Además, precisa que las exportaciones constituyen el 30% de la producción y en ingresos, representan un 70%. Destacó que en lo relativo a textos escolares, no sólo se está imprimiendo el contenido editorial que elabora cada país, ajustado a sus necesidades, sino que, en el caso de centroamérica, se está apoyando con la elaboración de tales contenidos. “Existe fortaleza en literatura infantil y hay avidez de autoayuda”, precisa, tras expresar que realizan un esfuerzo por posicionar autores colombianos. Por su parte, Fernando Rojas, gerente de Panamericana Editorial, dice que la clave del crecimiento de este sector ha estado en la calidad, “que hace competitivos a los productos en los mercados latinoamericanos, de México a la Patagonia”.


Las publicaciones de tipo religioso han presentado uno de los crecimientos más notables en los últimos años. También se están exportando. Algunas empresas colombianas también producen contenidos que venden a otras editoriales. A través de este mecanismo llegan a toda Europa.


Rojas señala que la empresa que dirige está exportando desde 1994 libros de diferentes temáticas, entre ellas, infantiles, ficción, literatura general, cocina, bienestar y teatro y que de lo producido, el 10% va para mercados extranjeros. Panamericana está llegando a centroamérica, Venezuela, Ecuador y Perú. Esta compañía imprime más de dos mil títulos por año y cerca del 50% de ellos corresponden a literatura infantil y educativa, uno de los campos donde Colombia se ha hecho más fuerte. A su vez, Bernardo Villegas, gerente de la firma Villegas Editores, precisa que su empresa cubre diez países (entre ellos Estados Unidos y España) con libros ilustrados de gran formato. “No representan un gran volumen dentro de las exportaciones del sector, pero se hace una presencia importante en librerías del mundo. Somos los únicos que tenemos a disposición permanente todos nuestros títulos en Estados Unidos”, manifiesta. Villegas añade que se está distribuyendo con éxito a nivel internacional la colección infantil y juvenil y destacó el libro Cosas de Niñas, de María Villegas y Jennie Kent. Entre tanto, Ernesto Fernández Riva, gerente de Feriva, aseguró que aunque la firma que representa no exporta, Colombia siempre se ha destacado en la producción de libros e impresos, pese a que el nivel de lectura de la población sigue siendo bajo. “El interés por publicar crece. Es por eso que, pese a la escasez de un patrocinio, muchos autores se lanzan a publicar de manera individual. Para ellos funcionan alternativas como una que ofrecemos, que es la de los créditos”. Sobre páginas que nacen en Colombia se escriben ahora las letras de Latinoamérica. Cuentos, novelas, diccionarios, poemas, convergen en una industria que, aunque está hecha de papel, se hace más fuerte cada día.
En detalle
En el 2007 crecieron las exportaciones que se realizan a los cinco principales compradores de libros colombianos.
Las ventas a Venezuela aumentaron en un 81% y a Estados Unidos un 90%.

En el caso de Panamá el crecimiento fue del 13%, Ecuador 9% y 3% México.

De acuerdo con el Centro Regional del Libro para América Latina, en el 2005 en Colombia se produjeron 10.383 títulos, mientras que en América Latina la cifra llegó a 157.853.

La misma entidad señala que en el 2005 se registraron en América Latina 63.205 novedades y reediciones, el 16,3% de ellas correspondieron a Colombia.

Impresiones vs. producción literaria Colombia es muy competitiva en la impresión, pero aún se requiere crecer en producción literaria con autores nacionales.

Así lo explica María Elvira Bonilla, directora editorial de Norma, quien señala que a nivel internacional la competencia se da entre grandes autores, de amplio reconocimiento. Por parte de Colombia, el líder indiscutible, explica, sigue siendo Gabriel García Márquez.

“Lograr que un autor se internacionalice es un proceso que requiere tiempo.

Algunos de los nuestros que son reconocidos también son Laura Restrepo, Ángela Becerra y Germán Castro”. En el plano nacional, dice, recientemente se destacó Héctor Abad Faciolince con ‘El olvido que seremos’, que vendió 60.000 copias.

Cifras
7 por ciento aproximadamente crecieron las ventas nacionales del sector editorial en el 2007, según encuesta de opinión de la CCL.
12 mil 226 libros se editaron y reeditaron en Colombia el año pasado.
40 por ciento de esos libros editados y reeditados corresponden a empresas editoriales y el 13% corresponden a universidades.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails