domingo, febrero 17, 2008

“Leer, experiencia de una minoría a la que todos podemos pertenecer” Un placer que se convierte en vicio y da momentos de felicidad


“Yo desconfió un poco del concepto de que la gente no lee porque los libros son caros. Desconfió porque las personas muchas veces no ponen reparos a ciertas cosas, a ciertos productos, a ciertos materiales, aunque parezcan caros. No se pregunta si es cara una comida, un regalo, un vestido, y aún si le parece caro y tiene el anhelo de comprarlo, ahorra y lo compra.
“Pero no es el caso de los libros. Gabriel Zaid dice que el problema de los libros es el valor que le damos porque una persona que cree que el libro es valioso no le parecerá caro pagar 150 pesos, pero la gente que no considera un libro como algo valioso, hasta un ejemplar de 70 pesos puede ser carísimo porque no le interesa.”
“La lectura cuando prende realmente o como dice Gabriel Zaid –un poco regresando al símil de fumar– cuando uno le da el golpe al libro, envicia y difícilmente podrá apartarse de los libros. Un lector al igual que un fumador no se conforma con leer sólo un libro; tengo la impresión de que los discursos de la lectura son demasiado severos y ambiciosos en un sentido moral, y ponen poca importancia al placer, a la felicidad.
“Es claro que no podemos leer todos los libros que se editan en el país; es claro que nadie puede leer todo y aún dedicando toda nuestra vida a ello no tendremos posibilidades de abarcar aquello que nos interese.”
Juan Domingo Argüelles al igual que Alberto Manguel, considera que la lectura es una experiencia de minorías a la que todos podemos pertenecer.
“Aparentemente no a todo el mundo le gusta leer, pero mucha gente dice que no lo hace porque nunca ha tenido una experiencia de lectura y tampoco la oportunidad de acercarse a los libros y conocer mundos extraordinarios.
“No creo que el propósito de la vida sea la de leer libros, el propósito de la existencia es tratar de ser felices y tener alegría, pero entre todas las cosas que podemos disfrutar están los libros. Los escritores para escribir tienen que vivir, contar experiencias. Hay autores correctos con libros correctos y no encuentro nada apasionante en ellos porque no me dicen más de lo que han leído, no están las experiencias que han vivido. Los libros más profundos lo que reflejan son conflictos humanos.”
Juan Domingo Argüelles
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails