domingo, octubre 28, 2007

SMS...LIBROS

El sistema de mensajes de texto desde el celular le permitirá a los lectores ingleses solicitar el primer capítulo del próximo libro del best seller Andy McNab, y optar por recibirlo en forma de texto o como audio. Así anunció la compañía Spoken Entretainment, que pretende achicar la brecha entre la enorme cantidad de lectores que deben desistir de este hobby por falta de tiempo. Además, los SMS combinados al sistema Pay Pal, harán que los interesados en la obras de McNab puedan adquirir la versión impresa del libro sin necesidad de dirigirse a la librería.
McNab, de 48 años, es uno de los mayores vendedores de literatura de acción y milicia en Gran Bretaña, ya que él mismo fue un soldado del ejército inglés, donde entró en contacto con diferentes fuentes para escribir "Bravo Two Zero", en el cual revela detalles de la fallida misión del Servicio Aéreo Especial del Reino Unido durante la Guerra del Golfo.

McNab, Andy
Título:
Bravo Two Zero : misión secreta en Irak / Andy McNab
Editor:
[Barcelona] : Salvat, [2003]

VISIONES DE FERIA..Feria Internacional del Libro de Santiago

EL COMELIBROS
Masa
Álvaro Bisama
Por Álvaro BisamaEl que vino por un libro de Coelho y para zafar de un par de regalos de Navidad anticipado. El humorista al que pifiaron en el Festival de Viña y que se cortó el pelo recién y se pasea por los stands con una chaqueta de cuero que le queda corta, esperando a la vez que lo reconozcan y no lo reconozcan. Las amigas de toda la vida que bajan de Vitacura para ver a Warnken entrevistar a un escritor italiano de novelas históricas; una suerte de Robert Graves con estética de peplum barato de Cinecittá. El arquitecto joven que comenta cómo han jodido a la Estación Mapocho: aborrece la versión loft de esta estructura centenaria, sueña con trenes espectrales, toma notas mentales para una novela que jamás escribirá mientras bebe una coca light y escucha a todo volumen una banda de versiones de bossa nova de los Stones. Los tipos que hablan en la escalera de una cinta llamada "Donnie Darko", donde un libro imposible explica cómo viajar en el tiempo; ninguno de los dos puede recordar qué versión de la cinta vio, pero a los dos les gustaría leerlo. Las tres docenas de poetas que esperan saludarse entre sí. Enrique Lafoucarde o su doble. Pablo Huneeus o su doble. Los que esperan a Nicanor Parra, quien nunca llega; esa masa ansiosa capaz de soportar el tedio guardando el asiento mientras hojean el programa o un libro del mismo Nicanor, en medio de un aire que se enrarece, de un tiempo que se congela porque todos suponen lo obvio, que el vate de Las Cruces no llegará, que dejará a todos plantados, que todo esto es la cámara oculta de especie de ritual religioso donde el dios de turno nunca se digna a aparecer. Los que vienen a robar libros. Algunos llevan anotado lo que quieren. Otros se dejan llevar por el azar. Los buscadores de ofertas. Las señoras que vienen por el último de Danielle Steel (una soñó con Fabio, el de las portadas, en su casa de Nuñoa: Fabio se aparecía en un barco pirata con ruedas en medio de una bruma rosa que dejaba entrever, entre destellos, un mar con el color cemento). Un tipo que se cree T.S. Eliot, pero que es famoso por sostener que Carlos Ibáñez del Campo fue un Presidente radical (eh, él también espera que algún alma lo salude). El artista visual al que se le pasaron las copas de pisco sour en el bar mientras hablaba (con un cronista adicto a la pasta base) de una performance con la bandera chilena que realizó en la universidad. Los fans que se le acercan a un escritor de moda en el stand de una multinacional. Él habla con todos, firma lo propio y lo ajeno. Los adolescentes de pelos de colores que compran kilos y kilos de manga en los stands de cómics. El lector de Pessoa que intenta recordar un aforismo que se le escapa. Una mujer hippie (empresaria pyme de souvenirs de Neruda para ferias artesanales) que piensa si no sería un buen negocio vender gorras tipo Ernesto Cardenal al lado de las capas tipo Harry Potter. Una legión de niños aburridos que hablan entre susurros de la posibilidad de organizar una revuelta y cortarle la luz al recinto. Uno de ellos ha leído o leerá La pieza oscura, de Lihn. Decenas de familias que no encuentran el evento o el lugar tan entretenido como Fantasilandia. La anciana que se mira en el espejo del baño subterráneo y cree estar desapareciendo. Todos los nostálgicos que hablan de las viejas ferias de libro de los ochenta, esas sí que eran pulentas, sí que eran grossas. Ah, y Nicanor Parra, que sí llega."

"...en la Feria Internacional del Libro de Santiago ésta está apareciendo. Por primera vez, el grueso de las editoriales nacionales se agrupó fuera de la Cámara del Libro y en confrontación con ella. "Nosotros creemos que la feria debe estar marcada por la calidad de la oferta cultural y no por el espectáculo", argumenta Marisol Vera, de Cuarto Propio. "La programación debiera estar centrada en debates, presentación de autores y nuevas líneas; en cultura, antes que en los aspectos básicamente comerciales".Hace ya 7 años las editoriales chilenas -las que no pertenecen a los grandes conglomerados extranjeros- formaron una asociación paralela a la Cámara a la que ellos pertenecían y de la que muchos eran directores.
Pero el año pasado se les pidió a esos directores que optaran por una u otra. Optaron ellos y otras 16 editoriales que se salieron de la Cámara para quedar bajo el alero de la Asociación de Editores de Chile (hoy integrada por 42 miembros). "El problema es que para participar en la feria nos cobran 77% más que a las editoriales y distribuidoras que son socias de la Cámara

. Nos pareció exagerado y negociamos en bloque", explica Paulo Slachevsky de LOM. Su socia, Silvia Aguilera, completa: "Juntos conseguimos un descuento, porque dijimos que si no, no vendríamos y montaríamos un escándalo".

Ahora ellos (con su descuento de 13,5% y sus stands de 10 metros cuadrados) están agrupados en el sector D, bajo esa carpa en la que se amplió el siempre insuficiente recinto ferial. Mandaron a hacer chapitas en las que se lee "D de diversidad" y unos afiches en los que anuncian que ése es territorio libre de IVA. "Es algo simbólico, porque no podemos dejar de cobrarlo, pero al menos podemos hacer descuentos de 19% en cada libro", explica Marisol Vera.Las críticas no acaban allí. Aguilera y Slachevsky despliegan sobre la mesa el programa del evento y hacen ver que las actividades de la Asociación de Editores casi nunca califican para ser destacadas. "Nosotros haremos un acto importante en la Sala de las Artes donde caben 1.000 personas, mandamos fotos e información. Pero no. Lo que publicitan ese día (hoy) son dos relanzamientos de libros, algo que se supone está prohibido hacer en la feria".

Eduardo Castro, "decano" de los editores chilenos, hoy a cargo de Universitaria y miembro de la asociación, propone: "Debiéramos trabajar juntos en organizar la feria.

La Cámara, probablemente por celos, no quiere. Aunque cada vez somos más y probablemente después esto cambie".Slachevsky va más allá. "Los stands de los más grandes son más baratos que los nuestros, muchísimo más baratos. Esto hace que para una editorial chica sea imposible lograr que sea rentable, pues debería vender más de cinco millones de libros".

En la Cámara cuesta conseguir explicaciones sobre las cifras. De partida, porque no entregan números. Eduardo Castillo dice que no sabe cuánto cuesta el stand más caro. Después dice que sabe, pero no se acuerda. Cuando se le pide que se aventure con un número para ir teniendo una idea, se encoge de hombros y larga: "Deben ser 3 millones de pesos o tres millones y medio". Y no. Son más de 7 millones (a la UF de anteayer, 7.138.000 pesos), al menos el doble de lo que cuesta el alquiler mensual de un local similar en un mall."Para nosotros lo importante es no perder plata", cuenta Marilén Wood, gerente de Ediciones B, una de las grandes que paga sobre los cinco millones de pesos por sus metros cuadrados.

"Pero la feria no es un negocio, porque son altos los costos. Nosotros vamos porque no podemos no ir, hay una presencia que marcar". La contabilidad en Alfaguara indica que allí hacen el 1% de las transacciones anuales de la empresa. Y es que Santiago no es Frankfurt, pero tampoco Buenos Aires, ni Bogotá. La feria es, cuando más, la fiesta popular; nunca la plataforma de negocios.La relación del libro con la industria nunca ha sido fácil y menos en el país de poetas.

El tamaño del mercado, la baja lectoría y la eterna esperanza en esa suerte de paraíso que supondría la excepción tributaria hacen que el diálogo tenga tono de queja. Más alta, cuando pareciera que la Cámara no está trabajando para todos y que siempre sale de ésta con cifras azules. Castillo argumenta que lo de ellos no es lucrar, pero que necesitan sacar dividendos para financiar la actividad de esta organización gremial que organiza ferias del libro a lo largo de todo Chile."

Hablando de leer .ANDREA PALET


"Pierre Bayard es francés, cincuentón, profesor de literatura y sicoanalista irredento, al parecer. Lo veo con su nariz cyranesca y beatle oscuro: solo le falta la chaqueta de tweed con gamuza en los codos y tenemos al clásico intelectual todoterreno, aquel que puede sostener vigorosamente y hasta las últimas consecuencias una idea en un podio, y al año siguiente abogar por la postura contraria sin que nadie se espante, pues se supone que eso es lo que han de hacer los intelectuales: olfatear los signos de los tiempos. (Por eso los políticos honestos los detestan: ellos no pueden hacer lo mismo.)¿Y qué pasa con Bayard? Bueno, que ha contado cómo lleva años enseñando y opinando sobre libros y autores que nunca ha leído, o que ha hojeado apenas, o simplemente leído y olvidado. ¿Y a quién se lo contó, el muy pavo?

Porque en éste, el país de la pillería, no es novedad ninguna que los solaperos -gente que cobra por opinar y fabricar reseñas literarias a punta de contraportadas- hacen nata en la prensa cultural y en todas partes, pero nadie lo dice y, lo peor, nadie se da cuenta.

Bayard se lo contó a todo el mundo. Y en un libro que se llama, para que nadie se pierda, Cómo hablar de libros sin haberlos leído, un ensayo "provocador" -dice la solapa- en que el autor se opone a la triple restricción social de, uno, haber leído un libro antes de hablar de él, dos, haber leído todos los libros importantes, y tres, tener una opinión formada sobre cada uno.

Por cierto, Bayard no se refiere a nosotros, inocentes plumíferos amantes de la lectura, sino a sus pares de la academia, personajes y personajillos que centran precisamente en esta tríada el grueso de su actividad, su prestigio, su identidad, y no pocas veces su propia vida.Pero no se trata de la confesión culposa de un profesional ilustrado pero escaso de tiempo y mal pagado. Ni de un alegato por las condiciones de producción en un sistema económico maligno y entontecedor para la cultura. Ni de un pelambre gremial masivo, con el delator dispuesto al harakiri por mor de la causa.

Hay quienes lo han visto como un elogio de la impostura. Quizás sea todo esto, pero a lo francés: de muy enrevesada manera.¿Quién se ha leído a todos los rusos, los griegos, los victorianos? ¿Todo Shakespeare, el ladrillazo del Ulises de Joyce, el Quijote no resumido, los siete tomos de En busca del tiempo perdido (ya decía Jenaro Prieto que leer a Proust era imposible sin una buena tuberculosis)?

Bayard sostiene que la mentira vergonzante campea en los círculos intelectuales, y describe con humor las diversas formas de sortear situaciones comprometedoras, e incluso de "hablar con justeza" de títulos y autores apenas pispados, y por la contaminación acústica más que por la atenta lectura.No tengo el espacio para discutir en serio este proceloso asunto, pero quería presentarles al hombre que esta vez ha gritado "¡El rey está desnudo!" (el libro saldrá el 2008 en castellano). Y agregar perplejidades. Por ejemplo, siempre me ha parecido insólito, en las reseñas chilenas de obras extranjeras, la frecuencia con que se habla de "una traducción impecable"... ¿Se han leído la versión original, pues? Por no hablar del crítico que alaba al escritor, ambos varones, por haber penetrado con tanta profundidad el alma femenina. Nuevamente, ¿cómo lo saben?Y hablando de impostura: perdone, avisado lector, lo previsible de este cierre de columna. Pero el libro de Bayard, por supuesto, no lo he leído."

viernes, octubre 26, 2007

Leer (por placer) es una insurrección

“La gente se queja sin parar de que cada vez se lee menos. Es mentira, cada vez se lee más. Y cada vez hay menos analfabetos. El problema es que los díscolos lectores no escogen lo que los mandarines de la cultura prefieren. Es inadmisible, pero es así. Leen a J. K. Rowling o novelas de templarios, misterios egipcios o médicos de Hitler. Leen por placer, lo que les gusta, en lugar de leer para perfeccionar su alma.
“En este país que fue católico, aún hay una idea penitencial de la literatura. El placer asusta. El placer es una insurrección contra el orden. Un libro se considera mejor cuanto más esfuerzo cueste terminarlo, porque la mortificación mejora el espíritu. Por eso los mandarines hablan de novelas como si fueran fueran un burdel de disciplina inglesa, donde lo mejor es que sean ‘muy exigentes’ y ’sin concesiones al lector’…”.
Etc.
Escrito por Rafael Reig , bajo el título “El placer de la lectura”, en la edición de hoy del nuevo y estimulante diario español “Público”.


Almohada para leer por las noches

A muchos nos gusta leer boca abajo ya sea sobre la cama, encima de una alfombra o delante de una chimenea. El único problema de este pequeño placer es que nuestra sombra o la de la almohada cae sobre el texto impidiéndonos leer bien, haciendo que forcemos la vista.
Para evitar ese problema el diseñador coreano Oh Sehwan ha creado esta almohada de plástico que, a la vez, es una lámpara de lectura.
Y la cosa no queda ahí: el artículo ha sido creado para que su forma (no sé a vosotros, pero a mí me recuerda a una fiambrera) evite lesiones de cuello y para que los brazos no sufran durante un prolongado tiempo de lectura.
¿La gran pega? No está a la venta: vamos, que la única que puede leer a gusto es la niña que vemos en la foto (y encima sólo estará mirando los dibujos…).
Véase también Duerme como los angelitos, La cama librería, Colcha multicapa para leer en la cama, Lámpara de lectura..

jueves, octubre 25, 2007

“Es contrarrevolucionario vender este libro”


En Fráncfort culminó el pasado 14 la prestigiosa Feria Internacional del Libro 2007. Allí tuvieron un stand conjunto Venezuela y Cuba repartiendo publicaciones en las que sobresalía el libro: "Cuarto Motor, discurso del presidente Chávez" editado en español y en inglés. En su contraportada tenía la siguiente inscripción: "Es contrarrevolucionario vender este libro". En el puesto sobresalía de manera visible toda la publicidad respecto al Premio y a la iniciativa ALBA. A diferencia de años anteriores el quiosco venezolano lucía mucho más profesional y mejor equipado debido a la experticia que en la materia tienen los editores del régimen cubano. Luis Britto García fue el representante venezolano, quien estuvo siempre acompañado por Jorge Timossi, a su vez es el gran operador y gerente de los derechos de autor de los escritores cubanos sometidos al régimen de Fidel Castro. Timossi, un veterano escritor nacido en Argentina, es un "lobbysta" de las innumerables publicaciones propagandísticas cubanas negociadas en el mundo entero. Resaltó que tanto Britto García como Timossi estuvieron alojados en el lujosísimo hotel 5 estrellas Steigenberger Frankfurter Hof y fueron vistos muchas veces en el Autorenbar, reconocido bar de la ciudad. Capitalismo salvaje a 100%...

VISION GUBERNAMENTAL:
"En el pabellón venezolano fueron expuestos alrededor de 490 títulos de las colecciones y novedades editoriales de Monte Ávila Editores Latinoamericana, Editorial El Perro y la Rana, Centro Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, Kuai Mare, Casa Nacional de las Letras Andrés Bello y Fundación Biblioteca Ayacucho, instituciones que integran, junto al Cenal, la Plataforma Política Editorial del Ministerio de la Cultura.Obras de reconocidos y noveles autores de la narrativa venezolana, así como de escritores representantes de las ediciones alternativas estuvieron a la mano de los asistentes a esta cita editorial. Para Medero la meta era presentar en Frankfurt los logros editoriales alcanzados en Venezuela, gracias a las políticas implementadas por el gobierno nacional, a través del Ministerio de Cultura, además de expandir desde ese escenario el pensamiento bolivariano en toda su dimensión."
....se expusieron los alcances de las políticas implementadas por el gobierno nacional sobre la masificación del libro, el fomento de la lectura con la conformación de 7.000 círculos de lectores provenientes de la Misión Robinson en sus tres etapas; y la distribución masiva y gratuita en toda Venezuela de obras como “Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes y “Los Miserables” de Víctor Hugo."
Sería bueno saber amen de la lista oficial de invitados..empleados del gobierno, aparte de Luis Brito García, que merece mi respeto como escritor, si autores de talla internacional como, Alberto Barrera Tyska, Eugenio Montejo, Leonardo Padrón, Ana Teresa Torres, Federico Vegas, Victoria de Stefano, son y están presentes en las listas de invitación a estas ferias internacionales.( “Es contrarrevolucionario vender este libro”).o solamente escritores cuya demostración de fidelidad al gobierno sea uno de sus valores.

miércoles, octubre 24, 2007

Escribir con cuchillo, copa y tenedor

En el marco del evento “Leer es una fiesta” ( Lire en fête ), el autor del libro Permiso para pecar (Editorial Alfa 2006) -una guía imprescindible para el gourmet contemporáneo-, Alberto Soria , ofrecerá una charla inédita sobre el arte de escribir –y leer- libros de gastronomía titulada “Escribir con cuchillo, copa y tenedor”.
Alberto Soria fue redactor de la Agence France Presse en París y profesor universitario. Sus artículos sobre gastronomía y “buen vivir” son publicados en Colombia, España, Italia, Reino Unido y Venezuela. Actualmente reside en Caracas, donde se desempeña como conferenciaste y director de catas. El encuentro se realizará el próximo jueves 25 de octubre de 2007, en la sede de la Alianza Francesa de La Castellana, Av. Mohedano, a las 8 pm.
"No hay nada que acorte más la vida que la ausencia de felicidad, la mala comida, la falta de vino y amigos"
Alberto Soria
Posted by Picasa

martes, octubre 23, 2007

convertir un blog en un libro tiene muchas veces un encanto especial


"Puede parecer una contradicción, pero convertir un blog en un libro tiene muchas veces un encanto especial. ... la propia naturaleza dinámica y “física” de Internet hace que contenidos de gran interés desaparezcan sin remedio. Tarde o temprano alguien deja de utilizar su servicio de hospedaje, o se cansa de su blog y lo borra o, en caso extremo, fallece… dejando huérfana su obra virtual que, irremediablemente, será borrada en cuanto no pague las facturas de su proveedor o, de utilizar un espacio gratuito, su cuenta sea borrada por inactividad.
En fin, posiblemente me esté poniendo un poco trágico, pero tengo el convencimiento de que lo efímero de la mayor parte de lo que se publica en la red hará que se pierdan algunas joyas que viven entre tanta morralla virtual que aparece a diario1. Precisamente por eso el volcar un blog o, mejor dicho, los contenidos mas interesantes del mismo, en formato libro “de toda la vida” puede servir para salvar algunas de esas joyas, además de para alimentar más el ego típico del blogger. Naturalmente, los libros tampoco son eternos, pero pueden durar siglos si son cuidados adecuadamente, algo por lo que no apostaría si nos referimos a material publicado en la red.
Bien, todo esto lo comento aquí porque, en cuestión de un año aproximadamente, una parte seleccionada de este blog pasará a convertirse en libro –el proceso editorial ya está en marcha– y, también, porque varios blogs muchísimo más interesantes que TecOb ya han dado el paso. Destacan, por ejemplo, el maravilloso Bibliodyssey o World Changing. Otros, han previsto dar el gran paso, como BLDGBLOG, que promete una edición exquisita:
The BibliOdyssey


A Users Guide for the 21st Century


Una mujer por siempre jamás.Ángel Gustavo Infante

Monte Ávila Editores Latinoamericana C.A.

tiene el placer de invitarlo a la presentación del libro

Una mujer por siempre jamás
de
Ángel Gustavo Infante


Palabras de Miguel Delgado Estévez y Carlos Sandoval

Miércoles 24 de octubre de 2007
5:00 PM
Librería Liberarte
C.C.Los Chaguaramos, Planta Principal
Caracas, 1959.
Licenciado en Letras de la Universidad Central de Venezuela, donde actualmente es Docente e Investigador del Instituto de Investigaciones Literarias, Maestría en Literatura Venezolana, Facultad de Humanidades y Educación. Magister en Literatura Latinoamericana Contemporánea de la Universidad Simón Bolívar. Coordinador del Taller de Narrativa de la Fundación Celarg (2000-2001). Ha recibido los siguientes reconocimientos: Premio Fundarte de Narrativa 1986, Premio de Cuentos del Diario El Nacional 1987, entre otros. Ha publicado: Cerrícolas (cuentos, 1987 -reeditado en 2003 en coedición de Memorias de Altagracia y La liebre libre-), Yo soy la rumba (novela, 1992) y Poética del Cuento (1993). Además, textos suyos aparecen en diversas antologías, entre ellas: Guillermo Meneses ante la crítica (1992), Memoria y cuento (1960-1990), Narradores de El Nacional 1946-1992 (1992), Re-cuento (1994), Narrativa venezolana attuale, (1995) y ha sido publicado en revistas de distintos países como Casa de las Américas, Cuba; entre otras.* Gracias Gallegos (cuento)* Joselolo (cuento)* Una mujer por siempre jamás (cuento)* A la gente de los noventa lo que les ha pasado es que se han creído genios (entrevista).Ganador del la Bienal Rafael Pocaterra 2004
Posted by Picasa

lunes, octubre 22, 2007

www.telurica.com



Youtube prueba un sistema antipiratería mientras la FIFA no lo quiere ni ver, ingenioso astrofísico sustituye una supercomputadora ¡con 8 Playstation 3!, Doris Lessing y el hábito de leer ....
Acerca de Telúrica
Es un programa de emisión diaria en video ("videocast") acerca de internet y cibercultura. Telurica.com se transmite de lunes a viernes, y toma en cuenta como fuente de noticias a blogs latinos registrados en blogalaxia.com. El objetivo de Telurica, es mostrar de una manera divertida e informal noticias para difundir aún más la blogosfera latina.

Telurica es una idea de inventarte.net, se graba en el Perú pero tiene como publico objetivo toda la comunidad hispana del mundo
.
¿ Tienes alguna nota interesante? Comunicate con ellos a contacto@telurica.com

domingo, octubre 21, 2007

Internet no es un peligro, sino que se ha convertido en el escaparate perfecto para vender libros

Las noticias de que las editoriales corrían grave peligro por culpa de Internet y los nuevos formatos parecen desvanecerse, y una vez pasado el típico miedo con que se afrontan los cambios, Internet se revela como el gran aliado para la venta de libros.

Cuando llegaron los equipos de música con doble pletina la industria discográfica predijo el fin de la venta de discos, sin embargo las ventas crecieron hasta superar registros nunca antes alcanzados. Con la llegada de las grabadoras de CD, se dijo que llegaría el apocalipsis para los músicos, cuando llegaron las redes P2P llegó el advenimiento del mal supremo y se volvió a asegurar que la música se estaba muriendo, sin embargo, actualmente artistas de dudosa categoría consiguen discos de platinos con pasmosa facilidad…
La industria del libro es parecida, pero con diferencias a su favor que la hacen mucho mas duradera en el tiempo y más resistente a las nuevas tecnologías. A la gente no le basta con leer un libro, queremos tener ese libro, poder pasar las hojas, y eso es algo que no se podrá sustituir con un e-book, pero si complementar.
¿A quién no le gustaría poder llevar una colección de libros de 5.000 volúmenes a cualquier parte? esto nos lo permiten las nuevas tecnologías, pero una cosa no quita la otra y una vez nos hemos apasionado con un libro quien no disfruta teniéndolo en la estantería de casa, junto a esas otras obras que tanto te gustaron, y poder echarles un vistazo de vez en cuando.
“Están teniendo lugar muchas cosas en la industria discográfica que no están ocurriendo en la industria editorial. Los consumidores no quieren álbumes, quieren canciones, pero en este negocio la gente quiere libros, no capítulos” sostiene el presidente ejecutivo y consejero de Penguin.
Y ya no es solo que Internet no es un peligro, sino que se ha convertido en el escaparate perfecto para vender libros. Recorrer una librería buscando libros siempre tendrá su encanto propio, pero hay que reconocer que la facilidad que te ofrece una página web de navegar a través de una base de datos de miles de volúmenes es muchísimo más práctico y te permite encontrar cosas que de otra manera te habría sido imposible localizar.
También habría que añadir los numerosos foros, paginas de críticas, donde los usuarios intercambian opiniones y sugieren nuevos libros, todo un mundo nuevo que amplia las posibilidades de un sector tan antiguo como los libros.
El miedo a las nuevas tecnologías está muy arraigado en la sociedad, pero con el paso del tiempo se debe reconocer el avance y adaptarse a él, la industria de los libros al igual que la discográfica no peligra por Internet por mucho que nos quieran vender.

Una máquina expendedora de libros


Con la filosofía poco se goza./ Si quiere ver la vida color de rosa / eche veinte centavos en la ranura", precisó alguna vez González Tuñón. Otro González, en este caso Horacio, se inspiró en esos versos de El violín del diablo para esbozar una curiosa idea que, finalmente, se llevó a cabo la semana pasada: la instalación de una máquina expendedora que no entrega cigarrillos, boletos de colectivo, preservativos ni bebidas, sino minilibros hasta hoy casi inhallables, con temáticas fundacionales y vinculadas de alguna forma u otra con la cada vez más cercana celebración del Bicentenario de la Revolución de Mayo. La máquina del Bicentenario (iniciativa de la Biblioteca Nacional y la Editorial del Zorzal) está ubicada en un viejo cajero del Apeadero Gombrowicz (Las Heras y Agüero), afuera del edificio. Entre los libritos –cada uno de los cuales tuvo una tirada de 2000 ejemplares– se destacan Entre la confidencia y la historia del siempre destacable Lucio V. Mansilla, una compilación de alocadas (en algunos casos) y agudas (en otros) causeries; Emerson y Whitman de José Martí, dos capítulos en los cuales el autor de Nuestra América no duda en rescatar dos flores del fango estadounidense, y Ejercicios populares de la lengua castellana de Sarmiento, dos artículos tan esclarecedores como indispensables a la hora de analizar el siempre atractivo debate acerca del idioma de los argentinos.
Además de que todos presentan un conciso prólogo, hay que destacar que cada uno de estos libritos de colores –diez por ahora, aunque piensan ampliar el catálogo antes de fin de año– cuestan sólo un peso; es que, al parecer, la idea era levantar un poco el bajo índice de lecturas llevando la montaña a Mahoma o, en este caso, una máquina expendedora con mucho aire de jukebox a los miles de personas que pasan cada día por la zona y que, con sólo detenerse un instante, pueden engordar un poco su biblioteca. Claro que lo de engordar es simbólico porque, a juzgar por su tamaño, estas ediciones están mucho más cerca de las actuales colecciones digitales que de aquellos gruesos y viejos volúmenes que no pueden trasladarse. "Son fragmentos, capítulos; lo bueno sería que lleve a la gente a estos libros", ratificó Ezequiel Grimson, uno de los que dieron forma al proyecto y que no tarda en referirse a su secuaz Leopoldo Kulesz, el matemático de Ediciones del Zorzal: "El buscó el tamaño preciso de los cortes y también se le ocurrió que los libros se encuadernen de a dos y recién ahí se cortaran para que el costo se reintegrara con la venta".
Por Juan Pablo Bertazza

sábado, octubre 20, 2007

"La literatura no tiene ninguna función" JOSE SARAMAGO


-¿Sigue buscando algo en la literatura? ¿Qué busca?

«r-Como cualquier otro lector, o escritor, me busco a mí mismo. Busco encontrarme en páginas, en ideas, en reflexiones, reconocer que somos algo más que esto que se presenta como "realidad", ése sigue siendo el mayor deslumbramiento

¿Sí? ¿Seguimos los humanos encontrándonos en páginas, que no sean páginas web? Saramago hace rato que escribe sus textos en computadora y está lejos el día en que Pilar rescató de la papelera (la real, no la de Windows) la primera página de la última novela que su marido escribió a máquina y corrigió a mano, "Historia del cerco de Lisboa". La sacó del tacho, la alisó (era un bollito como los de las películas), le pidió una dedicatoria. Dice: "'A Pilar, esta página y mi vida'. José. 29 de diciembre del 87". La página fue enmarcada y colgada de la pared. Buen recuerdo, testimonio asegurado y a otra cosa, la escritura se volvió digital. En resumen: El Nobel no está paranoico con el papel que jugará la tecnología en la cultura.

«p-¿La literatura pierde terreno frente a la informática?

«r-La literatura no puede ocupar el terreno de la informática y viceversa. Son formas distintas de entender el mundo. La informática puede ser una contribución, no a la literatura, sino a la lectura

«p-Entonces, ¿se lee de una nueva manera?

«r-En cualquier caso, la literatura siempre ha sido una actividad minoritaria. Me parece que ahora se lee y se escribe más. Quizá por la informática.

«p-Si recordamos aquello de que el medio es el mensaje.. ¿cómo afecta este nuevo medio los contenidos de la literatura, es decir, el sentido?

«r-Es absurdo pensar que lo que un escritor tenga para decir dependa del instrumento que utilice.Así contesta Saramago -ya avisamos que el entrevistador puede quedar en ridículo- como quien sabe apropiarse de los medios que tiene a mano para esparcir las ideas que tiene claras. Eso: alguna vez el dijo a esta cronista que de chico pensaba en ser "conductor de trenes, maquinista, el hombre que va conduciendo el tren". Y que cuando le preguntaban por qué, decía que era "por el tren, la velocidad, la noche, uhh, uhh". ¿Qué tiene que ver con su presente? Que se pensaba como un conductor. La interpretación, aclaremos, es de él: "Creo que no lo estoy inventando ahora, creo que haber sentido esa responsabilidad", decía entonces. ¿Condicionará la informática esa empresa? No parece. Tampoco lo hará el dominio de los medios audiovisuales. Quien tenga algo que decir encontrará su rumbo. El es terminante:

«p-¿Lo audiovisual le arrebató el relato a la literatura? ¿La novela perdió la hegemonía sobre las historias?

«r-No, no y no.

«p-Es decir que usted no piensa que vamos hacia el fin de la novela...

«r-Se ha pronosticado muchas veces ese final, y la novela sigue vivita y coleando. Un premio literario para novela suscita el aparecimiento inmediato de 200 o 300 candidatos. ¿Dónde estaban esos libros? ¿Han sido escritos corriendo para cumplir el plazo? ¿O son el resultado de meses y meses de trabajo responsable, respetuoso del idioma?; autores que llevan un mundo dentro y lo quieren confrontar con la realidad que los rodea y limita.

«p-Un mundo dentro y un mundo fuera. ¿Usted es un "escritor comprometido"? ¿Con qué?

«r-Estoy comprometido, o sea, vivo, en un mundo que es un desastre. Como escritor y como persona, mi empeño es no separar al escritor de la persona que soy. Me esfuerzo, en la medida de mis posibilidades, en tratar de entender y explicar el mundo.

«p-Como escritor, su medio de intervención es la literatura. ¿Podemos volver a pensar si sirve para algo? ¿Si la literatura pueda mejorar (o empeorar) la vida, el mundo?

«r-Llevamos siglos preguntándonos los unos a los otros para qué sirve la literatura y el hecho de que no exista respuesta no desanimará a los futuros preguntadores. No hay respuesta posible. O las hay infinitas: la literatura sirve para entrar en una librería y sentarse en casa, por ejemplo. O para ayudar a pensar. O para nada. ¿Por qué ese sentido utilitario de las cosas? Si hay que buscar el sentido de la música, de la filosofía, de una rosa, es que no estamos entendiendo nada. Un tenedor tiene una función. La literatura no tiene una función. Aunque pueda consolar a una persona. Aunque te pueda hacer reír. Para empeorar la literatura basta con que se deje de respetar el idioma. Por ahí se empieza y por ahí se acaba.

«p-¿Que se deje de respetar el idioma? ¿Y no que haga depender la literatura del mercado?

«r-Pobre mercado, que le salen moretones por todos lados. Si el libro es una mercancía, hay que venderlo. ¿Dónde lo haremos? ¿En la Luna?

«p-Claro. Pero ¿no se invierten los términos y se escribe lo que se vende en lugar de vender lo que se escribe?

«r-Hay que tener cuidado con las ideas hechas. Por ejemplo: que el mercado condiciona al autor. No es cierto. Puede el mercado manifestar una preferencia por ciertos tipos de libros, de "modas", pero eso no obliga a ningún autor a seguir ese camino. Estamos creando una gran confusión: imaginar que los autores son iguales entre sí. Nos ocupamos de tópicos remanidos y no estudiamos la realidad. Y olvidamos demasiadas veces que las preguntas no son inocentes. Me molesta hablar de literatura y mercado. La literatura es la creación y no importa qué montaje se haga en torno a ella. Hay negocios, hay literatura. Y personas que leen para entender y personas que leen porque siguen campañas. Y personas que no leen. Lo importante, me parece, es no dejarnos llevar por estas cuestiones que desde luego a mí, como escritor, me son ajenas.

viernes, octubre 19, 2007

E-Reader, un lector de e-books...tinta electronica


Ricavision dispone de unos cuantos dispositivos con soporte de SideShow, una de las tecnologías que Microsoft ha incorporado en Windows Vista. Uno de ellos, que se presentó fugazmente es el Ricavision Home E-Reader, un lector de e-books que utiliza el computador como base.
Mediante la tecnología SideShow es el ordenador con Windows Vista el que se encarga de preparar y renderizar cada una de las páginas que, posteriormente, se muestran en el dispositivo, que tiene una pantalla de tinta electrónica diseñada para ser igual de cómoda de leer que el papel convencional.
Eso requeriría estar continuamente cerca del computador para leer, pero afortunadamente el lector incorpora una memoria donde guardar páginas prerenderizadas y no depender de Vista continuamente. De todos modos, este es su mayor impedimento, la necesidad de utilizar el sistema operativo de Microsoft para trabajar con él. Como ventaja, permite escribir con un stylus y sincronizar esas notas con el computador.


VIA: XATACA

jueves, octubre 18, 2007

El libro rojo

"Mi libro rojo y viejuno es el mejor libro del mundo porque tiene todas y cada una de sus páginas en blanco. Y no sé si escribiré algo en él, qué demonios. No sé si acabará como cuento para niños, si lo utilizaré para salvar de mi memoria de pez un puñado de recetas de cocina, para escribir tonterías peregrinas como hago en este blog o para que mi padre escriba esa novela que siempre quiso escribir, o para que las personas que pasen por mi casa no se vayan sin dejar algo de sí mismas, o para dejarlo encima de la mesa como una señal de todas las cosas que pueden estar por venir porque, la verdad, cuando uno tiene los ojos abiertos en un día normal pueden pasar tantas cosas interesantes como para llenar ese libro. O, mejor aún, el libro servirá para que un desconocido lo encuentre en algún sitio y se lo regale a algún amigo y ese amigo piense en todo lo que puede dar de sí un simple día si se tiene a mano un libro en blanco donde escribir lo que se le va pasando por la cabeza."

miércoles, octubre 17, 2007

Aplicaciones online para catalogar libros, discos y películas

Amazon incluye un sistema para crear listas
Anobii para libros, en castellano
Shelfmates para libros, discos, películas
LibraryThing, libros, castellano
Delicious Library, un clásico)

Actualización: Kikollan que cuenta su interesante experiencia al respecto, especialmente en el tema de los libros en varios idiomas:
"Creo que he probado todas las alternativas citadas, y me quedo con LibraryThing. Es la base de datos con más libros en español, ya que además de Amazon (que tiene bastante en español), enlaza con varias bibliotecas españolas. Y esa es la principal razón. Además, puedes encontrar libros en las bibliotecas de otros usuarios, que han sido introducidos a mano (aunque en español hay poca comunidad todavía).Por otro lado, la interfaz es buena y potente. Además, de las opciones típicas -listados, consultas, edición de campos, etc.- tiene muchas características interesantes (y geeks): estadísticas a montones, algoritmo de recomendación, wiki, nubes de etiquetas, etc.Por último, el precio es barato, casi simbólico. Detrás no hay ninguna empresa, sino un programador freelance y su mujer, que contestan a los correos ellos mismos y participan en la comunidad que han creado."

martes, octubre 16, 2007

Libros y cocina dos visiones

Yo siempre quise saber algo de cocina, porque suelo imaginarme en un lugar solitario y tener que valerme por mí mismo, y me alarma pensar que no sé nada, porque saber escribir (si realmente sé) equivale acaso a la ignorancia universal en cuestiones prácticas. Entonces pido recetas, pregunto: «¿Cómo se hace tal plato?». Me contestan: «Es muy fácil. Pones tal cosa y tal otra, en cantidad suficiente». ¡Cantidad suficiente! ¿Qué es cantidad suficiente? A lo mejor escribir bien consiste en saber, en todo momento de la composición, cuál es la cantidad suficiente.
En Bioy Casares a la hora de escribir, de Esther Cross y Félix della Paolera (Tusquets Editores)

Mi hipótesis básica sigue siendo la misma, la hipótesis Enszenberger. Resumo, seguramente mal. La industria editorial, para sobrevivir, debe semejarse cada día más a la culinaria. Así como la uniformidad de las grandes cadenas no ha matado a los pequeños restaurantes, así tampoco morirán las pequeñas editoriales. Claro, deben aprender de los restaurantes que, digamos, financian parte del negocio con su carta de vinos y, sobre todo, aprender a valorar sus viandas. No puede costar lo mismo una hamburguesa que un filete. Hasta aquí, con mi memoria, Enszenberger. Luego, debemos buscar financiamiento diverso (separadores, libretas, etc) y elevar los precios de acuerdo al libro. No volverlo prohibitivo, sólo rentable.


El libro durará aún 50 años, pero no las librerías

Ese es el veredicto de los profesionales de la edición emitido en la Feria del Libro de Frankfurt de este año. Casi un cuarto de estos profesionales que toman parte en ella dicen que las librerías ya no existirán en 2057, mientras que sólo el 11% cree que el libro impreso estará obsoleto. Y aunque un 10,5% opina que el libro electrónico que conocemos habrá sido superado, el 44% sitúa el e-book como clave para el crecimiento de la industria. Cerca de un tercio ve a China como el mercado dominante en el mundo de la edición... (Y más en The Guardian)..
Donde compraran los lectores, este Dato que nos ofrece convalor, demuestra que la compra de libros por internet ha disminuido... A donde irá a parar todos esos lectores…
Posted by Picasa

domingo, octubre 14, 2007

“¿Qué es lo que hay de deseo en la lectura”.

Roland Barthes se pregunta -y pregunta con profundidad, claro-: “¿Qué es lo que hay de deseo en la lectura”. Para él, hay un erotismo en la lectura, un erotismo vinculado con la soledad. Para ejemplificarlo cita a Proust en “En Busca del Tiempo Perdido”. Allí, el narrador, agobiado por un clima familiar intolerable, cuenta y describe: “Me subía a llorar a lo más alto de la casa, junto al tejado, a una habitacioncita que estaba al lado de la sala de estudio, que olía a lirio, y que estaba aromada, además, por el perfume de un grosellero que crecía afuera, entre las piedras del muro, y que introducía una rama de flores por la entreabierta ventana. Este cuarto… me sirvió de refugio mucho tiempo, sin duda por ser el único donde podía encerrarme con llave para aquellas de mis ocupaciones que exigían una soledad inviolable: la lectura, el ensueño, el llanto y la voluptuosidad”. La lectura, considera Barthes, la lectura deseada, requiere de un estado de apartamiento, en el que “resulta abolido el mundo entero”. Leer es una fuga deseada hacia la clausura. Descansa uno de los demás, gracias al encierro. Se trata de ingresar así en otro mundo, más personal e íntimo, en el que es preciso suspender “la realidad”, para navegar con delectación por una novela o por un cuento, o por un poema. Leer es, desde ese punto de vista, leer en soledad, sólo acompañado por los personajes que transitan por las páginas escritas. Si esto es leer, cabe preguntar: ¿Los medios, los medios escritos, son medios para leer? ¿O lo que se realiza con ellos es otra cosa, otra operación intelectual? A la vez, hay otra subdivisión. La de los medios impresos y la de los medios digitales. ¿Difiere la lectura en el caso de unos y otros? Tal vez, pensando en voz baja en éste caso, (o mejor dicho, pensando en silencio, pero pensando, es decir, escribiendo sin afirmar nada sino potencialmente), podría decirse que en los medios impresos hay espacios destinados a la lectura, artículos de fondo, breves ensayos a veces sobre la situación política o social, o brevísimas piezas de análisis, que no por breves, o por brevísimas, resultan marginales al hecho de leer. ¿Para leerlas es necesaria la soledad invocada por el personaje de Proust? Tal vez los diarios requieran de introspecciones breves también, pero de introspecciones al fin, o de diferentes grados de introspeccción. Hay una diferencia con el lector proustiano, de todas maneras. Una o muchas diferencias. El lector de medios no ha abolido al mundo para leer, sino que lee incorporando al mundo, incorporando al mundo mediatizado a la vez por los medios que se leen. En todo caso, pienso, aún es factible leer los diarios. De hecho, hay lectores de diarios. Pero claro, aunque introspectivos a veces –es común ver a personas concentradas, tomando un café solas y leyendo el diario- también los hay extravertidos que comparten lo leído, leyendo en voz alta a un interlocutor lo que ¿leen? pero ya no en soledad. ¿Qué ocurre con los medios digitales? Aquí la lectura es de un orden análogo en un punto, pero a la vez diferente. Por lo pronto, el lector no se inclina ante el texto, como ante un libro, o incluso ante un diario impreso, sino que se instala de manera horizontal frente a la pantalla. Hay una perspectiva tal vez menos ceremonial ante la lectura. Por lo demás, las manos operan de otra manera que ante un libro o ante un diario. No se trata de dar vuelta las páginas, sino de transitar la pantalla a través de la mediación del mouse y del teclado eventualmente (excursus: me resulta muy profano –cuanto menos- utilizar el término “mouse” en una columna en la que se comienza citando a Proust, pero no encuentro otro remedio). En fin, en Internet se lee con las manos muy activas. Como si se leyera escribiendo. De hecho, el lector de medios en Internet se define porque interactúa, porque responde a través de los foros o de los blogs. ¿Es una lectura introspectiva y apartada como la definida por Barthes a través de Proust? Podría decirse lo que se dijo. Es una lectura horizontal, donde el emisor está en un mismo plano que el receptor, en la que el receptor (el lector) se convierte de pronto en emisor y redactor, en autor. Hay una coincidencia sugerente, entre el lector y el internauta. La soledad para leer que reclama el lector de Proust es la misma que reclama para desplegar su voluptuosidad. Y en Internet la voluptuosidad existe y la soledad también. En Internet la sexualidad se despliega ante el voyeur solitario, o para el solitario que busca, en realidad, comunicarse voluptuosamente. Y si la lectura es también erotismo, Internet ofrece esa posibilidad. Y millones la transitan. Millones navegan por Internet “En busca de la voluptuosidad perdida”.
Por Miguel Wiñazki
Mwinazki@clarin.com
Posted by Picasa

¿Se puede inferir que, según la Asamblea, el artista no tiene derecho a vivir de su creación?

Posted by Picasa
¿Es este uno de los motores hacia una sociedad más justa?

Larga vida a la tarea Intelectual...en libertad.


Caracas, 12 de octubre 2007

Estimado@s escritor@s y editor@s

Llamo la atención de ustedes ante un hecho del que seguramente ya han tenido noticias. Aunque todavía no tenemos el texto completo, el Dr. Carlos Escarrá introdujo una modificación en el artículo 98 de la Constitución Nacional, de modo tal que quedó eliminado el párrafo que dice:

"El Estado reconocerá y protegerá la propiedad intelectual sobre las obras científicas, literarias y artísticas, invenciones, innovaciones, denominaciones, patentes, marcas y lemas, de acuerdo con las condiciones y excepciones que establezcan la ley y los tratados internacionales suscritos y ratificados por la República en esta materia".

Los argumentos presentados son: "una cosa es inventar y otra los derechos derivados de la creación. Lo que se está suprimiendo es la explotación comercial capitalista, porque eso no es un derecho cultural"...."una cosa es que tengas un hijo y otra que tú lo explotes comercialmente" (El Universal, 12 octubre 2007: 1-2).

Quiere esto decir que el derecho a la justa remuneración por el trabajo puede quedar eliminado. Es decir, que se violaría el derecho al trabajo de los escritores al eliminar su remuneración y convertirlo en actividad gratuita o adhonorem. Si bien son muy raros los escritores que en Venezuela pueden vivir del producto de sus libros, al menos reciben una compensación através de los derechos de autor. ¿Elimina esta modificación los derechos de autor? ¿Elimina el derecho de exclusividad de los editores?

De la misma manera en que tuvieron que añadir los atributos de la propiedad (uso, disfrute y disposición) por las protestas que generaron, y el cambio de nombre de la Guardia Nacional, por las mismas razones, creo que es necesario hacernos sentir de alguna manera antes de que sea demasiado tarde.
Mis saludos,
Ana Teresa Torres


Luego de leer este correo y ante la poca o ninguna difusión o discusión profunda sobe el tema, me permito colocarla acá, será, si esto ocurre la extinción de la producion intelectual y editorial en el pais ..ante esta censura colocare prrafos del libro de J.M. Coetzee,

CONTRA LA CENSURA
COETZEE, J.M.
Editorial: Editorial Debate


"Desde principios de la década de 1960 hasta aproximadamente 1980, la República de Sudáfrica aplicó uno de los sistemas de censura más exhaustivos del mundo. Dicho sistema, llamado en la jerga oficial “control de publicaciones” y no censura (“censura” era una palabra que prefería censurar el discurso público sobre sí mismo), trataba de controlar la diseminación de signos en cualquiera de sus formas. No sólo los libros, las revistas, las películas y las obras teatrales, sino también las camisetas, los llaveros, las muñecas, los juguetes y los letreros de las tiendas —en realidad, cualquier cosa portadora de un mensaje que pudiera ser “indeseable”— tenían que someterse al escrutinio de la burocracia censora antes de poder hacerse públicos. En la Unión Soviética había unos setenta mil burócratas que supervisaban las actividades de unos siete mil escritores. La proporción entre censores y escritores en Sudáfrica era, en todo caso, superior a diez a uno. Los paranoicos se comportan como si el ambiente estuviera repleto de mensajes codificados que se burlan de ellos o traman su destrucción. Durante décadas, el Estado sudafricano vivió inmerso en un estado de paranoia. La paranoia es la patología de los regímenes inseguros y, en particular, de las dictaduras. Uno de los rasgos distintivos de las dictaduras modernas respecto a las anteriores ha sido la amplitud y la rapidez con que la paranoia puede extenderse desde arriba para contaminar a la población. Esta difusión de la paranoia no es involuntaria: se utiliza como técnica de control. La Unión Soviética de Stalin es el ejemplo principal: a todo ciudadano se lo alentaba a sospechar que cualquier otro era un espía o un saboteador; los lazos de afinidad humana y confianza entre las personas quedaron destruidos, y la sociedad se vio fragmentada en decenas de millones de individuos que vivían en islotes individuales de mutua sospecha. La Unión Soviética no era un caso único. Reinaldo Arenas escribió sobre la existencia en Cuba de un ambiente de “amenaza oficial incesante” que hacía del ciudadano “no solo una persona objeto de represión, sino también autorreprimida, no solo una persona censurada, sino autocensurada, no solo vigilada, sino que se vigila a sí misma”.Una “amenaza oficial incesante” salpicada de espectáculos de castigo ejemplar inculca cautela, vigilancia. Cuando ciertas clases de escritura y discurso, incluso ciertos pensamientos, se convierten en actividades furtivas, la paranoia del Estado está en proceso de reproducirse en la psique del súbdito, y el Estado puede soñar con un futuro en el que se podrá permitir que las burocracias de supervisión vayan desapareciendo, ya que su función, en la práctica, se habrá privatizado."


" Trabajar bajo censura es como vivir en intimidad con alguien que no te quiere, con quien no quieres ninguna intimidad pero que insiste en imponerte su presencia. El censor es un lector entrometido, un lector que entra por la fuerza en la intimidad de la transacción de la escritura, obliga a irse a la figura del lector amado o cortejado y lee tus palabras con desaprobación y actitud de censura."


"...escojo dos momentos: el momento en que Stalin pregunta si Mandelstam es un maestro, y el momento en que se ordena a Mandelstam que loe a su perseguidor. “¿Es un maestro?” Podemos tener por seguro que Stalin no lo preguntaba porque considerara que los grandes artistas estaban por encima del Estado. Lo que quería decir era algo parecido a: ¿es peligroso? ¿Seguirá vivo aunque muera? ¿Su sentencia contra mí perdurará más tiempo que mi sentencia contra él? ¿He de tener cuidado?Ello explica la orden posterior de que Mandelstam escribiera una oda. Hacer que los grandes artistas de su época le rindieran pleitesía era el modo que tenía Stalin de destrozarlos, de hacerles imposible ir con la cabeza bien alta; de hecho, era su manera de mostrarles quién mandaba, y de hacer que lo reconocieran como amo y señor en un medio donde no era posible ninguna mentira, ninguna reserva privada: su propio arte. "

La extinción del hombre culto.DORIS LESSING



"La educación de antaño habría contemplado la literatura e historia griegas y latinas, y la Biblia, como la base para todo lo demás. Él -o ella- leía a los clásicos de su propio país, tal vez a uno o dos de Asia, y a los más conocidos escritores de otros países europeos, a Goethe, a Shakespeare, a Cervantes, a los grandes rusos, a Rousseau. Una persona culta de Argentina se reunía con alguien similar de España, uno de San Petersburgo se reunía con su homólogo en Noruega, un viajero de Francia pasaba tiempo con otro de Gran Bretaña, y se comprendían, compartían una cultura, podían referirse a los mismos libros, obras de teatro, poemas, cuadros, que formaban un entramado de referencias e informaciones que eran como la historia compartida de lo mejor que la mente humana había pensado, dicho y escrito. Esto ya no existe.El griego y el latín están desapareciendo. En muchos países la Biblia y la religión ya no se estudian. (...) Hay un nuevo tipo de persona culta, que pasa por el colegio y la universidad durante veinte, veinticinco años, que sabe todo sobre una materia -la informática, el derecho, la economía, la política-, pero que no sabe nada de otras cosas, nada de literatura, arte, historia, y quizá se le oiga preguntar: "Pero, entonces, ¿qué fue el Renacimiento?" o "¿qué fue la Revolución Francesa?".Hasta hace cincuenta años a alguien así se le habría considerado un bárbaro. Haber recibido una educación sin nada de la antigua base humanista: imposible. Llamarse culto sin un fondo de lectura: imposible.Durante siglos se respetaron y se apreciaron la lectura, los libros, la cultura literaria. La lectura era -y sigue siendo en lo que llamamos el Tercer Mundo- una especie de educación paralela, que todo el mundo poseía o aspiraba a poseer. Les leían a las monjas y monjes en sus conventos y monasterios, a los aristócratas durante la comida, a las mujeres en los telares o mientras hacían costura, y la gente humilde, aunque sólo dispusiera de una Biblia, respetaba a los que leían. En Gran Bretaña, hasta hace poco, los sindicatos y movimientos obreros luchaban por tener bibliotecas, y quizás el mejor ejemplo del omnipresente amor a la lectura es el de los trabajadores de las fábricas de tabaco y cigarros de Cuba, cuyos sindicatos exigían que se leyera a los trabajadores mientras realizaban su labor. Los mismos trabajadores escogían los textos, e incluían la política y la historia, las novelas y la poesía. Uno de sus libros favoritos era El Conde de Montecristo. Un grupo de trabajadores escribió a Dumas pidiendo permiso para emplear el nombre de su héroe en uno de los cigarros.(...) Vivimos en una cultura que rápidamente se está fragmentando. Quedan parcelas de la excelencia de antaño en alguna universidad, alguna escuela, en el aula de algún profesor anticuado enamorado de los libros, quizás en algún periódico o revista. Pero ha desaparecido la cultura que una vez unió a Europa y sus vástagos de ultramar."

sábado, octubre 13, 2007

El problema con el mundo es .........

Posted by Picasa
"El problema con el mundo es que los tontos y los fanáticos siempre están muy seguros de sí mismos, y la gente inteligente tan llena de dudas."
Bertrand Russell

viernes, octubre 12, 2007

ALONE AGAIN OR

Hoy curiosamente el hecho importante
no eres tú, ni tu ausencia
Hoy me he acurrucado en tu recuerdo despacito
y no he notado ese dolor agrio de otras veces;
me he arrebujado en mantas como de tu piel suave
y no me ha dolido, como siempre, tu contacto imaginario
Hoy he leido toda la tarde
como si estuvieses tumbado a mi lado
escuchando dormido
y casi consigo no despertar tu presencia inventada
Hoy he releído a Cortázar
y ya no me acordaba
pero los cronopios son verdes
como tú en mi recuerdo;
no recordaba que llueve a gritos,
como aquí cuando no estás
y que los relojes atrasan
Hoy me hubiese gustado añadir
"Instrucciones para olvidar" justo al lado de
"Instrucciones para llorar"
No pueden existir la una sin la otra...
Eso se le olvidó a Cortázar
Incluyendo la foto............
Posted by Picasa

jueves, octubre 11, 2007

Doris Lessing

“En mi último libro, hablo de la teoría de que la mujer fue primero y luego el hombre. Está claro, si uno analiza la relación natural que tiene la mujer con el universo. El hombre no puede tenerla, porque ya sabemos que sigue siendo un niño. Siempre inquieto, sin tranquilidad interior. Está claro que el hombre es un ser más nuevo. Por eso es más difícil. No dudo de que la mujer ha estado en el planeta por mucho más tiempo”.
“En mi libro, la mujer es el único género en el planeta, hasta que un día nace un niño varón, considerado un monstruo. Para entonces, la mujer vive una existencia tranquila y placentera. Pero al llegar el género masculino, todo cambia con la inquietud de estos hombres ridículos…” D.L.


LUMEN/Random House Mondadori, publicará en 2008, su mas reciente novela, aun sin traducción al español: THE CLEFT, una reflexión sobre la convivencia entre hombres y mujeres y la escritura de la historia, casi un mito o una fábula.
The Cleft
es el lugar junto al mar donde habitan nuestros ancestros primigenios, una comunidad formada únicamente por mujeres, que conciben sin saber bien por qué, por los poderes de la luna o del mar. El desorden llega a sus plácidas vidas de inactividad cuando inesperadamente una de ellas da a luz a un varón, al que consideran un monstruo por sus atributos desconocidos. En un primer momento deciden castrarlos, pero después optan por abandonarlos en una cima rocosa hasta que les llegue la muerte. Sin embargo, las águilas salvan a estas criaturas y las llevan a un valle cercano, donde sobrevivirán amamantados por los ciervos. Un día una de las madres, Maire, que ha dado a luz un monstruo, decide cruzar el valle y descubre a los hombres. Volverá con una amiga y otras mujeres, se asentarán allí y entenderán, repentinamente, que necesitan a los hombres para traer descendencia al mundo. Pero el encuentro entre hombres y mujeres no resulta solamente agradable por el sexo y la compañía y los cuidados. Aunque desconocen el amor, los celos, la idea de familia, las madres reprochan a los hombres su falta de responsabilidad hacia los niños, su desorden, sus ansias de exploración, su simplicidad y falta de previsión. Éstos, a pesar de las advertencias y las exhortaciones de Maire, decidirán, llevándose consigo también a algunos de los más pequeños, embarcarse en una expedición de la que tardarán en retornar. Al volver, a pesar de que sin muchos de los niños, todos han experimentado lo mucho que se necesitan mutuamente, mujeres y hombres. Ahí comienza una nueva época.
Todo esta historia está contada por un senador romano de la época del imperio que la narra a partir de testimonios orales y escritos.

Doris Lessing, Nobel de literatura 2007


Doris Lessing nació en Irán, cuando se llamaba Persia, en 1919, y pasó su infancia y juventud en Rhodesia (ahora Zimbabue). Allí empezó a leer libros que su madre le compraba por catálogo. A los 31 años se fue a Londres, con su tercer hijo y su primera novela. Dejó atrás dos ex maridos y dos hijos. Autora de libros como Instrucciones para un descenso al infierno, Memorias de una superviviente o La buena terrorista, es una apasionada luchadora por la libertad, comprometida con las causas del Tercer Mundo. Militó en el partido comunista británico, pero lo dejó decepcionada por el estalinismo. A los 82 años sigue siendo rotunda en sus opiniones, contra las feministas, por ejemplo, o contra las ideologías.

Bibliografía


Vencida por la sabana, 1950
Canta la hierba, 1950
Éste era el país del Viejo Jefe, 1951
Martha Quest, 1952
Cinco novelas cortas, 1953
Un casamiento convencional, 1954
La costumbre da amar, 1957
Al final de la tormenta, 1958
Catorce poemas, 1959
En busca de un inglés, 1961
El cuaderno dorado, 1962
Play with a tiger, 1963
Un hombre y dos mujeres, 1963
Cuentos africanos, 1965
Cerco de tierra, 1965
Gatos muy distinguidos, 1967
La ciudad de las cuatro puertas, 1969
De nuevo el amor, 1969
Instrucciones para un viaje al infierno, 1971
Historia de un hombre no casado, 1972
La tentación de Kack Orkeney, 1973
Memorias de una superviviente, 1974
A small personal voice, 1974
Shikasta, 1979
Los matrimonios entre las zonas tres, cuatro y cinco, 1980
Los experimentos sirios, 1981
The making of the representative for Planet 8, 1982
Diario de una buena vecina, 1983
Si la vejez pudiera, 1984
Los diarios de Jane Somers, 1984
La buena terrorista, 1985
Prisions we choose to live inside, 1986
El viento se llevará nuestras palabras, 1987
El quinto hijo, 1988
Historias de Londres, 1992
Risa africana, 1992
Dentro de mí, 1994
Un paseo por la sombra, 1997
Mara y Dann, 1999
Problemas, mitos y otras historias, 1999
Ben en el mundo, 2000
El día en que murió Stalin: la mujer, 2001
El sueño más dulce, 2002
La hendidura, 2007

martes, octubre 09, 2007

Cristóbal Colón, librero ambulante

«En 1477 los Reyes Católicos dirigieron una ordenanza a los cobradores de la Corona y almojarifes, diciendo que se eximía de todo tributo para la venta de sus libros a Teodorico Alemán; éste se instaló, al amparo y protección de dicho privilegio, en Sevilla, donde comisionó a varias personas que le vendieran sus libros, y uno de estos verdaderos libreros ambulantes fue el gran descubridor de América, Cristóbal Colón, de quien el padre Bernáldez, cura de los palacios, fue su amigo y lo hospedó varias veces, según cuenta en su «Crónica de España», en la que, refiriéndose a éste, dice: Colón era natural de Génova y mercader de libros en Andalucía».

lunes, octubre 08, 2007

PENSAR.Ileana Stofenmacher

Pensar afecta la totalidad de los sentidos. Es un sumergirse en la propia incapacidad de ver aquello que se burla de nuestra razón, zigzagueando en una huida permanente y sutil hacia recovecos inhallables del universo. Pensar incomoda el espíritu sacudiendo el polvo arenoso, resto material de lo más arcaico de nuestras creencias. En un primer movimiento de la materia orgánica, pensar incomoda al cuerpo, oprime el pecho y la anatomía es recorrida por una energía fugaz que revierte la cerrazón del pecho abriendo el alma a lo infrecuente. En un segundo movimiento de las partículas vitales, el cuerpo vibra de nuevas verdades a descubrir, la piel tiembla de milagro de descubrimiento del detalle más único. Los sentidos piensan en un acople orquestal siendo ellos mismos la mismidad del pensamiento. No se piensa la verdad con la razón ni la razón viabiliza la verdad de lo existente. La razón es una carcajada terrorífica lanzada por lo más oscuro del componente humano que resiste cínicamente a la dificultad de sentir el mundo en toda su potencia inclasificable. Y esa risotada fatal provoca un casi invisible giro hacia lo que no es, obnubilando la visión diáfana pero utópica de todo lo que es. Lo que es, no es razón estabilizada sino naturaleza mutante y permanente en el mismo giro eterno de los astros incomunicables.
Posted by Picasa
Ileana Stofenmacher es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires y está realizando su tesis de Maestría en Comunicación y Cultura en la Facultad de Ciencias Sociales de la U.B.A. Actualmente se desempeña como docente en la asignatura Teorías y Prácticas de la Comunicación I en dicha casa de estudios

"soy una maquina perfecta de matar" Che Guevara

Después de ver la cantidad de festejos y conmemoraciones, incluyendo lecturas que el gobierno realizo en torno a la figura del che Guevara, y recordar , no sin desagrado, la pasada feria del libro,política e ideológicamente visible, donde un pabellón completo glorificaba su figura, el articulo de Jorge Moragas, da en la justa medida de mi apreciación, y aunque este blog ha evitado en su medida el tema político, la obligación de leer lo que el régimen le parece " bueno para la construcción del hombre nuevo" la imposición de pensamiento me sabe tan mal como la lectura obligada escolar.
Paso a dejar algunas perlas encontradas en el articulo:
"Ernesto Che Guevara dijo de si mismo "soy una maquina perfecta de matar" y es ese mismo hombre el que hoy millones de consumidores occidentales no dudan en encumbrar como icono de un pensamiento pseudopacifista que tiene de todo menos de pensamiento."
"Yo puedo entender que hace 40 años los jóvenes de entonces viesen en la famosa foto de Korda la imagen de un idealista, pero ellos todavía desconocían lo que haría despues el guerrillero argentino que llevaba un Rolex en la pulsera cuando fue Gobernador del Banco Central de Cuba."
"Hoy por ejemplo sabemos que el Che se vanagloriaba también de haber asesinado a sangre fria con su pistola a dos amantes desnudos en la cama por considerarlos traidores a la causa de su revolución..."
Pero claro como igual lo dice Jorge Moragas, el gobierno ha omitido esos detalles , y se ha encargado de ensalzar la figura de un asesino...
Jorge Moragas SánchezDiputado por Barcelona.G.P. Popular (GP)
Posted by Picasa

Nada como manosear un buen libro.....

Posted by Picasa

Si los libros fueran sólo depósitos de palabras, cualquier computadora podría sustituirlos. Jorge de Buen

"En un mundo de pixeles, echaré de menos algunas cosas notables: los libreros, por ejemplo, que son signos de la cultura de una casa o una escuela; también las librerías —especialmente las de San Diego, donde puedo pasar horas leyendo sin que nadie me moleste—; me pesará no poder referirme a una página por su folio, extrañaré la sensación de que las hojas de la derecha pesan cada vez menos; me irritará que mis libros tengan fecha de caducidad, que se borren o que el autor me exija un nuevo pago después de tres consultas; me trastornará que se agoten las baterías a la mitad de un vuelo, que los libros no tengan olor, que no cambien con el tiempo; me ofuscará que la tecnología vuelva a meter a los editores en una coctelera, cuando las tormentas que trajo la autoedición apenas se están amansando.También echaré de menos algunas cosas que, no por sutiles, son menos importantes: la meticulosidad del diseñador en fijar la longitud de los renglones, el tipo de letra preciso, el cuerpo exacto, el espacio justo entre las palabras; extrañaré las páginas incitantes, donde lo impreso y lo no impreso conviven en un equilibrio perfecto; los finales de párrafo bien cuidados, el aroma del papel, su textura, su discreto color.En fin, si los libros electrónicos sustituyen a los de papel, terminaré extrañando todo aquello de lo que enseño y escribo."
Jorge de Buen, es tipógrafo y diseñador editorial, es autor de Manual de diseño editorial (Santillana, 2003)fundador de Imprimatvr (http://imprimatvr.com/), una corporación internacional que reúne a traductores, correctores, técnicos editoriales y otros profesionales de la palabra escrita.
Responso adelantadoen HOJA POR HOJA

Libro-e, ¿eh?. Ricardo Zamora

El libro electrónico y la infinita posibilidad de publicar textos en la red han producido diversas reacciones, desde el optimismo entusiasta por las comodidades y eficiencias que traen consigo estos adelantos tecnológicos, hasta la más profunda melancolía por la supuestamente inevitable caída en desuso de un artefacto que ha acompañado a los lectores desde hace siglos. Sin embargo, como prueban los textos que a continuación presentamos, ningún extremo del espectro consigue llegar a una conclusión certera sobre lo que será en un futuro la experiencia de lectura.....

"Si bien el nomadismo contemporáneo se entiende perfectamente con los libros electrónicos por su facilidad de transporte, recuperemos nuevamente a Umberto Eco cuando nos recuerda que los libros seguirán siendo indispensables no sólo en el ámbito literario, sino en cualquier circunstancia bajo la cual tengamos que hacer una lectura a detalle. No sólo para recibir información sino para especular y reflexionar con respecto a ella. Es necesario abandonar la idea de que el soporte electrónico anulará la existencia del libro común y corriente; los libros aún representan el medio más económico, flexible y durable para transportar información a bajo costo.Los lectores actuales deberán mantener su entusiasmo para ensuciarse las manos y los ojos en blogs, wikipedias y demás expresiones tecnológicas contemporáneas. Estos brotes espontáneos, además de ser ejercicios increíblemente creativos, garantizan, tanto a productores de contenidos como a consumidores, una competencia discursiva indispensable. En estos tiempos digitales un parpadeo puede ser el equivalente de saltar al vacío fracturando por siempre nuestra capacidad de comunicación con los demás.El libro no desaparecerá, simplemente modificará sus alcances y coexistirá con sus contrapartes electrónicas. Es cierto. Hasta el más fácil e inmediato de los e-books necesita, todavía, de un manual impreso."
Ricardo Zamora es conductor de Dommo, programa radiofónico sobre nuevas tecnologías, en W Radio


LEER COMPLETO EN : HOJA POR HOJA

domingo, octubre 07, 2007

El libro entra con curiosidad y silencio, en secreto. Entra para no salir. MARTA BLANCO."Maletín Literario":


Leo en el Mercurio, las palabras de Marta Blanco, en relación a su experiencia como escritora , lectora y creadora. Amen de lo mas importante para ella ,su experiencia con el " Maletín Literario", dialogo interesante sobre el placer de leer, y como nos afecta en la vida familiar, el porque de las inclusiones y, exclusiones lectoras, podemos estar o no de acuerdo con la selección, pero no deja de ser fascinante la propuesta, una mas, entre miles de las que tanto, escritores, bibliotecarios y lectores seguramente se harán eco... eso si sin una tendencia a la imposición estadal sobre que leer"lecturas inteligentes" , como se intenta imponer por estos predios,:

"¿Maletín o biblioteca?Creo, además, que el título Maletín Literario no le calza. Nuestros niños no son nómades, no van de aquí para allá con su casa a cuestas como las hordas de Atila ¿No podríamos llamarla Pequeña Biblioteca Literaria?Las diferencias entre la capital y las provincias, la enseñanza estatal y la privada, la disminución de las palabras ad usum y una televisión de mala calidad, de la que Karl Popper dijo hace años que era mala maestra, dificultan la tarea. Pero no son motivo para embutir libros completamente fuera del foco inicial. Mantengamos el timón hacia donde queremos ir. No hay que ser muy técnico para saber que el diccionario requiere más que capacidad lectora. Cuidado con convertir el libro regalado en motivo de desprecio hacia los padres..."


" Aquí hay un desafío: El cómic gana terreno. No tengo nada contra Asterix, Tin Tin o Condorito. Pero si vamos a entregar libros donde el niño pequeño descubra la narrativa, el cuento, la poesía; la felicidad que procuran las palabras, su ritmo y su respiración, temo a los cómics como a la peste negra. Por lo pronto, es a lo único a que tienen acceso fácil. Para comprenderlos no necesitan el lenguaje y estaremos ayudando a volatilizar el castellano. De pronto, ya no serán setecientas las palabras en uso; ya hablan el coa delictual con la naturalidad de un reo. Y es que son reos de un lenguaje disminuido y selvático. El cómic me parece una reverencia inútil a lo conocido. No les estamos abriendo puertas sino cerrándolas a la lectura con los "monitos".Un libro es un llamado a la soledad del pensamiento, lo único que puede llevar a un niño por el camino de la reflexión y la madurez intelectual, entreteniéndolo hasta olvidar el paso de las horas..."

jueves, octubre 04, 2007

Eloi Yagüe.Premio Nacional del Libro 2006.


"_¿Se alimenta de la crónica roja para escribir policiales?
_Prefiero la observación directa. En estos días un señor se pegó un tiro en un comercio. Lo vi allí, sangrando. En la calle ves persecuciones policiales, motorizados haciendo cosas increíbles. Aquí pasa cualquier cosa, no hay que leer crónica roja. Caracas es toda roja: tiene su poesía urbana, a veces maldita, asquerosa, pero de la asquerosidad salen cosas inmensas.
_¿Puede haber una novela policial sin muertos?
_Algunos se lo han propuesto, pero sale un adefesio. Según Raymond Chandler, tiene que haber un muerto y una investigación. A los lectores de novela policial no se les puede meter gato por liebre, son exigentes. Chandler dijo que no puede haber una investigación y una relación amorosa al mismo tiempo: yo quise demostrar en Cuando amas debes partir que sí se puede, los lectores tradicionales del género se sorprenderán. La novela tiene poesía, por ejemplo."

Autorretrato con heterónimo
Yagüe asegura haber mezclado lo policial, lo romántico y lo social en su última novela
El escritor revive a Fernando Castelmar para tejer un relato policial
ALEJANDRO SEBASTIANI
Eloi Yagüe Jarque nació en Valencia, España en 1957, pero vive en Caracas desde niño. Estudió periodismo en la Universidad Central de Venezuela, se desarrolló en la fuente de cultura, es docente en la misma universidad y ha publicado diversos libros de cuentos (Balasombra, El nexo vertical) y un par de novelas publicadas por Planeta (http://www.editorialplaneta.com.ve/). Su relato La inconveniencia de servir a dos patronos obtuvo el premio Juan Rulfo en 1998 y su libro Autoretrato con Minotauro (Monte Ávila Editores, 2005) fue premiado en 2006 con el Premio de Narrativa del Municipio Bolivariano Libertador.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails