lunes, noviembre 19, 2007

las estanterías tienen los días contados





Mañana está previsto el lanzamiento de este lector electrónico que permitirá a sus poseedores almacenar hasta 200 libros en algo menos de 300 gr y hasta 30 horas de lectura por carga. Además el dispositivo sirve para navegar por internet, gestionar el email y evitar tener libros en cajas durante meses después de una mudanza.




"Declaraciones lapidarias por parte de Jeff Bezos, CEO de Amazón y ojito picarón: “Kindle es el iPod de la lectura. No es un dispositivo, es un servicio”. Por 399$ (272€ al cambio) que cuesta el invento se podrá elegir entre un catálogo que arranca en 88.000 volúmenes y comprar en el acto desde los últimos bestsellers por algo menos de 9,99$ hasta clásicos de siempre por sólo 1,99$. Además será posible suscribirse a las principales cabeceras de prensa y recibirlas en el Kindle que estará permanentemente conectado a internet a través de lo que Bezos ha bautizado como Whispernet y que en realidad es un acceso soportado por EVDO, un servicio de banda ancha brindado por operadores de móviles y que por tanto, no se limita a puntos Wi-Fi. Lo que sabremos mañana es si Whispernet estará incluido en los 399$ o si habrá que astillarlo aparte y también qué tipo de tarjetas externas admite Kindle para aquellos que no se conformen con llevar 200 libros encima. En definitiva, una noticia tan jubilosa para los lectores como no se conocía desde que supimos que Ana Rosa tiene un negro. — Eduardo Lozano. [Newsweek]"
"Pero no solo podemos acceder a libros, sino también a periódicos, revistas y al contenido de algunos blogs seleccionados. Entre los periódicos disponibles se encuentran no solo los más importantes de Estados Unidos, como el Wall Street Journal o el New York Times, sino también otros como Le Monde o el Frankfurter Allgemeine. Entre los blogs, algunos tan famosos como BoingBoing, Slashdot o TechCrunch.
Estos contenidos pueden actualizarse automáticamente si estamos suscritos, con lo que podemos tener el periódico en nuestras manos incluso antes de que se haya empezado a distribuir. También ofrece acceso a algunas páginas de Internet, como la Wikipedia.
Pero pasemos a ver sus especificaciones técnicas. Nos encontramos ante un dispositivo con una pantalla con tecnología de tinta electrónica, con un tamaño de 6 pulgadas y capaz de ofrecer una resolución máxima de 600 x 800 píxeles con cuatro niveles de escalas de gris. No indican su capacidad interna, solo que puede almacenar unos 200 libros y que se le pueden añadir tarjetas SD para aumentarla (en una de 256 MB cabrían 300 títulos), así que solo hay que echar cuentas para conocerla.Tiene un tamaño de 19 x 13 x 1.7 centímetros y un peso de casi 300 gramos. Su autonomía le permite estar todo el día funcionando con la conexión inalámbrica activa, mientras que si la apagamos podremos estar hasta una semana sin recargarlo. La recarga se completa en dos horas.
Dispone de botones en ambos lados para avanzar y retroceder páginas y su teclado nos permitirá comprar fácilmente los libros, la búsqueda en nuestra biblioteca particular y el añadir notas a los libros para consultarlas posteriormente.
Su precio es de 399 dólares y la conexión inalámbrica es gratuita."
Más información XATACA
Amazon con Kindle no va a ser el iPod de la lectura.
"En la era del dispositivo multipróposito teléfono-cámara-reproductor de música-GPS, la baza de la empresa de Bezzos es que en calidad de lectura es muy importante estar especializado y disponer de una gran pantalla para emular le experiencia de leer un libro. Pero pagar estos precios, con libros bloqueados con DRM y sin saber todavía le cargo adicional por conexión no es una apuesta ganadora. Aún así, entiendo que la estrategia de Amazon es mover el sector, incentivar la cultura del libro electrónico y seguir siendo la tienda en internet para el mismo, aunque el dispositivo final lo sigan poniendo otros.
Cierto que es equivalente a cargar con un libro y que para cierto perfil de usuario llevar una biblioteca encima puede tener sentido, pero la mayor apuesta que ha puesto sobre la mesa este dispositivo es la lectura bajo demanda: el título que quieras, cuando quieras, desde donde quieras. Falla en ser caro, feo y en estar dirigido a un segmento de la población (de 30 años hacia arriba) que mantiene una relación fetichista con el libro como objeto-símbolo de la cultura. Para las venideras probablemente ya no sea así, el acceso a la información y la cultura lo habrán hecho más a través de una pantalla y quizás, para ellos, este dispositivo tenga todo el sentido"
"...miro el proceso de producción de los libros tradicionales no puedo menos que decir que es totalmente ineficiente: “cortamos árboles, los transportamos a plantas, los convertimos en pulpa, los llevamos a otra planta que lo convierte en hojas, lo llevan a otra planta para ponerle letras, para cortar las hojas, encuadernarlas, empaquetarlos y enviarlos a todo el mundo”
Pero no termina de cuadrarme la idea de leer un libro de 300 páginas, en un display de 8 pulgadas, por el que debo pagar u$s400 (en USA) y pagar otros 10 o 20 dólares por cada libro que quiero leer y almacenar en mi dispositivo o cuenta online…
Cuando, simplemente puedo entrar en una librería, buscar, descubrir, y llevarme un libro en papel que puedo leer cuando quiera sin preocuparme de la luz directa del sol, o de la duración de la batería y que puedo anotar, torcer, romper y que debo cuidar para que, por ejemplo, no se moje.
No sé si hay cierta mística en las hojas de papel o en quedarme dormido con un libro encima sin tener que pensar que puedo romper el display, pero aún siendo alguien que vive de la tecnología y que conoce las ventajas intrínsecas de la misma… no creo que un ebook reader sea algo que vaya a explotar en poco tiempo."
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails