domingo, octubre 07, 2007

El libro entra con curiosidad y silencio, en secreto. Entra para no salir. MARTA BLANCO."Maletín Literario":


Leo en el Mercurio, las palabras de Marta Blanco, en relación a su experiencia como escritora , lectora y creadora. Amen de lo mas importante para ella ,su experiencia con el " Maletín Literario", dialogo interesante sobre el placer de leer, y como nos afecta en la vida familiar, el porque de las inclusiones y, exclusiones lectoras, podemos estar o no de acuerdo con la selección, pero no deja de ser fascinante la propuesta, una mas, entre miles de las que tanto, escritores, bibliotecarios y lectores seguramente se harán eco... eso si sin una tendencia a la imposición estadal sobre que leer"lecturas inteligentes" , como se intenta imponer por estos predios,:

"¿Maletín o biblioteca?Creo, además, que el título Maletín Literario no le calza. Nuestros niños no son nómades, no van de aquí para allá con su casa a cuestas como las hordas de Atila ¿No podríamos llamarla Pequeña Biblioteca Literaria?Las diferencias entre la capital y las provincias, la enseñanza estatal y la privada, la disminución de las palabras ad usum y una televisión de mala calidad, de la que Karl Popper dijo hace años que era mala maestra, dificultan la tarea. Pero no son motivo para embutir libros completamente fuera del foco inicial. Mantengamos el timón hacia donde queremos ir. No hay que ser muy técnico para saber que el diccionario requiere más que capacidad lectora. Cuidado con convertir el libro regalado en motivo de desprecio hacia los padres..."


" Aquí hay un desafío: El cómic gana terreno. No tengo nada contra Asterix, Tin Tin o Condorito. Pero si vamos a entregar libros donde el niño pequeño descubra la narrativa, el cuento, la poesía; la felicidad que procuran las palabras, su ritmo y su respiración, temo a los cómics como a la peste negra. Por lo pronto, es a lo único a que tienen acceso fácil. Para comprenderlos no necesitan el lenguaje y estaremos ayudando a volatilizar el castellano. De pronto, ya no serán setecientas las palabras en uso; ya hablan el coa delictual con la naturalidad de un reo. Y es que son reos de un lenguaje disminuido y selvático. El cómic me parece una reverencia inútil a lo conocido. No les estamos abriendo puertas sino cerrándolas a la lectura con los "monitos".Un libro es un llamado a la soledad del pensamiento, lo único que puede llevar a un niño por el camino de la reflexión y la madurez intelectual, entreteniéndolo hasta olvidar el paso de las horas..."
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails