martes, octubre 09, 2007

Cristóbal Colón, librero ambulante

«En 1477 los Reyes Católicos dirigieron una ordenanza a los cobradores de la Corona y almojarifes, diciendo que se eximía de todo tributo para la venta de sus libros a Teodorico Alemán; éste se instaló, al amparo y protección de dicho privilegio, en Sevilla, donde comisionó a varias personas que le vendieran sus libros, y uno de estos verdaderos libreros ambulantes fue el gran descubridor de América, Cristóbal Colón, de quien el padre Bernáldez, cura de los palacios, fue su amigo y lo hospedó varias veces, según cuenta en su «Crónica de España», en la que, refiriéndose a éste, dice: Colón era natural de Génova y mercader de libros en Andalucía».
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails