A veces un chiste de doble sentido puede ser una parábola iluminadora

VIA: La banalidad del Mall
1 comentario

Entradas populares