martes, marzo 20, 2007

El día en que los libros fueron asesinados





"Mientras hablábamos, hacia las 11.35, una enorme explosión hizo temblar el edificio de la Biblioteca Nacional. Los tres corrimos hacia la ventana más cercana y vimos una grande y espesa columna de humo que venía desde la calle al-Mutanabi, que está a menos de 500 metros de la biblioteca. Supe después que la explosión fue de un coche-bomba. Miles de papeles volaban por lo alto, como si del cielo lloviesen libros, lágrimas y sangre. La visión era surreal. Algunos de los papeles ardían en el cielo. Sobre la Biblioteca Nacional caían muchos trozos de papel en llamas. La calle al-Mutanabi se llama así por uno de los más importantes poetas árabes, que vivió en Irak durante la Edad Media. La calle es una de las más conocidas de Bagdad, y en ella tienen su sede y almacén muchas editoriales, imprentas y librerías. Sus viejos cafés son los sitios favoritos de los intelectuales empobrecidos, que buscan inspiración e ideas en este viejo barrio de Bagdad. La calle es también famosa por su mercadillo de libros de los viernes, en donde se compran y venden libros de segunda mano, nuevos y raros. La Biblioteca Nacional compra cerca del 95 por ciento de sus nuevas publicaciones en la calle al-Mutanabi. Yo tambien compro mis libros en esa calle. Fue muy triste saber que unos cuantos editores y vendedores de libros que yo conocía muy bien se encontraban entre los muertos, incluido el señor Adnan, quien tenía que traer un encargo de nuevas publicaciones a la Biblioteca Nacional. Según unos primeros cálculos, murieron más de 30 personas y hubo más de 100 heridos. "
Saad Eskander
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails