martes, febrero 27, 2007

¿Quiénes son los nuevos narradores?

Bogotá 39. invita a 39 narradores latinoamericanos menores de 39 para que discutan el porvenir de la literatura latinoamericana.
los lectores podrán sugerir los autores que desean que integren esa lista de 39, contestando un breve cuestionario colocado en esta página. Los requisitos son mínimos: Tener por lo menos una obra publicada y potencial de desarrollo; tener menos de 39 años; ser nacionales de un país latinoamericano. Un jurado compuesto por Piedad Bonnett, Héctor Abad Faciolince y Óscar Collazos decidirán quiénes integran el grupo final.
Los autores seleccionados tendrán que:-Tener por lo menos una obra publicada y potencial de desarrollo-tener menos de 39 años-ser nacionales de un país latinoamericano

PIEDAD BONNETT
1. Qué importancia cree usted que tiene elegir en este momento, eneste año, a los 39 escritores latinoamericanos menores de 39 años. Creo que la celebración del nombramiento de Bogotá como Capital Mundial del libro es un buen pretexto para hacer eventos que convoquen al gran público incitándolo a la lectura. Invitar a 39 escritores menores de treinta y nueve años, creadores de las nuevas tendencias narrativas, puede resultar muy atractivo, porque pone a circular muchos nombres no enteramente conocidos; como se sabe, los circuitos comerciales de las editoriales no siempre fluyen como se debe y libros de autores muy reconocidos en sus países no se venden en el resto del continente. Ponerlos a dialogar entre ellos y darle al público la oportunidad de interpelarlos será sin duda muy estimulante para la vida cultural de la ciudad.
2. Con qué criterios van a hacer la selección.No es un concurso donde nuestra escogencia signifique que vienen los mejores, porque esto es imposible de determinar. Se trata de seleccionar una muestra representativa de escritores cuyas obras sean o bien muy prometedoras y talentosas, o bien ya bastante consolidadas, con propuestas narrativas novedosas y visiones de mundo originales y que impliquen una renovación y vigorización de la tradición en lengua castellana. Esto no equivale a decir que los que no sean escogidos no tengan méritos.
3. Qué puede aportarle este evento a nuestros escritores y a nuestros lectores. Conocer personalmente al escritor es algo que casi siempre resulta interesante. No por serlo, los escritores están siempre informados de lo que hacen sus colegas: con una oferta tan variada como la que hoy encontramos en librerías, a menudo nos concentramos en autores de habla inglesa, francesa, o en literatura de otras latitudes. Hoy, por ejemplo, los japoneses concentran enormemente la atención. Un evento de esta naturaleza hace volver los ojos, tanto a los escritores como a los lectores, hacia la producción en nuestra lengua, y aviva nuestra curiosidad. Siempre resulta interesante saber qué está produciendo nuestra cultura, cuales son sus marcos de referencia, si hay constantes, de qué modo estamos asimilando las tendencias de los grandes centros. Además, la presencia de un escritor, si éste es carismático e inteligente, dueño de ideas originales, puede llevar a la gente que antes no lo conocía a comprar sus libros. 4. Qué sentido tiene dividir a los escritores por su generación.Esas clasificaciones siempre se han hecho y responden a una circunstancia concreta: un escritor se hace de cara a sus maestros, aprendiendo de ellos pero queriendo renovar sus lenguajes y mostrar visiones distintas del mundo. No es la misma realidad la que generó las novelas más importantes de García Márquez, que las que enfrenta un escritor de treinta años hoy. Sus lenguajes cambian. Hay, necesariamente, una búsqueda de formas que den mejor cuenta de realidades nuevas. Mirar qué cambios traen las renovaciones generacionales siempre es interesante.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails