jueves, junio 29, 2006

¿Por qué?


¿Por qué las editoriales cuidan cada vez menos las traducciones al punto que hay críticos que rechazan comentar demasiados títulos porque la pésima versión al castellano los hace incomprensibles? ¿Por qué al ser advertidos por los lectores espantados, algunos editores ni corrigen ni enmiendan las erratas, aunque quien les envíe más de 30 páginas con correcciones sean catedráticos de universidad?

Queja desde España, sabemos de autores como Kenzaburo Oe , que por la rapidez del mandato , mataron el autor en sus primeras traducciones, de este lado del charco la cosa no es distinta, aunque son menos las que podemos tener entre manos, nuestro mercado en pañales aun no puede competir con las mega-editoriales.

Más de 300.000 obras gratis para celebrar los 35 años del libro electrónico en Internet


El Proyecto Gutenberg y la World eBook Library se unen en una feria virtual que ofrecerá un millón de textos en 2009.

La Feria Mundial del Libro electrónico permitirá descargar de forma gratuita desde el próximo 4 de julio más de trescientas mil obras en formato digital, 10 veces el número de volúmenes que se encuentra en una biblioteca media. La iniciativa celebra el 35 aniversario de la publicación del primer eBook publicado online, la Declaración de Independencia de EE UU. El objetivo de sus principales impulsores, el Proyecto Gutenberg y la World eBook Library (Biblioteca Mundial de eBooks) es "reducir la ignorancia y el "analfabetismo".
Nuestros proyectos -dice el fundador de la World eBook Library- se basan en la premisa de que todo el mundo debería poder acceder a una biblioteca pública global. ¡Qué casualidad! Los nuestros también.
La noticia entera en El Pais.

VIA: la petite claudine

miércoles, junio 28, 2006

SEPULTADO DE BASURA LITERARIA


"No voy a dar la respuesta más obvia e inmediata, la que todos dan: Si Coelho vende por sí solo más libros que todos los demás escritores brasileños juntos, esto se debe precisamente a que sus libros son tontos y elementales. Si fueran libros profundos, complejos literariamente, con ideas serias y bien elaboradas, el público no los compraría porque las masas tienden a ser incultas y a tener muy mal gusto...

Para decirlo con rimas y del modo más impopular posible: hay una cultura de altura y una cultura basura. La que aquí prefieren y difunden con frívolo frenesí los medios es la cultura basura. Para entender lo nefasto que es este fenómeno hay que tener en cuenta que la incultura no consiste en una ausencia de cultura (eso sería una sin-cultura), que la incultura no es un estado de vacío, sino de llenura: los incultos están llenos de una seudocultura lamentable o, para ser más precisos, de eso que Bertrand Russell llamaba "intelectual rubbish", o basura intelectual.Lo típico del in-culto (alguien que ha recibido la aculturación de los escombros) no es que no sepa nada de poesía, de arte, de música o de ciencias; lo típico del inculto es creer que Juanes es el non plus ultra de la música y de la poesía -porque vende un CD cada nueve segundos y cada minuto repite nueve veces la expresión "chimba"- , que la buena narrativa se llama Paulo Coelho y que la última palabra en sicología y Vía Láctea la tienen Deepak Chopra y Mauricio Puerta. Inculto no es el que no sabe cuántos planetas hay; inculto es el que "sabe" que cuando Saturno pasa por alguna parte del cielo los niños nacidos en ese instante tendrán carácter saturnino."

Héctor Abad Faciolince

"Sin saberlo, todos entramos en los sueños amorosos de quienes se cruzan con nosotros o nos rodean. Y sucede a pesar de la fealdad, la penuria, la edad o la sordidez de quien desea; y a pesar del pudor o la timidez de quien es codiciado, sin que cuenten sus propios deseos, dirigidos tal vez a otra persona. Así, cada uno de nosotros abre a todos su cuerpo y a todos se los entrega."

Margarite Youcenar

El fin del autor


"Libreros, vosotros sois la sal del mundo del libro". Así empezó John Updike su alocución de la Book Expo de Washington.

VIA:Leer ...Blog deLibros & bitios..

martes, junio 27, 2006

EL Blog de Samadhi ( mi hija)

 Posted by Picasa

"Porque me da la gana"


El periodista Nacho de la Fuente, autor de La Huella Digital, titula "Porque me da la gana" el post en el que explica sus razones para bloguear:

Más de uno me pregunta qué hago yo aquí, escribiendo un blog, sin cobrar un euro, quemando horas de sueño y tiempo libre, estrujando los sesos (con s) para sacar textos, esforzándome en actualizarlo todos los días, en darlo a conocer, en enlazar con más blogs, en contestar a comentarios, en conversar con los lectores, en ojear el número de visitas, en husmear dónde, cómo y cuándo pinchan aquí... Más de uno no lo entiende y, a veces, también me invade esa duda. Pues me explico. Escribo este blog desde hace ya 435 días por mi pasión por la información y la actualidad, porque lo necesito, por evitar que me oxide en esto de escribir, por desahogo mental, por engrasar el cerebro y la conciencia, por huir de rutinas, por intentar aportar mi gota al mar del buen periodismo, por irradiar pluralidad, por corresponder y satisfacer a los que pasan por aquí, por darle alguna vuelta a la tortilla informativa, por... Tantas, tantas y tantas razones me llevan a esta adicción al blogging. Pero hay una, sólo una, que es la más poderosa para cualquier humano, la más determinante, la que nunca hace dudar. Es simple, contundente e irrebatible. La pongo en el título.
La paradoja del escritor de weblogs consiste en que una actividad que se inicia normalmente por placer o distracción, para probar o por diversión, se acaba convirtiendo en un hábito que se integra repentinamente entre las rutinas cotidianas y termina formando parte de nuestra vida. El bloguer, finalmente, es alguien que vive bajo "el síndrome del próximo post"»...

VIA:La Huella Digital

Cocinar , Escribir y Leer


"El proceso de escribir me recuerda los preparativos para una fiesta. No sabes a cuánta gente invitar, ni qué menú escoger, ni qué mantel poner... Ensucias ollas, platos, vasos, cucharas y cazos. Derramas aceite, lo pisoteas, resbalas, vas por los suelos, sueltas cuatro palabrotas, maldices el día en que se te ocurrió la feliz idea de complicarte la existencia. Finalmente, llegan los invitados y todo está limpio y reluciente, como si nada hubiera pasado. Los amigos te felicitan por el banquete y tú sueltas una de esas frases matadoras: Nada, total media hora... ¡Todo se ha hecho en el horno!"
¡Buen provecho!

Cassany, D. La cocina de la escritura. Barcelona: Anagrama, 1995, 259 p. Reimpresión 11ª: 2004

PARA LEER EN CAMA

  Posted by Picasa

Placeres y penas de ser librero

Posted by Picasa


Aunque el texto no es nuevo. Las palabras de Héctor Yánover ,Fernando Pérez Morales y de Esther Weissmann, aun siguen vigente para todos los libreros, las mismas quejas y las mismas penas.

"Hay mucho más trabajo administrativo; parte contable que no tiene nada que ver con los libros y que roba muchas horas".

"Las editoriales le dan mucha más importancia (esto es una tendencia mundial) y por lo tanto les mandan enormes cantidades de libros y a las pequeñas librerías independientes, muy pocos. Por ejemplo, de un libro interesante me mandan tres ejemplares y se venden en seguida. A lo mejor ocurre que las grandes librerías carecen de personas que puedan señalar la importancia de ese libro; en consecuencia venden muy poco y quedan las pilas sobre las mesas. Entonces, el cliente llega a la pequeña librería de su barrio, donde siempre se surtió, y el libro se acabó; así se crea la imagen de que en las pequeñas librerías no se puede comprar. Yo he perdido una enorme cantidad de clientes por ese motivo. Y si pido reposición me dicen que no quedan porque todos los libros los han repartido en esas librerías. Pero suele ocurrir que tengo un libro en consignación y, de pronto, lo necesitan para esa otra librería, me llaman y me lo piden de vuelta."

" No le tengo miedo a las grandes librerías; le tengo miedo a que las editoriales no me den a mí lo que le pueden dar a los grupos de poder. Yo trato de estimular mi librería en las carencias de esos grupos: atención personalizada, saber el nombre del cliente, conocer sus gustos desde que es chico hasta que se casa y te trae a la mujer".

"Una librería es un foco de civilización; atendida por alguien que tiene un compromiso con los libros, que lee y le gusta lo que hace, es importantísima para barrios y ciudades chicas del interior. Las otras son negocios y no tiene nada que ver una cosa con otra. Pero lo espantoso es -como dicen ustedes- cuando las editoriales comienzan a privilegiar sólo a las cadenas y desatienden a las librerías pequeñas, y eso está ocurriendo. De un tiraje de tres mil ejemplares, el 80 % va a las cadenas y el 20 al resto. Eso se relaciona con que ser editor es un trabajo difícil, no es de lo más redituable, y el hecho de que la Argentina haya ido perdiendo sus grupos editoriales independientes y todos sean extranjeros y grandes cadenas hace que, a quienes los administran, sólo les importa el número. El libro merece otra atención."

Placeres y penas de ser librero

Por María Esther Vázquez

Colores del papel


Aparte del papel blanco, color ordinario, se encuentra el papel de color púrpura (violeta claro o amatista); el emperador romano de Constantinopla, Constantino VII Porfirogéneto, envió en 949 al Califa de España ’Abd-ar-Rahman una carta escrita con tinta de oro sobre pergamino violeta.El azul es color de luto. En Egipto y Siria las órdenes de ejecución estaban escritas sobre papel azul.El rojo se consideraba como un color de felicidad y de fiesta. El rojo claro y, sobre todo, el rosa eran muy estimados. El empleo de papel rojo en la correspondencia oficial era una prerrogativa de los altos rangos y una señal especial de favor; en Siria, el virrey de Damasco y el gobernador de la fortaleza de Karak eran los únicos que tenían derecho a escribirse en papel rojo con su soberano del Cairo. Era también el color de la humanidad; se vestían de rojo para reclamar justicia.El papel amarillo gozaba también de una particular estima. El historiador de la conquista musulmana, Bélâd-hurî, menciona, antes de 892, papeles amarilleados con azafrán.

Clément Huart, Los calígrafos del Oriente musulmán, José J. de Olañeta Editor, Barcelona, 2004, 2º ed., (Trad. de Vitoria Argimón)

lunes, junio 26, 2006

La verdadera muerte de Alfonsina Storni



“La depresión de Alfonsina sí era real, pero su motivo era el cáncer que tres años antes le había arrebatado un seno durante una operación quirúrgica. Y su muerte en el mar también fue real pero, en lugar de caminar aguas adentro, Alfonsina se lanzó desde el espigón «un macizo saliente en la costa» de la playa La Perla, en Mar del Plata, y su cuerpo fue hallado a la mañana siguiente por dos obreros que pasaban. En el lugar se ha erigido el monumento de la foto que encabeza esta nota, al que cada 25 de octubre se acercan cientos de personas a honrar la memoria de Alfonsina.”
VIA: JORGELETRALIA

¿Para qué editarlos, si no hay dónde venderlos?


Uno de los factores que más ha afectado a la edición moderna es el cambio experimentado por los circuitos de distribución", dice Alvaro Delgado-Gal en un corto pero sustancioso artículo en Las Artes y las Letras. El encarecimiento de los alquileres, la liquidación de las librerías, los espacios libreros sin librero (grandes almacenes, hiperbooks, Vips, etc.)... en esos sitios el libro de ensayo, de pensamiento, el libro raro, sucumbe y pasa a mejor vida rapidamente...
Yo no creo que ni siquiera llega a pasar.
La cuestión es: ¿Para qué editar estos libros si no se ponen a la venta? Delgado-Gal habla de los motivos de esta edición suicida : la vocación del editor (por amor al arte) y las generosas subvenciones. Por tanto, si desaparecen estos dos motivos tendremos que decir adiós a libros "raros".
Alvaro Delgado-Gal no menciona el mercado ciber: si quieres encontrar un libro "raro", una gran superficie (enorme) es internet.


VIA: El bibliómano

sábado, junio 24, 2006

En defensa de la lectura II

Posted by Picasa

"Desde los libros, en el principio fue Homero, fue la Biblia (George Steiner completa la tercia fundadora de la literatura occidental con Shakespeare; en nuestra perspectiva, el Quijote resultaría también fundacional). Por la extensión y la profundidad de sus raíces, la escritura y la lectura —dualidad indisoluble— establecieron a los libros como el testimonio de todos los saberes, todas las invenciones. Con el antecedente milenario de los amanuenses y después con la revolución de Gutenberg, el curso de las tradiciones literarias y su invitación a la lectura propició, consolidó la certeza de un mundo que a veces era un reflejo, a veces un descubrimiento; un panorama al margen, pero además la plenitud que diversificaba, negaba, desafiaba las convenciones o rutinas del orden cotidiano y el sentido común; la lectura resultaba superior, más estimulante, sin duda, por su generosidad, hondura, intensidad, capacidad de análisis; por la amplitud de sus registros, irradiaciones y significaciones. La certeza de un mundo tal vez más verdadero, la veta de la imaginación sobre todas las cosas, la recreación y el goce de su viaje en suspenso —la imagen de la flecha en el aire— y los hallazgos no menos imprevisibles de la relectura; revelaciones que despertaban los prodigios latentes en las páginas; la historia, la creación y la memoria.
Tal es el legado y privilegio del lector. La biblioteca universal, aun con sus visos de cofradía, o al menos de sociedad al margen, minoritaria, es el caleidoscopio en donde los autores y lectores coinciden, comparten el abanico inagotable de puntos de vista, matices, convergencias, divergencias. Todo cabe en la dimensión de la lectura —desde lo más pedestre hasta lo más excelso— y por lo mismo su naturaleza tiende a ser selectiva: también es una educación del gusto que distingue o construye sus afinidades a través de la búsqueda y los vasos comunicantes. Hay demasiados libros —ya lo dijo Zaid— y resulta ilusorio —por no decir fatuo— afirmar, con Mallarmé, que alguien ha leído “todos los libros”. No hace falta. En literatura, el paraíso de un lector es un puñado si no una lista de autores y libros que nos llevan de uno a otro —sin descontar las incidencias del azar— y conforman una especie de identidad o destino que no es inmóvil y por definición jamás admite restricciones: un territorio de libertad sin límites que se enriquece en la medida de la curiosidad y del placer individual."


La lectura, el Aleph
por ROBERTO DIEGO ORTEGA
.Autor de Nacer a cada instante (Cal y arena).

Confabulario — título que rinde homenaje a Juan José Arreola
http://www.eluniversal.com.mx/graficos/confabulario/24-junio06.htm

En defensa de la lectura



"La “debilidad” —remarco las comillas— de la literatura frente a los mass-media ha llevado a ciertos autores a proclamar un tipo de escritura fácil y accesible para todo público. Y se traen a colación las audacias experimentales de un formalismo que en sus excesos se olvidó del lector (pero se olvidan también sus hallazgos y logros: a nadie se le ocurre, hoy por hoy, criticar la forma poco convencional de narrar de Pedro Páramo). Algunos lo ocultan; otros, los menos, lo admiten y se enorgullecen de ello, pero lo que está detrás es una concepción de la literatura como mercancía. Esta circunstancia en un país como México con escasez en el número —y yo añadiría en la calidad— de lectores, se vuelve un factor determinante en el malentendido que se gesta en la mente de editores, promotores literarios, lectores y lo que es en verdad grave, entre autores, al ponderar la venta de libros como prioridad de la literatura que vale la pena. ¿El resultado? Hacerle el juego a una industria editorial que aspira a uniformar el gusto del público en aras de la rentabilidad y un mercado ya no de lectores, sino de consumidores....
La clave —ya la han señalado Paz y Zaid— no es la cantidad de lectores. Ahora que las editoriales globalizadas ponderan premios y firmas y se arriesgan poco con autores de dudosa productividad, los lectores y escritores enfrentamos una disyuntiva que en grado extremo puede resumirse en: ¿literatura “exitosa” o literatura “necesaria”? Esa disyuntiva, según los casos, ofrece gradaciones y en muy pocos no resulta excluyente, pero sigue operando en la mayoría bajo la fórmula: ¿literatura complaciente o literatura rebelde? La decisión siempre es personal: ¿la estrella de Abel o el rayo de Caín?"

El rayo de Caín
por ANA CLAVEL

Escritora. Autora de Cuerpo náufrago (Alfaguara, 2005).

Confabulario — título que rinde homenaje a Juan José Arreola
http://www.eluniversal.com.mx/graficos/confabulario/24-junio06.htm

Amélie Nothomb


"Son los lectores-rana. Constituyen la inmensa mayoría de los lectores humanos y, sin embargo, no descubrí su existencia hasta muy tarde. Soy tan ingenuo. Creía que todo el mundo leía como yo; yo leo igual que como: no significa únicamente que lo necesito, significa sobre todo que entra dentro de mis cálculos y que los modifica. Uno no es el mismo si ha comido morcilla que si ha comido caviar; uno tampoco es el mismo si acaba de leer a Kant (Dios me preserve de hacerlo) o a Queneau. Por supuesto cuando digo “uno” debería decir “yo y algunos más”, ya que la mayoría de gente emerge de Proust o de Simenon sin inmutarse, sin haber perdido ni un ápice de lo que eran antes y sin haber adquirido un ápice de más. Han leído, eso es todo: en el mejor de los casos, saben “de qué se trata”.(…)Uno nunca es el mismo después de leer un libro, aunque sea del modesto Léo Malet: un Léo Malet le cambia a uno. Después de leer a Léo Malet , uno ya no mira a las chicas con impermeable como las miraba antes."

(Higiene del asesino, Amélie Nothomb)

viernes, junio 23, 2006

Mis libros ( António Lobo Antunes )

"En la feria del libro me voy derechito como un cohete hacia las librerías de viejo, en busca de los libros que dieron color a mi infancia y no sé adónde han ido a parar. No me interesan los escritores que firman autógrafos ni los residuos sólidos con que las editoriales llenan los puestos, me interesa reencontrar a Sandokán, el rey del mar, La mujer del pirata o Los tigres de Mompracem, me interesan los libros de Erich Kastner (Emilio y los detectives), me interesan las Aventuras de doña Redonda, me interesan las novelas de Corín Tellado: confieso humildemente que fue de textos así de donde me vino, a los ocho, nueve, diez años, el gusto por la lectura y por la escritura -qué Homero, qué Dante, qué Shakespeare: lo que me apetece es El capitán de la muerte y El piloto del barco fantasma y, en poesía, la Hostia florida, del canónigo Moreira das Neves, que plagié indecentemente en cuartetas virtuosas destinadas a ablandar a mi abuela y a abrirme una cuenta para comprar bollos en la pastelería Paraíso. La colección completa del Almanaque de la Santita. La Biografía de São Luís Gonzaga, cuyo autor utilizaba el seudónimo Un Sacerdote. Las novelas de Joaquim Paço d'Arcos, principalmente las Memorias de un billete de banco, en que el propio billete cuenta con elocuente fervor"

Libros digitales GRATIS



Libros digitales GRATIS
Descarga libros digitales de la editorial In Pictures gratuitamente por tiempo limitado. Esta editorial se especializa en publicar libros que tengan pocas palabras y muchas imágenes, muy recomendados para quienes deseen aprender de manera sencilla y práctica a utilizar los programas y recursos mas utilizados, puedes descargar libros de Windows XP, Mac OS X Tiger, Dreamweaver, Office 2003, Open Office, Photoshop, Fireworks, FrontPage, PHP y muchos mas. Muy recomedados.
Descargar libros gratis

Via: digizen ; TecnoCHICA

jueves, junio 22, 2006

¿...........?

la vida secreta de los libros



Hace una semana El Pais entrevistó a Eileen Gittins, fundadora de Blurb, una empresa de autoedición de libros para un perfil muy autoedición: los blogs.
(...) el interesado se tiene que descargar un programa de software gratuito en la página de Blurb y se diseña el libro página a página con los textos e imágenes que desee. "Tenemos 150 diseños". Luego Blurb se encarga de la impresión, del envío a su propietario, pero también de la distribución en tiendas o de la venta en la propia página de Blurb.
La gente está acostumbrada a pagar por un libro, pero no por un blog. Nosotros le damos valor al trabajo en el blog". Pero hay más fuentes de interés: los fotógrafos, la gente con sus aficiones, especialmente los cocinillas, "y también las empresas que quieren tener un libro de presentación en vez de un folleto, por ejemplo, las inmobiliarias.
De este palo conocemos más a
Lulu que ya se ha elegido España como centro de operaciones europeo y que ha despertado el interés del perfil apropiado con un estudio curioso: mientras que se publican más libros nuevos que nunca, la esperanza de vida del superventas -dicen- se ha reducido a la séptima parte de lo que era en 1960.
Sigue leyendo
VIA: la petite claudine

miércoles, junio 21, 2006

¿A quién confiarle la digitalización de los libros?


LA DIGITALIZACIÓN masiva de los casi 32 millones de libros publicados hasta hoy parece inevitable. Los tecnófilos están a favor. La mayoría de las casas editoriales se oponen. Google se propone escanear casi la mitad de ellos, pero suscita mucha reticencia, hasta entre los partidarios del esfuerzo.

El mayor obstáculo lo constituyen las leyes de copyright promulgadas en los tiempos de las obras analógicas. En un artículo publicado en New York Times Magazine, Kevin Kelly, ex jefe de redacción de la revista Wired y apóstol de la cibercultura, explica que las protecciones de ayer han sido ampliadas precisamente en el momento en el que dejan de estar justificadas.

La digitalización es buena para los autores, plantea Kelly, ya que facilita el descubrimiento y la promoción de sus obras. "Mientras que un puñado de autores de best-sellers temen a la piratería, cada autor teme la oscuridad". En el fondo, Kelly opina que se trata de "un choque de modelos de negocios". Las copias de hoy "ya no son la base de la riqueza. Las relaciones, los enlaces, las conexiones y la posibilidad de compartir lo son. El valor se ha desplazado de la copia a las múltiples maneras de conseguir, anotar, personalizar, modificar, autenticar, desplegar, marcar, transferir y meterse en una obra". Las casas editoriales dominan el descubrimiento y los motores de búsqueda, la promoción.
Acérrimo partidario de la digitalización, Stein difiere de Kelly sobre la mejor manera de lograrla. "Google es para mí la entidad más aterradora del planeta", declara. "Mucho más que Microsoft lo ha sido jamás... por la sencilla razón de que recopila toda la información del mundo".

LEER MAS EN:Ciberpaís

Google sacará del limbo libros olvidados


Un 75 por ciento de los 13 millones de libros que se producen al año en el mundo se olvidan o desaparecen, ni quedan para el dominio público ni se vuelven a imprimir, y Google puede 'sacarlos de ese limbo', aclara Marco Marinucci, director de Desarrollo Internacional de Google Books.
'La idea consiste en hacerse con todos los canales posibles de información para dar relevancia a los libros y que los usuarios se enteren no sólo de que lo que buscan existe, sino de dónde pueden encontrarlo', indica Marinucci sobre un proyecto que 'puede cambiar en el futuro todo el mundo de la edición'.

¿Best Seller, Thriller? ¡¡¡Nooooooooo!!!

Posted by Picasa

Lamentablemente muchos viven tan enfrascados en su guerra contra lo que llaman Best Seller que ocupan más tiempo en eso que en hablar bien de las lecturas de su gusto, pero cada quien ocupa su tiempo en lo que mejor les parece, eso si: que no lo ocupen leyendo un Best Seller, eso si que no es admisible. Al parecer el derecho que cada quien tiene de elegir su lectura no es aplicable a los demás, sino a ustedes.
Nada como la deliciosa lectura de un buen libro a la luz de sus mesas de noche, pero otra cosa es convertir esa experiencia en semejar los claustros eclesiásticos de la Edad Media, como si se tratase de aquellas bibliotecas en las que “el conocimiento” se encerraba bajo fuertes puertas bajo la custodia de quienes “si” podían leer, tanto en la practica, gracias a las graves carencias de alfabetización propias de la época, como a las restricciones impuestas por el clero y otras autoridades a su acceso.
Rara vez celebran que un libro se lea mucho, pero como se quejan de los bajos índices de lectura y sencillamente siguen enfrascados en que cantidad es opuesto a calidad y achacan constantemente peyorativas opiniones en torno a las maniobras de mercadeo que se realizan en torno al libro, sin siquiera cuestionarse la posibilidad de que existan cuatro lectores más que ellos para un libro de calidad comprobada –sentencia que sólo ellos, por supuesto, pueden adjudicarle a un libro- y ponen la más mínima atención a un hecho real y concreto: ¡¡¡Señores!!! hace mucho tiempo que el libro –cualquiera de ellos y no sólo los denostados Best Seller- son un bien de consumo masivo y ya no pertenecen al orden de los exclusivos lectores elevados a la santa y sacra iglesia en que militan.
Pregúntense por unos minutos, si es que son capaces de tomarse semejante molestia: ¿contra qué compite el libro hoy en día? y se darán cuenta que los libros no compiten entre si, sino que más bien se complementan, que hay lectores de todo tipo y no sólo podemos llamar lectores a los que le dedican su tiempo de lectura a aquello que ustedes leen con su relativa exclusividad. La mayoría de ustedes grita a los cuatro vientos la angustia que les producen los bajos índices de lectura en la sociedad, pero qué poco se preocupan por notar que el avance de otras alternativas que ocupan el tiempo libre también son un factor decisivo además de la falta de interés o hábitos de lectura, nótese que nadie admite que se duerme mirando la televisión, que la televisión da sueño, pero cuantas veces no se alega que no se lee porque da sueño y ¡¡¡Jamás he visto a un solo critico!!! Preocuparse de que se eleve ese número de lectores pues al parecer si ese número se eleva entonces la mejor literatura podría convertirse en un Best Seller y eso es inadmisible –para ellos- claro está.
Seguramente estarán pensando que soy un lector de novelas de autoayuda y que Coelho es mi autor de cabecera, lamento decepcionarlos, no lo soy, pero respeto por sobre todas las cosas el derecho que tengo a leer lo que decida leer, sin cuestionar a nadie por su propia decisión. Hoy en día, cualquiera que se reconozca como un crítico serio o siquiera como un simple lector, podría fácilmente admitir que existe mucha calidad en novelas que venden miles de ejemplares y que como en alguna línea se admite en ese artículo titulado “Los nuevos trucos del marketing editorial” de José María Goicoechea (ww.ficcionbrevelibros.com) no necesariamente son exitosos por estar amparados por una campaña de mercadeo. Suelo preguntarle a muchas personas que conozco del medio si han leído la novela El Club Dante del norteamericano Matthew Pearl (editada en español por Seix Barral) y no consigo dar con nadie que la haya leído, fue mi libro favorito del 2004, pero no se trata de expresarles mi opinión, sino de llamar la atención sobre una obra de mucha talla literaria que encaja perfectamente dentro de lo que llaman Best Seller, un thriller clásico basado en nada más y nada menos que las circunstancias que rodearon la primera traducción del Infierno de Dante en Norteamérica, llevada a cabo por algunos de los mejores poetas de ese país. ¿Por qué hablan con tanta autoridad de lo que no han leído? ¿Cuántos no han reconocido jamás contaminarse leyendo un Best Seller y viven hablando de ellos?.
Como todo en la vida, es evidente que la cuestión tiene mucho más de fondo de lo que podemos discutir en unas simples líneas, por suerte siempre habrá espacio para disentir en torno al mercado editorial y la lectura. ¡¡¡Basta de etiquetas por favor!!! ... y “Perdonen las molestias”, como diría Savater...

Iván Niño / Caracas, Venezuela.(LIBRERO)

Una novela bajo creative commons, galardonada en los premios Locus



pobrecito hablador nos cuenta: «La revista Locus entrega, de forma anual, una serie de galardones dentro de los premios Locus, a novelas, historias cortas y otra serie de elementos enmarcados dentro de la ciencia-ficción y la fantasía. Entre los ganadores de este año destaca la novela "Accelerando" de Charles Stross, ya no solo por su calidad literaria (asegurada por haber ganado el premio a mejor novela de Ciencia Ficción en los Locus y estar nominada para los premios Hugo), sino porque su autor permite la descarga de la novela de forma gratuita, la cuál ha licenciado bajo licencia CreativeCommons. La descarga se puede realizar desde la web del libro, ya sea por http o por bitTorrent. Charles Stross es posgraduado en Informática y ha escrito muchos artículos sobre Linux y sobre Perl, además de literatura fantástica

VIA:Barrapunto

martes, junio 20, 2006

Los libros peregrinos


"Fata sunt libelli, dijeron –si me torpe latín no vuelve a fallarme– los clásicos que precedieron a nuestra lengua: los libros pequeños y también los grandes tienen cada cual su propio destino, su idiosincrásico ir y venir escrito en el parpadear fatal de ciertas estrellas. Ellas determinan (sigo hablando en metáfora) los sentidos propios o colaterales que recibirán esas páginas, su marginación o su éxito –a veces ambos– y también el enjambre de sus interpretaciones. O el olvido, piadoso y atroz...
Porque una librería (o una biblioteca) es como una farmacia: en ella hay remedios legibles para todos los males humanos, desde la ignorancia a la melancolía, y también pociones mágicas que proporcionan saber, regocijo o acicate erótico. Eso sí, no faltan tampoco los venenos..."

Fenando Savater

lunes, junio 19, 2006

Traducción al español de Free Culture, de Lawrence Lessig

Como parte de un proyecto más amplio sobre las artes y el copyright, en Elástico ha traducido Free Culture, el último libro de Lawrence Lessig, la figura más prominente a nivel mundial en el campo del ciberderecho. Catedrático de la universidad de Stanford, Lessig es autor también del fundacional Código, y otras leyes del ciberespacio, y de The Future of Ideas. Es también presidente de Creative Commons, una compañía sin ánimo de lucro que con sus licencias "a medida" intenta crear un espacio de creatividad más allá de la camisa de fuerza que supone hoy el copyright. Quien quiera saber más, puede pinchar en estos enlaces a su blog, a Creative Commons, y a este largo artículo que le dedicó Wired en el 2002.

Free Culture fue lanzado a la Red precisamente con una licencia Creative Commons que permite todo tipo de usos (citarlo, reproducirlo, crear obras derivadas a partir de él) siempre que estos usos sean no comerciales y se atribuya la autoría al creador original. Nosotros publicamos nuestra traducción bajo la misma licencia, de manera que se permiten todos los usos de esta traducción siempre que sea con intenciones no comerciales y se atribuya su autoría original a a Antonio Córdoba/Elástico.

Free Culture debería traducirse en realidad con un título bimembre: "Cultura libre", pero también "Liberen la cultura". Nosotros nos hemos quedado con el primero sin dejar de apuntar en una nota al segundo significado. Abajo incluimos enlaces tanto al texto completo como al Epílogo, en el que Lessig avanza sus propuestas sobre las medidas concretas a tomar. A quien desee imprimir el texto le recomendamos, lógicamente, el archivo PDF; a quien desee leerlo en la pantalla, citarlo, o modificarlo a su gusto, el RTF. Al incluir figuras el RTF da archivos enormes, de ahí que publiquemos un archivo con figuras y otro sin ellas, aunque se marca dónde aparecen en el texto original. Pueden descargarse en el archivo zip que también incluimos, algo que recomendamos si se desea consultar las figuras con atención: insertas en el PDF y en el RTF, siguiendo el libro original, es difícil leerlas con claridad. Finalmente, el texto completo está disponible online.


Cultura libre (PDF, 1.2Mb)

Cultura libre (RTF con figuras, 5.5Mb)

Cultura libre (RTF sin figuras, 0.9Mb)

Cultura libre - Epílogo (PDF)


Cultura libre - Epílogo (RTF)

Cultura libre - Figuras

Cultura libre - HTML

Cultura libre - Formato Palm Reader (Cortesía de Albert Cuesta)

Ningún texto es definitivo ni está libre de errores. Por eso le estaremos muy agradecidos a quien encuentre erratas o errores de traducción y nos los señale escribiendo a antonio at elastico punto net. El uno de diciembre sacaremos versiones corregidas.

Carlos Sánchez Almeida ha escrito una espléndida reseña sobre este libro necesario.

VIA: Elástico

Clarice Lispector



" Yo estaba atontada y fue así como recibí el libro en la mano. Creo que no dije nada. Cogí el libro. No, no partí saltando como siempre. Me fui caminando muy despacio. Sé que sostenía el grueso libro con las dos manos, apretándolo contra el pecho. Poco importa también cuánto tardé en llegar a casa. Tenía el pecho caliente, el corazón pensativo. Al llegar a casa no empecé a leer. Simulaba que no lo tenía, únicamente para sentir después el sobresalto de tenerlo. Horas más tarde lo abrí, leí unas líneas maravillosas, volví a cerrarlo, me fui a pasear por la casa, lo postergué más aún yendo a comer pan con mantequilla, fingí no saber dónde había guardado el libro, lo encontraba, lo abría por unos instantes. Creaba los obstáculos más falsos para esa cosa clandestina que era la felicidad. Para mí la felicidad siempre habría de ser clandestina. Era como si yo lo presintiera. ¡Cuánto me demoré! Vivía en el aire... había en mí orgullo y pudor. Yo era una reina delicada. A veces me sentaba en la hamaca para balancearme con el libro abierto en el regazo, sin tocarlo, en un éxtasis purísimo.

"Fragmento del relato "Felicidad clandestina".

El Libro de la Juventud


El Libro de la Juventud
Cuando Dios aprobó la creación de su criatura,
inspiró vida en el modelo de barro pintado firmando su nombre.
¿Dónde está un libro antes de nacer? ¿Un libro crece como un árbol?
¿Quiénes son los padres de un libro?
Un libro,
¿necesita un padre y una madre?¿Un libro puede nacer dentro de otro libro?
¿Y dónde está el libro que es padre de todo libro?
¿Qué tan viejo debe ser un libro para poder dar a luz a otro?
¿Los libros jóvenes lloran y gritan cuando no se los lee o no se los alimenta?
¿Dejan caer palabras con incontinente abandono?
¿Se meten en la boca cada frase que encuentran al azar?
Este libro ha pasado el primer rubor de juventud;es un libro que está en su pubertad.
Es dubitativo, y según el ventajoso punto de vista de un lector maduro,
es a la vez un triste y entretenido recuerdo del pasado que no siempre es suficientemente atractivo como para ser vuelto a ver.
La cubierta ya cruje como se endurece la maderade un joven árbol.
Sus páginas son flexibles y tienen un poco de gusto a sal.
-Sei Shonagon-

El amenazado


"Es el amor. Tendré que ocultarme o huir. Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única [...] Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo [...] Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la esperanza y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles. [...] El nombre de una mujer me delata. Me duele una mujer en todo el cuerpo".

JORGE LUIS BORGES: «El amenazado», El oro de los tigres .

¿El fin de los bibliotecarios?

Posted by Picasa


Los foros de los profesionales de la información echan humo tras las declaraciones de Isabel Aguilera, directora de Google Ibérica, tras realizar la afirmación de que “nadie tendrá la necesidad de desplazarse a ellas (las bibliotecas) cuando las tenga en su ordenador”. Paso seguido sustenta esa afirmación señalando que el 10% de la información (imágenes, vídeos, libros, mapas, documentos, cuadernos de bitácoras, etc.) que se genera en el mundo se encuentra actualmente alojada en la Red y es previsible que esta cifra aumente a lo largo del tiempo.
Y no es sólo que las empresas y los particulares estén comenzando a volcar sus contenidos en la Red, es que Google está dispuesta a crear su propia biblioteca bajo el nombre de Google Books Search. Este proyecto de la empresa californiana tiene como finalidad la creación de una inmensa base de datos en la que figurarán desde incunables a libros con derechos de autor ya extinguidos. La previsión de Google pasa por escanear completamente el contenido de un total de 15 millones de títulos. Hoy en día, podemos prever lo que nos deparará el futuro cuando esta basa biblioteca esté disponible, ya que el buscador ha habilitado su pequeña biblioteca particular sobre William Shakespeare. Aquí, además de visualiar gratuitamente las obras del dramaturgo inglés, por ejemplo The Dramatic Works of William Shakespeare, podemos adquirir las obras que nos resulten de interés en alguna de las tiendas electrónicas que Google dispone. Sin embargo, a este macroproyecto problemas no le han faltado desde que se hizo público.
[Leer el texto completo »]

VIA:El Documentalista Enredado

sábado, junio 17, 2006

ESCRITORES VS EDITORIALES



Esta nueva generación de autores comienza a preocuparse y quejarse de los clásicos canales de distribución y del poco o ningún interés que las grandes editoriales muestran por sus autores

"tienen una idea muy antigua de qué hacer con un libro: editarlo, imprimirlo, enviarlo en un camión a la librería, mandarlo por correo a una base de datos de "periodistas culturales", pedirle al autor que hable con sus amigos que trabajan en los medios a ver qué consiguen. Después se sientan a ver qué pasa, y a las dos semanas ya están empezando el proceso con una nueva tanda de libros y se olvidan de los anteriores"
"Las editoriales grandes no cuidan a sus autores ni los ven como una inversión a futuro. Se perdió el autor de la casa", dijo Pablo Toledo, Premio Clarín de novela en 2001, por su obra "Se esconde tras los ojos".

HOY JULIÁN MARÍAS HUBIERA CUMPLIDO 92 AÑOS

Posted by Picasa

Hermoso el homenaje que Javier Marías hace de su padre, leí en algún momento, en una entrevista a Javier Marías donde este aclaraba la relación de respeto por el espacio entre padre he hijo, comento en esa oportunidad ( cito de memoria y , espero sea tan cierto como lo recuerdo) cuando alguien tocaba a la puerta" no atiendo porque no espero a nadie, debe ser para mi padre" igual cosa con el teléfono, curiosa relación de un par de intelectuales y trabajadores incansables, basta revisar la bibliografía de cada uno , aunque a mi en lo personal prefiera al padre, mas acucioso en el pensamieno y en la pluma.

"Persona extremadamente desordenada en el espacio -al menos en lo que se refería a los libros y papeles, cuyo follaje selvático invadía la casa por doquier, hasta hacer difícil el acceso o la circulación por muchas zonas de su domicilio-, poseía una envidiable organización temporal. Parece imposible hacer tantas cosas y tan diversas al mismo tiempo, sin que unas interfirieran negativamente en las otras.
Piensen ustedes que mi padre era capaz en una misma jornada de escribir un fragmento de un libro de filosofía, de redactar un artículo de periódico (una “tercera” de ABC o del periódico de turno en el que pudiera publicar, lo que durante muchos años fue difícil y azaroso), quizá de dar una clase de literatura o de historia para sus jóvenes alumnos estadounidenses y, por la tarde, era probable que tuviera que dar una conferencia y quién sabe si no terminaría la jornada yéndose a un cine después de cenar, para poder dar cuenta del artículo de “Visto y no visto” de Gaceta Ilustrada, primero, o de Blanco y negro, años más tarde.
Lo increíble es que esta actividad frenética era cualquier cosa menos frenética. Todo eso y muchas más cosas eran llevadas a cabo, si no con parsimonia, sí con holgura. Mi padre insistía mucho en la necesidad de “vivir la vida con holgura”, cosa que cada vez nos resulta más difícil. Y lo cierto es que, en medio de todo este quehacer, nunca dejó de tener tiempo para las cosas que consideraba realmente importantes, para los aspectos de la vida a los que no estaba dispuesto a renunciar"......

VIA: http://www.javiermarias.es/blog.html
La foto es tomada prestada del Blog de Marias...

viernes, junio 16, 2006

Shakespeare en Google Libros

Posted by Picasa


Google Libros lanza una celebración sobre Shakespeare, utilizando los fondos que tiene sobre el autor. Como muestra de las sinergias que se pueden establecer dentro de la compañía, hay una visita al teatro Globe vía Google Earth. La cuestión llamativa es que Google no ofrece la visión de ciertos libros que tiene completos fuera de los EEUU (por pensar que las legislaciones de otros países son más restrictivas), y eso mismo hace que en España, por ejemplo, no funcionen algunas de sus búquedas predefinidas en el proyecto Shakespeare. De todas formas, Google Libros tiene algunas curiosidades shakespearianas de interés, como la traducción de Hamlet que hizo Leandro Fernández de Moratín (ofrecida en la edición de la Biblioteca de Autores Españoles) . Se trata de una edición bilingüe, con texto enfrentado. Es un placer poder hacer búsquedas en ella. Por cierto: intente buscar primero "ser o no ser", y no obtuve resultados. Resulta que Moratín traduce el famoso "to be or not to be" como "existir o no existir, esta es la cuestión", que pude localizar a través de la frase inglesa. Una cuestión: Google no distingue obras independientes dentro de libros (lo que a lo mejor es mucho pedir), y de este modo las búsquedas en un caso como éste de un volumen de "obras completas" se ponen complicadas... Y otra, más grave: las opciones de búsqueda "Todos los libros / Libros enteros" están mal enunciadas (no se sabe qué ofrecen). Deberían ser "En cualquier libro / En libros completos", o algo así. A pesar de que el texto íntegro está disponible para búsqueda, la visión que a veces ofrece Google Libros presenta problemas de lectura, como en el caso de esta edición de Moratín. El texto de obras como ésta, en el dominio público (que Google mete en su proyecto para bibliotecas), está disponible íntegramente: uno puede hojear el volumen página tras página, sin problema. Pero la definición de la reproducción hace que su lectura sea muy difícil. ¿Para qué tener libros íntegros si apenas pueden leerse?

VIA: Blog deLibros & bitios

El libro usado es la estrella


En septiembre se abrirá una librería enorme con 200.000 libros de segunda mano

"El concepto tradicional de la librería de viejo ya no existe. Estar esperando a unos cuantos que vengan a comprarte libros agotados o raros -y por los que hay que pedir precios elevados- eso ya no es negocio: Abebooks e internet se lo han cargado..." Esto dice Patrick Hempelmannn, que ha comprado un gran edificio en Toronto y que ahora está rehabilitándolo para convertirlo en librería de segunda mano.

Una librería con unas cifras especiales: "200.000 títulos de libros usados. No repetidos, en su mayoría, y no catálogados en el ordenador. Son libros de segunda mano, buenas ediciones usadas (literatura, filosofía, religiones orientales, arte, etc.), que compra en Estados Unidos, en la Feria de Chicago, y que tendrán precios entre 5 y 10 dólares". Hempelmannn lo tiene claro. Y tiene 38 años.

Son nuevos tiempos de otras librerías. Hempelmannn dice que el negocio del libro usado está creciendo más que el del nuevo. En cambio, cuando se le pregunta a cualquier librero tradicional de Toronto, dice con tristeza: "El negocio del libro está cayendo en manos de aficionados."

No tan aficionados...
(The Star)

VIA: http://www.bibliographos.net/



jueves, junio 15, 2006

¡Prepárense a bajar libros de la red!

Posted by Picasa


¡Prepárense a bajar libros de la red!
Si, ya sé, parece una propaganda y de cierta manera lo es, ya que el Proyecto Gutenberg brindará 300.000 títulos de su base de datos para descargar gratis durante el mes de julio, con motivo de la celebración de la feria mundial de libros electrónicos, World eBook Fair.
La noticia en IBLnews titulada 300.000 libros gratis en la red, dice:
Durante 30 días, del 4 de julio al 4 de agosto, los internautas podrán descargar, sin ningún cargo, versiones electrónicas de los libros, la mayoría de ellos proporcionados por la Biblioteca Mundial de Libros Electrónicos un servicio por suscripción.
La excusa para esta celebración son los los 35 años desde que Michael Hart, con una Xerox Sigma V, digitalizó la constitución de los Estados Unidos de Norteamérica dando inicio así al proyecto de publicar y compartir todo el conocimiento humano que ha sido impreso, transformándolo en formato digital. Desde entonces colaboradores espontáneos de todo el mundo se han dado a la tarea de escanear obras que ya no estén bajo las limitaciones de los derechos de autor (aunque hay algunos títulos para los cuales aclaran procedencia, etc). Como dice Juan Josè Millás en un viejo artículo, no se trata de ediciones cuidadas ni etiquetadas (no sé si lo son ahora con toda esta onda de la web semántica, etc) ya que, por un lado, no está pensada para un público demasiado sofisticado (cuestionable, eso, a mi juicio) y, por otro, la prioridad es que estos contenidos estén lo más rápido posible en la web.
Sobre este tema de los libros digitales y de la digitalización son muchas las cosas interesantes que se están haciendo y diciendo actualmente. Desde un grupo contestario de jòvenes que regala a los colegios cds con copias digitales de libros, hasta las experiencias, si se quiere más sofisticadas, como google books o yahoo books que han desatado toda una competencia a nivel mundial.
¿Cuántas ediciones agotadas recordamos y extrañamos en las librerías? ¿Cuántos autores no quisiéramos ver reeditos y presentes en los anaqueles de las librerías?. Lo trágico incluso, es que muchos de ellos ni siquiera están en las bibliotecas, que se supone deben ser sus guardianas. La realización de mi tesis de maestría, por ejemplo, ha dejado en mis anaqueles unas cuantas fotocopias de volúmenes, incluyendo, las de los libros de la autora que estuve trabajando ya que ninguno de ellos se encuentra en librerías.
Y ya que estoy con las anécdotas, vaya otra que significó para mi la ratificación de la fabulosa ventaja que significa la digitalización de los manuscritos. La ya mencionada tesis trata acerca de la construcción del yo en la escritura epistolar y fue asi que me di a la tarea de buscar posibles nuevas cartas de la poeta cuya obra trabajé, Enriqueta Arvelo Larriva. Conseguí referencia de tres de ellas en la biblioteca de una Universidad en Estados Unidos donde, por fortuna, se encontraba en esos momentos un amigo, escritor. Le escribí y ¡oh, sorpresa! a los dos días tenía copia faccimilar de ellas en mi buzón de correo.
No me queda ninguna duda de las bondades de cualquier de estos proyectos que apoyen la digitalización y la publicación de libros en formato digital. No es sencillo y son muchos los temas que se encuentran implicados, más cuando aparece el tema de las ganacias económicas. Salta el editor, salta el librero, celebran los lectores. ¿Y el autor?
Yo no sé ustedes, pero yo estaré pendiente a esta feria online de libros digitales.
Entrevista a Michael Hart (en inglés)

VIA: Ciberescrituras
Ciberescrituras busca ser un espacio en el que publicar noticias, reflexiones, comentarios sobre algunos de los temas que más me ocupan, a saber: la literatura, la escritura, la edición, la cibercultura, el (¿o la?) Internet, la Accesibilidad, la Usabilidad y la Arquitectura de la Información.

La directora de Google Ibérica augura «el fin de las bibliotecas»


"Hoy todo ha cambiado. Más del 10% de la información que se genera en el mundo está en la red. Imágenes, vídeos, libros, mapas, documentos, cuadernos de bitácora, etc ya están en internet y en pocos años esa cifra se multiplicará. Precisamente uno de los proyectos de una de las ramas de su empresa (Google books) es crear una inmensa base de datos en la que figuren desde incunables a libros con derechos de autor ya extinguidos. A pesar de la «oposición de algún gobierno europeo», cree que, en poco años, las bibliotecas, por ejemplo, serán algo del pasado. «Nadie tendrá la necesidad de desplazarse a ellas cuando las tenga en su ordenador»."

Isabel Aguilera sostiene que el 10% de la información que se genera actualmente en el mundo ya está en internet «La tecnología no viene a igualarnos, más bien al contrario»

miércoles, junio 14, 2006

Todos los caminos conducen a Borges


Oscuramente
libros, láminas, llaves
siguen mi suerte.
6
( Diecisiete Haiku)

A la caza (literaria) del animal que llevamos dentro


"Cuando estamos en alguna biblioteca muy grande, e incluso en algunas francamente pequeñas, si guardamos el debido silencio se escucha a lo lejos el ruido de los animales corriendo por dentro de los libros de un extremo a otro de los estantes que albergan cuanto se ha impreso. Los animales habitan las bibliotecas porque habitan la literatura y varios otros terrenos tipografiados y encuadernados. Pero invocando el placer absoluto de contar cuentos por encima de la erudición zooliteria, escuchemos también a los otros animales literarios, a los que no han sido impresos y dan sus pasos al ritmo de los nuestros, nos cuentan sus historias y dialogan, se perfilan por contraste o similitud, con los animales ya impresos. Porque, continuando con el giro bestial que nos guía, aceptemos que leer cuentos de animales se convierte en un aprendizaje vital: es un acceso a nuestro elemental y más profundo abecedario. Es aprender a ver el rincón obscuro de nuestro espejo.
Recordemos que todo animal es un cuento en movimiento que gira para morderse la cola. Si sorpresivamente sentimos el mordisco somos ese animal y debemos comenzar a contar, cantar, escribir o aullar nuestra historia, como le sucedió a un tal Gregorio Samsa al despertar aquella mañana…"


Alberto Ruy Sánchez

El dilema del bloguer



En Corolarios de los blogs recogen algunas de las verdades que a veces pasamos por alto y que son, en su mayoría, ciertas. Estos corolarios constituyen pequeños pecados inconfesables en los que todos caemos más tarde o más temprano, sin embargo los bloguers describirán una sonrisa al leerlos reconociendo en ella su verdad.

Actualizar con frecuencia no implica proveer contenidos de calidad.
Recibir muchos visitantes no significa tener muchos lectores.
Recibir muchos comentarios no implica escribir buenos artículos.
Tener muchos comentaristas no implica tener muchos amigos.
Que enlacen mi blog no significa que me lean.
Que no enlacen mi blog no implica que no me lean.
Comentar no siempre implica haberse leído el artículo.
No comentar no implica que no te lo hayas leído.
Estar en un ranking o ser muy enlazado no significa ser un buen blog.
No estar en un ranking no significa ser un mal blog.
Tener publicidad en la página no implica que te paguen por ella.
Llevar más tiempo escribiendo un blog, no significa hacerlo mejor.


VIA: El Documentalista Enredado

lunes, junio 12, 2006

Fontanarrosa

Posted by Picasa


Nos enteramos gracias a LaNuez del estado de salud de Fontanarrosa, yo aunque no me guste por lo general el humor argentino , me considero un seguidor, admirador, fan de dos de sus personajes Inodoro Pereira y Buggi el Aceitoso .

"Sentido homenaje durante la Feria del Libro de Buenos Aires Como lo hace desde hace 30 años, el humorista se presentó la semana pasada en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, pero esta vez tuvo que hacerlo en silla de ruedas porque le cuesta caminar y teme caerse ante el público.
"Recibí un afecto enorme, un cariño enorme de parte de toda la gente", señala el "Negro", como llaman sus amigos al padre de otro personaje también muy famoso conocido como "Boogie el aceitoso", un matón a sueldo que admira a "Jack el destripador" y cuyas andanzas fueron publicadas con éxito en Colombia y México.
"El humor es muy popular y siempre en el 'stand' de Ediciones de La Flor hay filas de gente no solo para firmar libros sino papelitos, folletos o lo que fuera, porque también es odioso firmarles solamente a aquellos que tengan plata para comprar un libro", señala. Mayo del 68, un mes clave en su carrera El primero de los 25.000 chistes que publicó Fontanarrosa fue impresoen mayo de 1968, una fecha emblemática para la juventud francesa. En el dibujo, un policía muestra su bastón manchado de rojo-sangre y dice:
"No hay ninguna duda, eran comunistas".Inodoro y Boogie se publicarán por primera vez cuatro años después en Hortensia, una revista de humor de la provincia de Córdoba (centro) que llegó a vender 100.000 ejemplares.
Desde hace tres años y medio, Fontanarrosa es una de las 2.000 personas que en Argentina sufren esclerosis lateral amiotrófica, una afección neurológica de origen desconocido que debilita los músculos en forma progresiva y en su etapa avanzada afecta los músculos de la respiración yla deglución."

domingo, junio 11, 2006

Libros vivos por los lectores

 Posted by Picasa
Un libro cerrado es papel muerto. Una obra literaria sin vida es un despojo de papel. ¿Cómo y quién mantiene la obra? Los autores o los lectores, no hay duda, pero sobre todo los últimos. Una obra vive cuando está en la mente de las personas, la recuerdan, la recrean, la comentan, se convierte en icono, un pasaje de la propia vida.La literatura -pero también la música, el cine, etc.- puede asumir en internet una nueva vida gracias a su capacidad de relación social, a veces tan difícil en la vida real.La obra viva más inmediata es la mantenida por los autores: la obra abierta porque se hace work in progress, construida con el autor con la colaboración del público o que se va transformando en la propia trayectoria del autor.La obra abierta y participativa, bien porque se rompe la narrativa tradicional, lineal o cerrada en su textualidad, o bien porque la creación de la obra en interacción con su futura audiencia y los comentaristas va influyendo al autor.Esa apertura de la obra es muy saludable para las obras técnicas y de ensayo, por ejemplo (The Wealth of Networks). La mecánica de la obra participativa permite que otros especialistas y públicos interesados ayuden al autor a perfeccionar su obra.En la obra literaria o de ficción los resultados son distintos y el valor de la participación, también. Un autor tiene derecho a crear su ensueño, que es el que nos fascina. Los demás podemos hacerlo nuestro o no. A veces modificándolo si la obra se abre y otras simplemente reinterpretándolo en nuestra memoria.Aquí surge una apropiación y vivificación social de la obra que me parece especialmente interesante. La obra está acabada, pero no cerrada. Instrumentos tradicionales como los clubes de lectura o los cine clubs (tan perdidos en España) son su animador social.En el mundo digital es más fácil. La librería virtual Amazon ya incorpora algunos instrumentos esenciales para esa recreación y animación social de las obras.Un libro puede dejar de ser papel muerto si los lectores comienzan a compartirlo, discutirlo, comentarlo y convertirlo en conversación.El ejemplo es una forma de comercialización y distribución en la que la obra está digitalizada, se puede explorar para decidir si a uno le interesa, buscar tópicos o lugares y nombres, donde los lectores pueden añadir sus tags o etiquetas, se pueden leer comentarios de los lectores y participar en conversaciones o construir wikis sobre temas de la obra o relacionados con ella.Los mismos mecanismos son muy interesantes para la información periodística.Google Books es el gran intento del buscador para digitalizar muchas obras y permitir las búsquedas en el contenido y su relación con otras.Cuando un libro ya no tiene que ser de papel, como reconoce la nueva ley del libro, la era digital sirve para recuperar aquello que perdimos y ahora podemos enriquecer con las herramientas digitales. Las primeras obras eran abiertas porque eran orales. La narración cambiaba por los narradores, su público y el contexto en el que se interpretaban. La escritura hizo perennes a las obras de las ideas y la literatura, todavía abiertas a los copistas. La imprenta las convirtió en inmutables.Ahora el texto digitalizado puede ser ampliado, enriquecido y socializado para vivificar la obra sin alterarla en el origen.Hay un camino para abrir las obras a su construcción participativa y otro para socializarlas y enriquecerlas sin perder el control del original. Es la hora de autores y editores.Wiki para recoger ideas Para una literatura participativaLa reflexión en Brétemas, Con Valor, Juan Freire, Heriberto Yépez, Jeff Jarvis.P21 El futuro de la literatura en la Red
escrito por Juan [enlace fijo]

VIA.Periodistas 21

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails