Todos somos Diderot.

En una extraña mezcla entre ciencia ficción e ideal anarquista, la enciclopedia virtual Wikipedia es hoy uno de los sitios electrónicos más consultados por estudiantes, profesionistas y cibernautas. ¿Cuál es su peculiaridad? Que parte de un principio democrático que coloca a los usuarios como creadores, editores y redactores de las entradas que contiene
Isaac Asimov, ese prócer de la ciencia ficción que nos dio los cerebros positrónicos y las tres leyes de la robótica, era también un científico con un instinto muy certero, como sabemos quienes lo leímos antes de los años noventa y nos topamos con Multivac. Multivac, un guiño a Univac, la primera computadora comercial, era una máquina colosal que agrupaba el conocimiento humano entero y que podía responder toda clase de preguntas. Excepto una: ¿cómo revertir la entropía? Es decir, ¿cómo evitar que la energía del universo se disperse? No cuento el final porque echo a perder la sorpresa, pero esto viene a cuento porque vivimos en una época en la que Multivac se ha materializado, pero de una forma que Asimov, con su fe inquebrantable en el desarrollo de la inteligencia artificial, nunca imaginó. Porque, lejos de una quimera enciclopédica purista y snob, hoy Multivac es un ente colectivo, y no es infalible, inmutable, incontestable ni completo. Muy por el contrario, es inconstante, sucio, desordenado, incompleto y terriblemente interesante. Y se llama Wikipedia.Wikipedia es la hija natural de un wiki y una enciclopedia. Un wiki es un programa de internet que los usuarios pueden editar en línea y en tiempo real, y cuyo nombre proviene del hawaiano wiki wiki, que quiere decir rápido. Funciona así: cualquiera puede entrar a la página www.wikipedia.org, ingresar al portal en su idioma y hacer una búsqueda; si el tema existe verá un artículo que idealmente está incluido dentro de una clasificación temática y posee ligas a otros temas y otras fuentes.
Maia F. Miret
1 comentario

Entradas populares