domingo, octubre 22, 2006

De niños y editores


Hoy mi hija tiró un libro al suelo. Hoy también he leído un artículo sobre libros y basura... Los editores continúan quejándose de la falta de lectores, aunque no he visto muchas iniciativas suyas a este respecto, pero siguen lanzando libros y más libros a la palestra.

Muchos de los libros que leemos, aparte de en nuestro club, no nos gustan. Algunos han venido acompañados de bombo y platillo editorial, pero no dejan poso en el lector. Leo todos los libros que lee mi hija y he encontrado en ellos ilustraciones muy hermosas... y faltas de ortografía e incoherencia en la puntuación y el estilo general.

Me dicen, y veo patente en el resultado final, que los periódicos no emplean ya correctores.
Y poniéndolo todo junto, digo yo: ¿no deberían los editores quejarse menos y editar mejor? ¿Ofrecer un libro digno, encuadernado de modo que pueda durar y corregido por correctores que conozcan su oficio y bien pagados?

Quizá es el momento de hacer restructuración en el sector editorial, que queden sólo aquellos que dan al libro la importancia que se merece, los que recuerdan que hubo tiempos en que la gente moría y mataba por un libro, por leerlo y por defenderlo.

Quizá no sea necesaria tanta cantidad, pero sí que se echa en falta la calidad, el olor y el tacto de un buen libro, que pueda ponerse en la biblioteca porque está bien escrito, se ha corregido bien y merece la pena que lo lean y compartan los que vienen después.
Mar Rodríguez
Etiquetas: , ,
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails