viernes, agosto 11, 2006

Segunda Revolución de la lectura

Posted by Picasa

"La digitalización, sin embargo, permite nuevos media y favorece un nuevo cambio, la llamada segunda revolución de la lectura. También hoy contamos con muchos detractores del libro electrónico, gentes que le niegan a la lectura en la pantalla todos los goces que experimentamos en el papel, aún cuando nada impida, como ya sucedió con el cine o en internet, que nuestra vida en la pantalla sea placentera y liberadora.

Hart quiere subir a la Red y distribuir gratuitamente todos los libros posibles, es decir los que no plantean problemas de derechos de autor. El proyecto Gutenberg puede dar acogida a todos los libros antiguos, pero también a todos los modernos cedidos por sus autores. En la actualidad ya hay 19.000 libros y cada mes se producen dos millones de descargas. También se puede adquirir un DVD con 10.000 libros al precio de un dólar y se aspira a que por 40 dólares dispongamos de un cofre que pesará un kilo y almacenará un millón de libros que, desde 2009, estarán accesibles y convenientemente indexados vía internet.
economía del don. La cultura volverá a ser pública y casi gratuita. Y si aquí citamos el Proyecto Gutenberg, ignorando otros proyectos memorables como Gallica o la Biblioteca Virtual Cervantes, no es sólo porque fuera pionero, sino también porque el sueño de Michael Hart se basa en la economía del don (en especial, los centenares de correctores de pruebas voluntarios) y no está limitado a ninguna cultura, lengua o país. Predomina el inglés, pero seguramente se debe a la errónea política de nuestros estados, más proclives a la propaganda nacional(ista) que a la defensa de lo común.

La cultura volverá a ser de dominio público, pues asistimos a un doble proceso que, si Gutenberg no lo impide, desembocará en una abominable privatización de la palabra escrita. Y es que las leyes que regulan la propiedad intelectual no dejan de ampliar el tiempo en que una obra es privativa de sus autor o sus herederos. Simultáneamente, el crecimiento exponencial del número de publicaciones hace que conforme pase el tiempo la práctica totalidad de todos los impresos producidos por la humanidad hayan sido publicados en nuestro siglo. La consecuencia de ambos hechos es que, explica Hart, el 99 por ciento de la palabra escrita esté en manos privadas, una circunstancia que arruinaría cualquier ilusión de equilibrio o bienestar común. La revolución que predica Michael Hart no es entonces sino una forma inteligente de luchar contra el colapso de la otra revolución de la lectura, la que produjo la Ilustración y en la que todavía pacen las libertades individuales."

Por Antonio Lafuente. ABCD.ES
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails