martes, agosto 29, 2006

Libros y autores olvidados


“Porque hay millones de libros olvidados. Y ahora Google se propone rescatarlos.¡Que va a rescatar! Vamos, anda. Lo que se podrá hacer es trasladarlos. Trasladarlos desde los anaqueles polvorientos a los anaqueles electrónicos. Y que allí sigan durmiendo, con ligeros sobresaltos en forma de clic.Es un gran paso, no puede caber duda. Porque permitirá que un lector acceda a un libro sin tener que viajar a un lejano monasterio benedictino o a una rara biblioteca capitular ni llenarse de polvo mugriento en un archivo.Está bien, muy bien.Pero, ojo: que no se nos olvide que el olvido existe, y nadie va a terminar con él. Porque si no existiera el olvido, tampoco existiría la memoria.La misión de los profesores, de los críticos, de los escritores, de los editores, es levantar de vez en cuando la pesada alfombra del olvido. Pero la alfombra volverá a caer sin remisión sobre las frías losas del pavimento.”

Sólo una cosa no hay.
Es el olvido.Dios, que salva el metal,
salva la escoria.
Y cifra en su profética memorialas
lunas que serán y las que han sido.

Jorge Luis Borges

VIA: Al margen de los días

3 comentarios:

Poderoso Caballero dijo...

Decían los malos agoreros que Internet iba a matar la literatura y....

...y nunca se ha leído ni escrito tanto como ahora.

Diana dijo...

Roger,
hay que guardar las librerías reales, los anaqueles reales, lo que se toca y se huele, yo soy anticuada, me gusta el olor de los libros, los huelo mucho y me llevo mis libros a todas partes. Y sobre todo hay que cuidar a los buenos libreros reales, a los que se les puede preguntar y te responden con toda su humanidad, como tu. Aplaudo lo de internet, más información sobre libros y autores. Pero sé sólo de aquellos libros que hago mios corporalmente...¡¡¡ es que soy tan materialista!!! muacitos

Antonio Alviárez dijo...

Los libros son un tesoro que no se debe olvidar jamas, sería como renunciar a la memoria historica del ser humano.
Menos aún los grandes escritores, esos ni pensar en echarles a un lado.
Un saludo amigo, buen post.