viernes, julio 07, 2006

Los editores y la propiedad intelectual


El fraude de internet
El Encuentro se centra en esta ocasión en los nuevos desafíos de la propiedad intelectual ¿cuáles son los más acuciantes, los que exigen una respuesta decidida e inmediata?
A. García Ortega: Los más acuciantes, creo yo, son aquéllos que tienen que ver con la explotación fraudulenta, sea cual sea el medio empleado o el tipo de fraude. Obviamente la propiedad intelectual es un derecho que hay que proteger absolutamente. Internet o la piratería explícita, que hasta ahora no ha sacudido el mundo del libro tanto como otros de la industria cultural, pueden llegar a hacerlo si irrumpe en el engranaje del libro algún método de explotación que conculque el status quo alcanzado, y pienso, claro está, en la circulación de los textos en la red sin ninguna protección posible.

B. de Moura: El desafío más nuevo al que debe, ahora ya, enfrentarse la propiedad intelectual y al que, al menos en España, todavía no hemos prestado la atención que merece, es el que constituyen las megaempresas multinacionales que digitalizan libros todavía sujetos a derechos de autor para colgarlos libremente en Internet. Ríase del problema de la piratería tradicional mediante la reproducción fotocopiada o impresa de libros de texto, de información general, de obras de creación, etc. El soporte era siempre el mismo, tangible, perfectamente identificable. En cambio, mediante la digitalización en internet, esa obra deja de ser tangible y controlable. Yo conozco a gente que trabaja en editoriales y agencias literarias, que conoce perfectamente el problema, que incluso se muestra severísima a la hora de redactar un contrato de autor y que, en cambio, ahora ya le parece normal bajarse, sin que se le caiga la cara de vergüenza, toda suerte de música de su ordenador. ¿Quién hubiera dicho hace tan sólo cinco años que eso habría podido ocurrir?

LEER COMPLETO EN: EL CULTURAL
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails