Blogs: libertad para la escritura


Andrés Tovar Zabaleta

El fenómeno de los blogs se ha abierto paso entre las comunidades de internautas en todo el mundo. La aparición de estas bitácoras virtuales aproximadamente en el año 99 revolucionó la forma de publicar contenido. Si bien desde hacía años los grandes sitios de Internet utilizaban complejos manejadores de contenido, los blogs ofrecían a la masa la posibilidad de crear un sitio fácilmente personalizable con la flexibilidad de crear o actualizar contenido virtualmente desde cualquier computador que estuviese conectado a Internet.Hoy en día con una conexión y con una simple computadora que no necesita ni ser nueva ni tener los últimos avances (y prácticamente sin gastar un bolívar o dólar de más en software gracias a la inmensa oferta de aplicaciones Web que hay actualmente disponibles en casi todos los idiomas) se puede uno convertir en escritor y verse publicado en el ciberespacio, aunque muchos matizarían esa aseveración y dividirían entre bloggers -o bloggeros o bitacoristas- y escritores; aun cuando después pueda haber múltiples categorías o divisiones.Pero todo fenómeno humano atrae siempre polémicas.Muchos autores (usualmente mayores de 40 años) lo ven con desconfianza por la gran facilidad para publicar que atenta contra la calidad de lo publicado. Pero, en la mayoría de los casos, se trata del más absoluto desconocimiento sobre el asunto.Tanto oírlo nombrar hace que el término sea cotidiano, aunque mucha gente no sepa realmente para qué sirve ni cuáles son sus alcances.Lo cierto es que los blogs están en boga y que muchos autores jóvenes -y otros no tan jóvenes- están encontrando en ellos un medio de expresión sin las “ataduras” del mercado editorial.

LEER MAS EN: Entre anaqueles
1 comentario

Entradas populares