¿Para qué editarlos, si no hay dónde venderlos?


Uno de los factores que más ha afectado a la edición moderna es el cambio experimentado por los circuitos de distribución", dice Alvaro Delgado-Gal en un corto pero sustancioso artículo en Las Artes y las Letras. El encarecimiento de los alquileres, la liquidación de las librerías, los espacios libreros sin librero (grandes almacenes, hiperbooks, Vips, etc.)... en esos sitios el libro de ensayo, de pensamiento, el libro raro, sucumbe y pasa a mejor vida rapidamente...
Yo no creo que ni siquiera llega a pasar.
La cuestión es: ¿Para qué editar estos libros si no se ponen a la venta? Delgado-Gal habla de los motivos de esta edición suicida : la vocación del editor (por amor al arte) y las generosas subvenciones. Por tanto, si desaparecen estos dos motivos tendremos que decir adiós a libros "raros".
Alvaro Delgado-Gal no menciona el mercado ciber: si quieres encontrar un libro "raro", una gran superficie (enorme) es internet.


VIA: El bibliómano
3 comentarios

Entradas populares