sábado, junio 03, 2006

Gentileza de mi amiga Claudia

Posted by Picasa

Bueno,, las cosas se han ido calmando....de pronto.. me ha quedado la tranquilidad de retomar la escritura de la novela.. mira que necesito paz para escribir al contrario de tribulaciones.El trabajo esta bastante bien porque tengo esa deliciosa sensación de que será la última vez que hago tal cosa o tal otra, o que veo una cara... ..A veces he llegado a sentirme tan diferente del mundo , tan hecha de otro material.. esta sensación me acompaña muchas veces,, algunas me llena de tristeza y otras de una alegría infinita. .pero siempre bordeo el limite.. si estoy triste es probable que ese mismo día tome la determinación de sentirme de pronto, feliz. Y me he inculcado tareas para realizar. Cómo no llevaba el hilo de la historia, de mi novela.. entonces, procuré desarrollar una labor creativa por semana. Fuera leer,, o escribir un cuento.. o ir a una librería.. .o la vanidad... largas sesiones de masajes, limpieza facial..Luego, en el largo recorrido del masajista perfecto,, me encontré viviendo una fantasía con uno de ellos. Y mientras me aplicaba aceite en la espalda, yo pensaba hasta qué punto sus manos estaban yendo un poco más allá del pliegue de mi trasero , o del borde de mis senos.. fue realmente incomodo al principio.. pero luego pensé que era imposible, que quizás era mi imaginación.. y que mente perversa la mía.. pero no. el joven parecía disfrutar y yo fingía que dormía.. que estaba muerta.. felizmente muerta o convenientemente dormida.Al final., pasados 45 minutos o creo que más, pude comprobar en los ojos de labor cumplida del masajista y en mi expresión de nada ha pasado. Que en efecto, lo que acababa de suceder no era un masaje terapéutico realizado por un experto.. . fue un acto lleno de fuerza sensual de un hombre del que no recuerdo su nombre..y no es necesario. Cuando llegas a cierta edad, algunas cosas ya no te importan. Sientes que has cruzado un umbral. Y sin embargo, los hombres siguen dando muestras de interés desesperado o rayando la locura. Ya nadie finge afecto. De entrada las intenciones son puestas sobre la mesa. Y he visto un reguero de cartas mostrándome todo tipo de historias y relaciones. Y la mayoría de veces, en el último año.. he tomado las cartas de mis pretendientes.. las he barajado. Y las devuelvo en seguida. No me sirven. No me gustan.He visto corazones que se disuelven, que se derriten de pronto por la infamia de mis palabras. Y no valen "lo siento".. o no sabes cuánto lo lamento.. En el fondo.. mi único lamento es no tener un día para broncearme en la playa.. no ver al sol hundirse en el mar.

Claudia Karim Quiroga
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails