En defensa de la lectura



"La “debilidad” —remarco las comillas— de la literatura frente a los mass-media ha llevado a ciertos autores a proclamar un tipo de escritura fácil y accesible para todo público. Y se traen a colación las audacias experimentales de un formalismo que en sus excesos se olvidó del lector (pero se olvidan también sus hallazgos y logros: a nadie se le ocurre, hoy por hoy, criticar la forma poco convencional de narrar de Pedro Páramo). Algunos lo ocultan; otros, los menos, lo admiten y se enorgullecen de ello, pero lo que está detrás es una concepción de la literatura como mercancía. Esta circunstancia en un país como México con escasez en el número —y yo añadiría en la calidad— de lectores, se vuelve un factor determinante en el malentendido que se gesta en la mente de editores, promotores literarios, lectores y lo que es en verdad grave, entre autores, al ponderar la venta de libros como prioridad de la literatura que vale la pena. ¿El resultado? Hacerle el juego a una industria editorial que aspira a uniformar el gusto del público en aras de la rentabilidad y un mercado ya no de lectores, sino de consumidores....
La clave —ya la han señalado Paz y Zaid— no es la cantidad de lectores. Ahora que las editoriales globalizadas ponderan premios y firmas y se arriesgan poco con autores de dudosa productividad, los lectores y escritores enfrentamos una disyuntiva que en grado extremo puede resumirse en: ¿literatura “exitosa” o literatura “necesaria”? Esa disyuntiva, según los casos, ofrece gradaciones y en muy pocos no resulta excluyente, pero sigue operando en la mayoría bajo la fórmula: ¿literatura complaciente o literatura rebelde? La decisión siempre es personal: ¿la estrella de Abel o el rayo de Caín?"

El rayo de Caín
por ANA CLAVEL

Escritora. Autora de Cuerpo náufrago (Alfaguara, 2005).

Confabulario — título que rinde homenaje a Juan José Arreola
http://www.eluniversal.com.mx/graficos/confabulario/24-junio06.htm
3 comentarios

Entradas populares