¿Best Seller, Thriller? ¡¡¡Nooooooooo!!!

Posted by Picasa

Lamentablemente muchos viven tan enfrascados en su guerra contra lo que llaman Best Seller que ocupan más tiempo en eso que en hablar bien de las lecturas de su gusto, pero cada quien ocupa su tiempo en lo que mejor les parece, eso si: que no lo ocupen leyendo un Best Seller, eso si que no es admisible. Al parecer el derecho que cada quien tiene de elegir su lectura no es aplicable a los demás, sino a ustedes.
Nada como la deliciosa lectura de un buen libro a la luz de sus mesas de noche, pero otra cosa es convertir esa experiencia en semejar los claustros eclesiásticos de la Edad Media, como si se tratase de aquellas bibliotecas en las que “el conocimiento” se encerraba bajo fuertes puertas bajo la custodia de quienes “si” podían leer, tanto en la practica, gracias a las graves carencias de alfabetización propias de la época, como a las restricciones impuestas por el clero y otras autoridades a su acceso.
Rara vez celebran que un libro se lea mucho, pero como se quejan de los bajos índices de lectura y sencillamente siguen enfrascados en que cantidad es opuesto a calidad y achacan constantemente peyorativas opiniones en torno a las maniobras de mercadeo que se realizan en torno al libro, sin siquiera cuestionarse la posibilidad de que existan cuatro lectores más que ellos para un libro de calidad comprobada –sentencia que sólo ellos, por supuesto, pueden adjudicarle a un libro- y ponen la más mínima atención a un hecho real y concreto: ¡¡¡Señores!!! hace mucho tiempo que el libro –cualquiera de ellos y no sólo los denostados Best Seller- son un bien de consumo masivo y ya no pertenecen al orden de los exclusivos lectores elevados a la santa y sacra iglesia en que militan.
Pregúntense por unos minutos, si es que son capaces de tomarse semejante molestia: ¿contra qué compite el libro hoy en día? y se darán cuenta que los libros no compiten entre si, sino que más bien se complementan, que hay lectores de todo tipo y no sólo podemos llamar lectores a los que le dedican su tiempo de lectura a aquello que ustedes leen con su relativa exclusividad. La mayoría de ustedes grita a los cuatro vientos la angustia que les producen los bajos índices de lectura en la sociedad, pero qué poco se preocupan por notar que el avance de otras alternativas que ocupan el tiempo libre también son un factor decisivo además de la falta de interés o hábitos de lectura, nótese que nadie admite que se duerme mirando la televisión, que la televisión da sueño, pero cuantas veces no se alega que no se lee porque da sueño y ¡¡¡Jamás he visto a un solo critico!!! Preocuparse de que se eleve ese número de lectores pues al parecer si ese número se eleva entonces la mejor literatura podría convertirse en un Best Seller y eso es inadmisible –para ellos- claro está.
Seguramente estarán pensando que soy un lector de novelas de autoayuda y que Coelho es mi autor de cabecera, lamento decepcionarlos, no lo soy, pero respeto por sobre todas las cosas el derecho que tengo a leer lo que decida leer, sin cuestionar a nadie por su propia decisión. Hoy en día, cualquiera que se reconozca como un crítico serio o siquiera como un simple lector, podría fácilmente admitir que existe mucha calidad en novelas que venden miles de ejemplares y que como en alguna línea se admite en ese artículo titulado “Los nuevos trucos del marketing editorial” de José María Goicoechea (ww.ficcionbrevelibros.com) no necesariamente son exitosos por estar amparados por una campaña de mercadeo. Suelo preguntarle a muchas personas que conozco del medio si han leído la novela El Club Dante del norteamericano Matthew Pearl (editada en español por Seix Barral) y no consigo dar con nadie que la haya leído, fue mi libro favorito del 2004, pero no se trata de expresarles mi opinión, sino de llamar la atención sobre una obra de mucha talla literaria que encaja perfectamente dentro de lo que llaman Best Seller, un thriller clásico basado en nada más y nada menos que las circunstancias que rodearon la primera traducción del Infierno de Dante en Norteamérica, llevada a cabo por algunos de los mejores poetas de ese país. ¿Por qué hablan con tanta autoridad de lo que no han leído? ¿Cuántos no han reconocido jamás contaminarse leyendo un Best Seller y viven hablando de ellos?.
Como todo en la vida, es evidente que la cuestión tiene mucho más de fondo de lo que podemos discutir en unas simples líneas, por suerte siempre habrá espacio para disentir en torno al mercado editorial y la lectura. ¡¡¡Basta de etiquetas por favor!!! ... y “Perdonen las molestias”, como diría Savater...

Iván Niño / Caracas, Venezuela.(LIBRERO)
Publicar un comentario

Entradas populares